logo el futbol de Salto y otras pasiones

publi-header
publi 1

Otros Torneos: Torneo Del Interior Actual

Federal C 2017 – Región Pampeana Norte

Final – Vuelta

foto

Sports Salto arrancó su participación en el Federal C siendo el convidado de piedra, solo porque al pequeño grupo de dirigentes que comandan los destinos futbolísticos del Comadreja se le ocurrió la “descabellada” idea de solicitar una invitación y el Consejo Federal, siempre ávido de sumar equipos, se la concedió, seguramente basándose en los antecedentes no muy lejanos y no por la actualidad. Porque, ¿quién podía apostar, allá por septiembre de 2016, que un equipo con un presente con más penas que glorias podía representar al fútbol de Salto dignamente?

Hacía unos días que Adrián Antonetti había anticipado su salida, por su cuenta, y que su ayudante -y técnico del Sub-23 y la Quinta División- Iván Damonte se había hecho cargo de la Primera; sin embargo, no faltaban los “informados” que aseguraban que la conducción del nuevo DT sería efímera, ya que estaba todo arreglado para que en enero se hiciera cargo del primer equipo un ex-marcador de punta con nada despreciables antecedentes en la dirección técnica de un rival clásico. Trascendido que, si alguna vez tuvo asidero, se diluyó por completo cuando, a fines de año, Damonte, junto a César Sterpetti en la preparación física, comenzó a delinear el nuevo Sports: Un plantel corto y con demasiados juveniles, a los que se le fueron agregando un arquero -del que se decía como única característica que era “colombiano”- , Sixto Dorado -retornado a la actividad después varias temporadas-, los casi desconocidos Maza y Lombardo, el conocido Luciano Araya -que había sufrido una grave lesión unos meses antes-, los habilidosos -pero discontinuos- Joel González y Brian Simaldone y un joven Thiago Weber, que hasta último momento estuvo con un pie en Douglas Haig.

Mientras El Fortín, último campeón de Salto, se desintegraba, Sports se armaba en silencio y sin alimentar demasiadas expectativas.

Sin sobrarle nada, pero sin mayores sobresaltos, pasó con éxito la Fase Clasificatoria, donde comenzó a hacerse fuerte fuera de su cancha.

El haber finalizado en el primer lugar le permitió saltear los Octavos de Final pero, después de casi un mes, el rival de Cuartos no parecía ningún premio, ya que SATSAID asomaba como el gran cuco de la zona. Sin embargo, el que empezó a meter miedo en sus rivales fue el Comadreja.

A esta altura, Iván Damonte actúa -sin protestas ampulosas, sin gestos “tribuneros”- y toma decisiones -para el equipo de la misma forma sin importar el rival, pone y saca jugadores sin mirarle el apellido…- como si llevara años en el oficio -apenas tuvo un corto paso por un Fortín sin demasiadas aspiraciones en 2014- y sus “chicos” contradicen ampliamente lo que expresan sus DNI; y esa experiencia rápidamente adquirida se ratificó en los momentos más calientes del cruce con Club Mercedes. Sports finalista ya no es sorpresa.

El triunfo agónico en Ferré dejó todo preparado como para preparar la fiesta con antelación pero… La diferencia fue tan mínima que no se puede aseverar que está todo dicho, el horario elegido para la revancha no es el más adecuado -de noche, después del Boca-River y todos los demás clásicos, con una iluminación insuficiente…- y, sin embargo, Sports vuelve a sorprender…

El marco de público hace recordar las mejores épocas; aún sin acercarse a aquellos partidos en los que el “Esteban Chiari” parecía reventar, las casi cuatro mil personas que cubren la mitad de la capacidad de sus tribunas resultan algo inédito en este siglo.

Hay banderas que cuelgan de todos lados, pero reina una ansiosa calma… Hasta que la terna arbitral y los dos equipos pisan el húmedo césped y estalla la noche: El humo rojo y negro brota de las tribunas laterales e invade el campo, el silencio se hace estruendo, y el saludo de los protagonistas es un espectáculo que no le envidia nada a las más encumbradas ligas.

Parece que ya nada podrá empañar la fiesta en la Costanera pero, hay once vestidos de rojo y blanco en la cancha, empujados por cuatro centenares detrás de uno de los arcos, que han venido con todas las intenciones de arruinarla y, desde el primer pitazo de Amiconi, se lanzan sobre el área local.

El conjunto de Iván Reyes asfixia al de Damonte y se juega en una sola mitad. A los diez minutos, de la penumbra, surge la elasticidad del moreno Cuenú Mancilla para ahogar el grito de Giamarchi, ayudado por el travesaño y el despeje posterior de Bonomi. La presión continúa, pero sin situaciones claras y, recién a los veinticinco, nadie de Colonial llega para empujar un centro desde la izquierda que atraviesa el área menor.

A los veintiocho Joel Chávez, desde afuera del área, prueba los reflejos de Righetti, que manda al córner un balón envenenado, y es el primer indicio de que Sports está en la cancha pero, dos minutos más tarde, Cuenú tiene que volver a volar, esta vez para sacarle de la cabeza la pelota a Bellón tras un centro desde la derecha.

Ya con el trámite más equilibrado, en una pelota que Araya va a buscar dentro del área, pero de espaldas al arco y casi sobre la línea de fondo, Righetti -desgraciadamente influyente en los dos partidos- se lo lleva por delante cometiéndole falta que Amiconi no duda en sancionar. Luciano Ciraco -capitán, símbolo y goleador- esperó que el arquero se lance hacia la derecha para meter el balón casi en el medio del arco. Una vez más, este Sports hace gala de su altísimo porcentaje de situaciones concretadas. Y también ratica su inconformismo yendo al frente aún en ventaja, por eso no extraña que, ocho minutos más tarde, Ciraco vuelva a quedar frente a Righetti, aunque sin el mejor perfil, y su remate de zurda, después de rebotar en el travesaño, sea corregido por la cabeza de Araya para decretar el 2-0, que segundos antes del final de la etapa se pudo ampliar aún más.

El entretiempo se hace larguísimo, como si algo pudiese modificar el final de una historia que todos adivinan y, sin embargo, la maravilla de este deporte impredecible hace que, en apenas un minuto del suplemento, la incertidumbre comience a hacerse presente: Agustín Lombardo, jugador clave por su facilidad para transformar en ataque cualquier pelota que toma en el medio de la cancha, en su incursión al área levanta la pierna peligrosamente ante el rechazo de Calomino; Amiconi -otra vez irreprochable- le muestra la segunda amarilla y empieza un nuevo partido.

Colonial, que había vuelto de los vestuarios con la intención de vender cara la derrota, aunque sonara utópico y las piernas ya no respondieran de la misma forma, por el gran desgaste hecho en los primeros cuarenta y cinco en un piso ablandado por la lluvia, saca a relucir su corazón y, con Preciado como abanderado, retoma el dominio territorial.

A los nueve y medio apareció Bellón en las alturas y, con un cabezazo bombeado, hizo inútil el vuelo de Cuenú. Lo tan temido había sucedido porque, si bien la diferencia global seguía siendo importante, no es lo mismo para el que tiene que levantar un resultado atacar sin poder anotar que poder lograrlo, tampoco para los que defienden el ánimo es el mismo.

Iván Damonte enseguida buscó parar la embestida rojiblanca y, en dos minutos, sacó a los dos goleadores, en lo que pareció una decisión apresurada, sin embargo, el ingresado Joel González -más hábil y rápido que los remplazados- a los veintitrés tuvo en sus pies -después de una gran jugada de Lucas Chávez- la gran posibilidad de liquidar el pleito pero, entre su demora para definir y la rápida salida de Righetti, el balón terminó en el córner.

Reyes, en su intento por recobrar fuerzas, había mandado a la cancha a Policani y a Barragán y, dentro del desorden que generaba el visitante con sus ataques, el propio Policani pescó una pelota perdida en la línea del área chica y, de espaldas al arco, venció a Cuenú a pesar del agarrón de Bonomi.

Si tres goles en cuarenta y cinco minutos, estando once contra once, parecían imposibles, un gol en un cuarto de hora por jugar, y con superioridad numérica, era lo mínimo que se podía esperar… Si en ese instante del empate se hubiese hecho una encuesta, la definición por penales hubiera arrasado pero, Colonial tan solo tuvo una ocasión en lo quedaba por jugar incluido el tiempo adicionado, y fue a los cuarenta y tres, cuando Policani, desde diez metros y casi recto al arco, le entró de lleno al balón y lo envió a la parte alta del alambrado.

Cuando, a los cuarenta y nueve minutos, el árbitro levantó los brazos e indicó el círculo central se terminó el sufrimiento y se desató uno de los festejos más conmovedores, esperado e inesperado a la vez: Sports Salto, el convidado de piedra, ahora tenía voz, y se hacía escuchar en decenas de cánticos que hablaban del amor por la camiseta y de la gloria de esos colores.

Los diez leones que habían terminado el partido, como si el esfuerzo realizado no fuera tal, cantan saltan y bailan a la par de los demás, y lo seguirán haciendo por una hora más, en la cancha, en el techo del colectivo, en el Palacio Municipal, adonde fueron invitados por el Intendente Ricardo Alessandro, y algunos continuarán en la sede del Club… Y no es para menos, el ROJINEGRO ha entrado al Federal B por la puerta grande, invicto y sin objeciones.


foto foto foto foto foto foto

HUGO GARAVANO (Pte. de Sports Salto):

“¿Cómo lo vivo? ¡Con mucha felicidad! Es el sacrificio de varios años de chicos que vienen de las inferiores… Cuando llegamos nosotros nos propusimos armar un equipo competitivo, trayendo algunos refuerzos, pero dándole la oportunidad a los chicos del club.

Con el apoyo de Patricio Garavano, del cuerpo técnico y del plantel se fueron dando los resultados y se llegó a esto, que es importante para el club, para el fútbol de Salto y para la ciudad.

La verdad que no soñábamos con llegar acá… Uno empieza con las mejores expectativas, pero sabe que tiene un equipo de juveniles y que enfrente había jugadores muy experimentados, con grandes antecedentes, y uno duda de cómo van a responder estos chicos pero, con la garra que le pusieron, se pudo lograr esto.

También hay que destacar el trabajo de Iván (Damonte). Él conocía a los chicos y sabía lo que le podían rendir y no se equivocó, tanto en la elección de los jugadores como en el planteo de los partidos.

La verdad que ver la cancha así fue otra gran alegría… Creo que desde que vino Alvarado a jugar con Compañía que no había tanta gente. Fue muy lindo ver a tantas familias y, sobre todo, a chicos con la camiseta de Sports que son el futuro de la institución.

También quiero agradecer a la Liga de Fútbol de Salto, al periodismo que nos apoyó en esto, a la Intendencia Municipal que, cuando se nos inundó el predio, nos brindó su colaboración en todo lo que hizo falta, a toda la gente que, de alguna u otra manera, ha colaborado y a estos chicos, que han sentido y defendido la camiseta como lo han hecho.

Ahora, con los pies sobre la tierra, pensaremos que es lo mejor para nuestra institución.”


IVAN DAMONTE (DT de Sports):

“Esto significa que en el deporte, ¡la juventud no está perdida! Asumieron el compromiso, desde el primer día hasta el último, siempre con la misma responsabilidad. Y eso me hace sentir bien, ya que es algo que pienso desde que tenía 17 años… Después de mucho tiempo pude hacer que varios chicos se sientan parte de un plantel de primera y no solo en la lista de buena fe, sino adentro de la cancha. En el primer partido y en la final... Siempre los hice sentir de Primera.”


CESAR STERPETTI (PF):

“Este, sin dudas, es el mayor logro que he obtenido en el fútbol… Un ascenso, y menos en Salto, no se vive todos los días. Y para Sports es algo inédito. A más que esto, creo que no se puede aspirar en este momento.

¿Con qué plantel me encontré? Desde la parte humana, extraordinario… El buen humor predominó en todos los entrenamientos, hubo un altísimo porcentaje de presencias, que es fundamental, y la predisposición de los chicos fue del ciento por ciento. Nunca hubo una discusión dentro del plantel, siempre con buena onda y, lo más importante, entrenaron por igual los titulares y los que no venían siéndolo.

Lo que me pidió Iván (Damonte) fue que el equipo estuviera preparado para correr noventa minutos… Por suerte se logró algo muy difícil: Tenerlos muy bien físicamente, y a todos por igual. Por supuesto que hay excepciones, como los chicos que el año pasado no habían entrenado bien y este año todavía se están poniendo en forma. Igualmente, logramos un nivel excepcional, y no por mérito mío, sino de ellos.

Sports es un equipo agresivo, desde el minuto cero hasta el noventa, y nos ha tocado jugar con un hombre menos y tiempos de cincuenta minutos o más, y siempre lo supieron sacar adelante… Realmente, es impagable lo que entregaron en cada partido.”


LUCIANO ARAYA:

“Esto es muy importante para mí. Creo que lo que logramos y lo que se vivió ¡no me lo olvido más! La verdad, fue espectacular.

Estoy muy contento por poder cumplir el objetivo que nos propusimos apenas empezó este Federal.”


LUCIANO BASUALDO:

“Esto para mi significa mucho… Es algo que no me lo olvido más. Tengo una alegría inmensa. Lo más lindo que me pasó, lo que siempre soñé.

Con 18 años, ascender con los colores que amo fue hermoso.

Es la primera vez que me toca vivir algo tan lindo. Estoy muy contento por la campaña que se hizo, por el esfuerzo que hicieron todos mis compañeros y cuerpo técnico.

Y gracias a la gente, por el apoyo y el cariño que recibimos siempre.”


VALENTÍN JOEL BERNAL:

“Para mí, el ascenso fue algo impresionante e inolvidable. Fue increíble lo que vivimos con el plantel y el cuerpo técnico, y estos son momentos que nunca se olvidan y que generan mucha felicidad.

Nos merecimos este ascenso por el grupo y por el club, para darle una alegría a la gente que siempre nos acompañó y estuvo con nosotros.”


DIEGO BONOMI:

“¿Qué significa esto? Amor por la camiseta, alegría, felicidad… Poder brindarme por el club que amo, a mi gente… ¡Esa es mi pasión!

Lograr otro título y a nivel nacional, siendo campeones invictos, para seguir enriqueciendo la historia de Sports, ¡me llena de orgullo!”


JOEL CHÁVEZ:

“Es mi primer título con el club del cual soy hincha, así que significa mucho para mí. Creo que, después de esto, si seguimos así, se nos pueden seguir dando cosas importantes.

Todavía no caigo… Como equipo veníamos mal hacía rato y, que se dé un ascenso así, con muchos chicos del club, con mi hermano, me provoca una felicidad inmensa.

Era esta chance y no la podíamos dejar pasar. Es algo muy lindo porque todo el plantel quedo en la historia del club.”


LUCAS CHÁVEZ:

“No sé cómo explicar la felicidad que siento en este momento… Quería una revancha después de la rotura de ligamentos, de la que me costó cinco años recuperarme bien pero, con mucha garra y esfuerzo diario se me fue dando la posibilidad de volver a jugar en el club donde nací y siempre fui feliz.

Pude disfrutar de jugar con dos de mis hermanos ser campeón.

No dejo de darle las gracias a Dios por este logro, y a mi esposa y mis dos hijas por siempre alentarme a que sí podía volver.

Estoy feliz de ser Comadreja y quiero dedicar esto a mis dos familias: Los Chávez y los García.”


LUCIANO CIRACO:

“La verdad que es lo más importante que viví con el club, por lo que siento una alegría inmensa; porque además se logró con tantos pibes del club y algunos otros de afuera, pero también que no superan los 23 años.

Estoy orgulloso por cómo tomaron la responsabilidad desde noviembre, y este es el fruto de todo ese esfuerzo.”


BRAIAN CRUZ:

“Esto significa mucho para mí, porque estoy desde infantiles en el club y, que se haya logrado el ascenso, es hermoso.

Nunca sentí tanta alegría en mi vida… Gracias a estos jugadores pude vivir algo inolvidable.”


LUIS CUENÚ MANCILLA:

“Esto significa mucho para mí… Es el logro más importante de mi carrera como jugador, por lo que siento una gran emoción.

Todavía no puedo creer que me esté pasando esto tan lindo. No fue fácil ascender, que era el objetivo desde un principio.

Gracias al apoyo de mi familia, que a pesar de la distancia siempre me comunico con ellos y me dan fuerza para seguir día a día, partido tras partido, gracias al cuerpo técnico y a mis compañeros porque, la verdad, este plantel se lo merecía, por el sacrificio, la dedicación y las ganas con las que salimos a la cancha.

Es un plantel bastante joven, pero con hambre de gloria.

Gracias a DIOS, por bendecir a la gente de Sport de esta manera tan maravillosa, como lo es ser campeón de un Federal C.”


NAHUEL DISIMONE:

“Esto significa mucho para mí... Con 17 años pude jugar, aportar cuando me tocó y ascender con los colores que amo… Es algo único. Es una gran alegría, y es lo que queríamos con mis compañeros desde el primer día que empezamos a lucharla.

El objetivo y el sueño se cumplió: Somos CAMPEONES.”


BLAS GABRIEL DOMÍNGUEZ:

“Es una alegría enorme compartir una cancha con ellos, haber sido parte del equipo y poder salir ¡campeón!”


SIXTO DORADO:

“Esto no se compara con nada… Es lo mejor que me pasó en mi carrera futbolística. La satisfacción de salir campeón con el club que me formó, y poder formar parte de este grupo de personas maravillosas, que siempre tiramos para el mismo lado, es genial. No tengo palabras para explicarlo.

Dejé de jugar tres años, porque el trabajo no me permitía entrenar, volví y obtuve mi primer título en SPORTS… Esto me da mucha fuerza para seguir por más cosas juntos.”


DAVID FERNANDEZ:

“Es algo histórico… Creo que todavía no caí. De chicos jodíamos con (Luciano) Basualdo y con (Isaías) Toscano con esto y, que ya me haya pasado, es algo de no creer.

Por eso, por ser hincha, la alegría es doble, y sé que es algo muy bueno para club. Ojalá podamos darle más alegrías a Sports. Tenemos un plantel muy humilde y donde todos tiramos todo para un mismo lado.”


AGUSTÍN GARAY:

“¿Qué significa esto para mí? No sé, es algo inexplicable… Me siento orgulloso por el equipo, por la entrega, por la garra y por la confianza que se ganó partido a partido, y agradecido a los que me dieron la oportunidad de jugar. Gracias a Dios, que siempre está, salió todo como uno pensaba.

Es difícil responder qué siento... Son demasiadas emociones juntas.”


JOEL GONZÁLEZ:

“Es algo de no creer lo que estoy pasando… Fue una linda experiencia para mí jugar un Federal C por primera vez y además tuve la suerte de ganarlo.

Estoy feliz por haber ganado dos campeonatos seguidos (fue campeón de Salto con El Fortín en 2016); es algo que no se todos los días, así que es hora de disfrutar.”


AGUSTÍN LOMBARDO:

“Es un logro increíble; algo muy lindo, que no se vive todos los días y eso lo hace mejor todavía.

Algo qué hay que disfrutar y agradecerlo, y un impulso hermoso en lo futbolístico, que da ganas de mucho más.

¿La expulsión? No me doy cuenta de que le pego… pensé que había trabado. Se me fue larga y me confié que llegaba. Quizá podría haber sacado la pierna.”


LUCIANO MAZA:

“Haber logrado este campeonato y ascenso hizo que el domingo haya sido uno de los días más lindos que me tocó vivir. Ya disputar una final de un torneo así es algo muy lindo y que todos soñamos.

Gracias a la gente y a todos los encargados de haber hecho lo posible para que fuese una fiesta de verdad lo que se vivió en la cancha. Estamos todos muy felices y conformes con lo hecho, y que toda la gente haya podido disfrutar, pero también pensamos en lo que queda del año y ya tenemos que tener la cabeza en el partido con El Fortín. Por último, estoy totalmente agradecido por la calidad de seres humanos con los que paso el día a día en el club.”


BRUNO OCHOA:

“La verdad que todavía no caigo, es algo increíble… En el poco tiempo que llevo en Primera, ya tener un acenso, y con el club que me vio nacer y del cual soy hincha... ¡Siento una alegría enorme! Es un sueño del que no quiero despertar…”


BRIAN SIMALDONE:

“Es una alegría inmensa… Me pone muy contento porque sé cómo se luchó por esto.

Me siento parte del plantel porque mis compañeros me lo hacen saber. Me hubiese gustado estar más presente pero, por cuestiones de trabajo, uno afloja en el entrenamiento y pierde lugar pero, dentro de poco, voy a volver.”


THIAGO WEBER:

“Este ascenso es un logro muy importante, en lo personal y en lo grupal.

Empecé la pretemporada a la par del grupo, y andaba bien... Luego me fui a Pergamino y, cuando volví, el equipo ya estaba casi armado. Me costó volver a estar entre los 16, pero nunca me rendí. Vine a Sports a ganar, no solo a mejorar.

Es mucha felicidad toda junta, porque pienso en todo lo que pasé hasta llegar a Sports, y hoy estoy festejando un ascenso.

Gracias a mi mamá, que nunca me dejó rendirme y siempre me siguió no importa dónde sea.

Me queda mucho por aprender por mi corta edad, pero nunca voy a dudar de mi voluntad para no rendirme.”


foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto

Federal C 2017 – Región Pampeana Norte

Final – Ida

foto

La tranquilidad de Leandro Calomino y la franqueza de Joel Chávez, todavía con las pulsaciones aceleradas, son un buen indicio para entender el porqué de una final bastante “light”.

Por un lado los rumores que dicen que los dos -y hasta los cuatro semifinalistas- ya tendrían un lugar asegurado en el próximo Federal B, por el otro, el nerviosismo lógico de dos equipos que han llegado a una situación casi impensada allá por enero. Pero, como en la dirigencia del Fútbol Argentino lo que hoy se da por seguro, mañana pude ser totalmente desmentido y esto es fútbol amateur, donde la gratificación de una victoria vale más que cualquier cosa, los dos jugaron a ganar, aún con sus previsiones.

Fiel a su estilo, el Comadreja intentó lastimar de movida, pero el remate colocado de Maza rebotó en la espalda de Cusato. Enseguida el conjunto ferrense comenzó a dominar el trámite desde las proyecciones del propio Mauricio Cusato y el despliegue de Calomino y Vázquez, y pronto aparecieron los peligrosos Preciado y Bellón.

Rosendo Preciado buscó su mejor perfil en la medialuna y su remate se fue sobre el travesaño a los cinco minutos, y ciento veinte segundos más tardes Emmanuel Vázquez definió una buena jugada con la misma floja puntería.

Fidel Bellón comenzó a encontrar espacios en la ancha alfombra verde y a preocupar con sus zancadas, pero Preciado no pudo aprovechar la sesión de su longilíneo compañero de ataque. La tibia respuesta visitante llegó con un remate desde lejos de Garay que no preocupó, llegando al primer cuarto de hora.

Un rato más tarde Bellón tampoco pudo darle de lleno al balón y Colonial comenzó a buscar por arriba, pero ahí ganaban Bonomi y Basualdo.

A los veintitrés minutos Agustín Lombardo le ganó en el duelo personal a Cusato y envió un centro rasante, Ciraco tocó a la pasada y Righetti rebotó hacia adelante y, ante la desesperación de García, Joel González casi que se llevó por delante la pelota para que esta ingrese mansamente en el arco.

Ahora sí, como un león herido, Colonial se fue contra el arco de Cuenú y, apenas dos minutos después, Bellón volvió a ganar por la derecha, se acomodó para su mejor perfil -el izquierdo-, pero no se decidió entre el pase al medio y el remate al arco y la pelota cruzó mansa por delante del arquero.

A los veintiocho, tras un córner desde la derecha, avisó Gold Betig sacudiendo el travesaño con un cabezazo, y a los treinta y cinco, el mismo moreno cabeceó magistralmente un tiro de esquina desde el lado opuesto, dejando a Cuenú y sus compañeros como espectadores.

El albirrojo no se conformó con el empate y Lucas Apesato terminó una maniobra individual con un remate defectuoso de zurda que se fue junto al caño derecho, pero la última jugada de peligro del primer tiempo sería para el visitante, cuando Joel Chávez ejecutó un córner desde la izquierda que se fue cerrando, Basualdo no llegó a desviar en su intento por anticipar y Righetti alcanzó a salvar sobre la línea del arco.

El arranque del complemento mostró otra vez a Colonial más ambicioso y, en seis minutos, el 1 Comadreja tuvo que esforzarse dos veces, para desviar un fuerte disparo de Vázquez -dando un rebote que Apesato no pudo corregir- y después ante el mismo mediocampista ex-Sportivo Barracas que, como broche de una buena jugada colectiva, remató desde buena posición haciendo lucir al colombiano.

A los trece minutos se produjo la salida por lesión de Claus Gold Betig -hasta ahí el más sólido de la defensa rojiblanca- y se produjo un quiebre anímico notorio en el equipo local. Joel Chávez comenzó a aparecer por el extremo derecho y a hacer daño con sus centros-pases: A los quince minutos fue Ciraco, quien no tuvo el espacio suficiente para desviar con éxito la asistencia del 10, y a los treinta cuatro el que no llegó a empujarla fue Araya.

Entremedio, un tiro de esquina del “Gordo” terminó en una supuesta falta en ataque con una decena de jugadores buscando el balón casi debajo del arco y, a falta de cinco minutos, el segundo asistente levantó el banderín anulando el festejo de Araya.

Cuando Macheroni -discreto, dentro de un partido sin mala intención- levantó tres de sus dedos marcando el tiempo adicionado, nadie reclamó, ya que el empate parecía justo e inamovible… Salvo que Joel Chávez le acierte al ángulo desde casi treinta metros haciendo gala de su exquisita pegada. El 10 rojinegro acomodó el balón y le mostró a sus compañeros y a todo el estadio cuál era su intención: meter la pelota llovida entre el punto del penal y el área chica. La pelota fue exactamente ahí y tres jugadores rojinegros la fueron a buscar mientras otros tantos albirrojos se chocaban entre ellos. Como la pelota lo superaba, Araya intentó pegarle un manotazo que no llegó a destino, pero que hizo dudar a Righetti y, cuando este quiso reaccionar, el gol ya estaba consumado.

El equipo de Iván Damonte no mereció el triunfo desde el juego pero, como tantas veces, lo terminó ganando por el simple y nada despreciable hecho de ir a buscar cada pelota con el mismo énfasis, desde la primera hasta la última.


foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto
foto

Semifinal – Vuelta

foto

Cumplida la media hora del segundo tiempo, a pesar de que la pelota casi no se detenía -debe haber sido uno de los partidos con mayor tiempo de juego neto- todo hacía presumir que harían falta tiros desde el punto penal para dirimir la historia de esta semifinal.

Hacía un minuto que Contardi había desperdiciado una buena posibilidad rematando alto, entrando al área como “8”. Hacía cuatro que Lawler había caído en el área después de desacomodar a Bonomi y fabricarse el espacio para fusilar a Cuenú… Pareció que el “Perro” lo tomó de la camiseta al “9” albinegro, pero el árbitro -cerca de la jugada- optó por mostrarle la amarilla al delantero, que exageró la caída.

Lejos había quedado la primera situación del complemento cuando, habiéndose jugado tan solo cuarenta segundos, el propio Bonomi había despejado casi en la línea, evitando el gol seguro de Parra que, perfectamente habilitado por un compañero y entrando al área por el vértice derecho, había definido ante la salida desesperada de Cuenú. Sports, que apenas había inquietado con un remate de Joel Chávez que le hizo sombra al caño izquierdo a los seis, comenzaba a respirar con alivio a falta de quince minutos para el final.

Más lejos aún había quedado el primer tiempo, en el que el local había contado con la mejor situación a los treinta cuatro minutos, cuando Franco Gatti entró velozmente y en diagonal al área, ante la salida de Cuenú remató con la cara externa del pie derecho, la pelota dio en el segundo palo y, desde el piso, vio como el rebote le pasaba por al lado para ir a parar a las manos del arquero. Tan difícil de contar la jugada como de entender cómo esa pelota no entró.

Siguiendo con el primer tiempo, a los cuatro minutos pareció que se repetía la fórmula que tan buenos resultados le ha dado al Comadreja en los últimos partidos: Joel Chávez, tirado como wing derecho, envió el centro rasante y Ciraco, por poco, no pudo definir; por detrás llegó Joel González y terminó chocando con el arquero, en una jugada donde tanto pudo ser penal como falta sobre Calabria.

A los once minutos fue Joel Chávez quien busco el arco, pero su media vuelta desde el borde del área se fue afuera.

A los catorce muy pocos se hubiesen animado a apostar que el tiro libre de Román Díaz, desde una posición ideal para el zurdo, no terminaría en la red, pero el balón tardó algo en caer y lo hizo sobre el techo del arco.

A los dieciséis minutos Bonomi cometió la segunda falta sobre Román Díaz y se ganó la amonestación, y esto terminaría favoreciendo al rojinegro, ya que el experimentado defensor/mediocampista le dejó la posta a Thiago Weber, en cuanto a la custodia personal del “10” mercedino y, a partir de ahí, Bonomi se olvidó de los roces y se dedicó a cubrir los espacios, y al juvenil ex-Cusa le bastó con su velocidad de anticipo para hacer que el calvo ex-futbolista profesional pase a ser un simple espectador.

De todas formas, la “ausencia” de Díaz fue bastante bien disimulada por Franco Gatti, Lawler y Parra, que preocuparon a la defensa visitante. El primero de ellos volvió a ser protagonista un minuto antes del final de la etapa, cuando llegó al fondo por la izquierda y envió el pase al medio, que “Dida” controló arriesgando su físico. Antes, en una jugada calcada a la primera del partido, Luciano Ciraco -obstaculizado por Biglia- no pudo darle de lleno al balón tras la cesión de Joel Chávez.

Volviendo al último cuarto de hora, Damonte había intentado darle más oxígeno a su equipo con Dorado por González, mientras que Walter Díaz seguía apostando por los mismos once del comienzo, aunque las piernas ya no respondieran de la misma forma. Seguramente algo de esto le debe haber sucedido a Gastón Godoy cuando, faltando diez minutos, le cometió una falta desde atrás a Joel Chávez y Víctor Hugo González le indicó el camino de los vestuarios.

En los últimos tiempos es muy común ver cómo el equipo en inferioridad numérica duplica esfuerzos y termina complicando a su rival, sin embargo, inmediatamente, se podía adivinar en los rostros de unos y otros que no sería esta la ocasión. Por si hacía falta un mensaje más claro para sus dirigidos, Damonte cambió al llamativamente opacado Lombardo por Luciano Araya.

Dos minutos y medio después de la expulsión de Godoy, ya con el juego lejos de Cuenú Mancilla, Sixto Dorado remató al arco desde unos veinticinco metros, el balón picó antes de llegar y Calabria alcanzó a sacárselo de encima mandándolo al córner. El centro de Joel Chávez fue rechazado a medias y Ciraco volvió a meter la pelota en el área chica, otro despeje defectuoso y Araya que no puede entrarle bien a la pelota termina encontrando la cabeza de Luciano Maza en el otro palo. El arrecifeño tuvo tiempo de elegir el destino del balón para ubicarlo lejos del alcance de Calabria y empezar la carrera más feliz de su vida.

Ahora sí no cabían dudas de cuáles eran los ánimos de los protagonistas. La suerte estaba echada, pero aún le faltaba el último adorno a la fiesta Comadreja: Joel Chávez -partícipe necesario de todas las jugadas de peligro- le ganó la espalda a Biglia y este lo bajó antes de que el “Gordo” enfrente al arquero ganándose la expulsión. El tiro libre, a la derecha de la medialuna y casi sobre la línea del área mayor, tuvo los preparativos de cualquier tiro libre, pero casi nadie pudo ver el balón hasta que levantó la red ingresando por el ángulo superior derecho.

Impensadamente hasta unos minutos antes, exageradamente de acuerdo al trámite del partido, Sports volvió a ganar y a liquidar la llave fuera de su casa.

Falta un último paso. Quizá no sea el más difícil, pero sí el más importante, y este equipo ya demostró que no sabe de imposibles ni de renuncios… Reiteradamente.


foto foto foto foto foto foto foto foto foto

“Creo que en ningún momento, ninguno de nosotros, pensó en los penales, sino que se iba a definir en el juego. Después de la primera expulsión ellos empezaron a mermar físicamente y nosotros a llegar con mayor frecuencia.

La jugada del gol fue sorprendente… Jamás me había quedado una pelota así. Después de un córner bien cerrado de Joel Chávez, que la alcanza a despejar a medias el hombre del primer palo, hubo una serie de rebotes y, cuando vi que Araya iba a patear creí que el gol lo hacía él pero, salió direccionada hacia mí… Cuando me quedó la pelota adelante solamente era tocarla… Fue un segundo en el que sentí y pensé todo: tener que hacer el gol y felicidad por ya querer estar corriendo, gritando y abrazándome con los chicos. Fue un momento y una jugada hermosa; afortunada, pero hermosa.

Me siento muy contento por haber sido partícipe de un partido así, tan emocionante, desde que entré a la cancha, y agradecido de haber estado en ese lugar para poder quebrar el resultado, y poder disfrutar ese gol y el del “Gordo” con el plantel.

Aún mayor fue la felicidad y, ni hablar el agradecimiento, cuando llegamos a la sede y la gente nos recibió de tal manera… A veces hace falta eso para darnos cuenta del sufrimiento que hubo a lo largo de los noventa minutos, no solo nuestro, sino de toda la hinchada Comadreja, que nos dio su aliento y apoyó en todo momento.

Así que, ahora a aferrarnos a esto y a todo lo que venimos haciendo día a día en estos meses para afrontar lo que queda del Federal y del Campeonato Local con el mayor de los compromisos y de las responsabilidades; sin perder de vista el objetivo y dejando la piel en las dos finales.” (Luciano Maza)


foto
foto

Semifinal – Ida

foto

Bastaron unos pocos minutos para comprobar porqué Club Mercedes llegó adonde llegó y que el “Loco” Román Díaz, al contrario de sus coterráneos del SATSAID, no sigue jugando solo con el nombre.

Con el “10” moviéndose por todo el frente de ataque, tratando de fabricar espacios para sus compañeros o para él mismo, el albinegro ahogó al Comadreja desde el arranque y expuso a Agustín Garay a jugar al borde de la tarjeta -Asenjo se la mostró recién en la tercera vez que la mereció-, pero la defensa rojinegra parecía infranqueable, todo lo contrario que la del equipo visitante, que se complicó sola a los doce minutos, permitiendo que Ciraco quede cara a cara con Calabria: “El Luchigol” intentó la gambeta por afuera, pero el balón le quedó corto y en las manos del arquero.

A los veinticuatro Calabria respondió bien ante un tiro libre de Joel Chávez que llevaba las peores intenciones y a los treinta y cinco la defensa visitante intentó dejar adelantado a Ciraco, pero solo logró dejarlo una vez más en soledad ante el arquero; esta vez el capitán Comadreja se apresuró a definir y su remate defectuoso se fue desviado.

Mientras tanto Román Díaz seguía buscando, pero recién a falta de dos minutos para el final de la primera etapa pudo encontrar un hueco para sacar el remate y exigir a Cuenú, que controló en dos tiempos.

En el complemento Sports tomó la iniciativa, Joel Chávez probó de lejos y Calabria alcanzó a mandar al córner un remate que se había hecho difícil después de dar un pique a pocos metros del arquero. A los ocho minutos Ciraco se puso el traje de habilidoso, dejó a tres rivales en el camino y no le pudo dar potencia al remate final permitiendo la atajada de Calabria.

Iban quince minutos cuando Joel Chávez se dispuso a ejecutar un tiro libre recostado sobre la derecha; todos esperaban el centro al área o el remate al arco, pero el 10 rojinegro tocó al medio para la llegada de Lombardo, que acomodó el balón y sacó un disparo seco, contra el caño izquierdo de Calabria para abrir el marcador.

Lejos de conformarse con la diferencia, el once de Damonte salió a buscar el golpe de gracia y, dos minutos más tarde, Joel Chávez envió un centro rasante desde la derecha, un defensor en su intento por rechazar le dejó la pelota servida a Joel González, el rosarino tuvo tiempo suficiente para elegir el destino del remate, pero no la puntería necesaria. Sesenta segundos después, otra vez el “Gordo” Chávez llegó al fondo y envió el centro, Ciraco se anticipó a la marca y desvió la pelota con destino de red, pero esta rebotó en el sorprendido Calabria y se fue al córner.

Hace unos días, a iguales situaciones, Sports hubiese conseguido una ventaja tranquilizadora, pero tampoco había mucho por preocuparse, ya que Román Díaz parecía extenuado y los cambios no le daban resultado al albinegro. Sin embargo, de una pelota parada y una peinada de Lawler, Cuenú tuvo que realizar la atajada del partido para evitar el empate a los veinticuatro.

Inmediatamente, Damonte metió dos cambios con la idea de mantener al rival lejos de su área y, un rato después, en una escapa de Lombardo, al que Cabral bajó de atrás sin contemplación, Mercedes se quedó con diez hombres y la posibilidad de empatar cada vez más lejana. Pero a los cuarenta volvió a aparecer Román Díaz, esta vez recostado por la izquierda, para sacar un remate cruzado, sin demasiado ángulo, que sorprendió en parte al 1 Comadreja y se metió junto al caño opuesto.

El puñado de minutos que restaban no le alcanzó a Sports para volver a meterse en el partido, seguramente sintiendo el trajín de los últimos días y las situaciones desperdiciadas. Por lo menos tuvo el consuelo de que Minetti, a los noventa y dos, le entrara mal al balón malogrando una buena ocasión de llevarse los tres puntos para Mercedes.


foto foto foto foto foto foto foto
foto

Cuartos de Final - Vuelta

foto

Este partido, en la cabeza de los técnicos, se comenzó a jugar allá por las 18,30 del sábado 4, ni bien terminados los primeros noventa minutos de la serie y, lamentable inundación sufrida en Salto mediante (a propósito: El piso del Esteban Chiari -aunque lógicamente blando- resistió estos noventa minutos a la perfección, algo casi increíble si se tiene en cuenta que setenta y dos horas atrás estaba bajo una capa de agua de casi medio metro), Damonte y Blanco tuvieron tiempo de sobra para planificar la revancha. El primero, más aliviado por el resultado, teniendo que remplazar a Diego Bonomi -hoy pilar, sobre todo, anímico de la defensa rojiengra- y a la habilidad incisiva de Joel González con alternativas mínimas; el segundo, con un plantel más rico, pero con cosas por mejorar desde un extremo al otro.

Blanco metió mano en todas las líneas, buscando más rapidez defensiva, mejor concepción de los ataques y más agresividad en la zona caliente; Damonte -aún no recuperado el experimentado Federico Pomba- volvió a sorprender, esta vez armando una zaga central con jugadores de 17 y 18 años… -“Tras la suspensión de Bonomi y la vuelta de Bernal no me quedaban muchas posibilidades, así que confié en (Thiago) Weber como primer central. Si no me animo a poner a un chico que tiene tres años en Primera no puedo ser técnico. Le di toda mi confianza y le dije que si las tenía que revolear a todas, que no dudara, y si creía que podía salir jugando, lo hiciera…”


-Sí, pero lo pusiste al lado de uno de 18 y delante de ellos a otro de 17…

-“Lo que pasa que es que a Basualdo y a Garay los conozco bien, y para mí ellos no son chicos… No te voy a decir que iría a la guerra con ellos, porque sería cursi pero, si por una de esas cosas poco posibles, se me diera la oportunidad de dirigir en otro nivel, intentaría llevármelos a los dos conmigo.”


-Me imagino que tendrías algún temor antes del partido, como arrancar perdiendo…

-“Seguro, pero lo que más me preocupaba era que salieran a esperar, ordenados, con una línea de cuatro bien parada… Hasta último momento dudé entre poner un carrilero por izquierda o dos puntas; como me decidí por esto último, con Joel Chávez suelto por izquierda, le dije al “Gordo” que estuviese atento, que si salían a atacar no lo iban a marcar e iba a tener posibilidades, y así fue.”


Y así fue, nomás, cómo el juego le volvió a dar la razón al DT Comadreja: SATASAID salió decidido a ser protagonista, siendo dueño exclusivo del balón pero, falto de ideas, comenzó a chocar contra la muralla rojinegra y, antes de los cuatro minutos, en la primera oportunidad que el local pudo pisar campo rival, Lucas Chávez mostró su espíritu ofensivo dejando rivales en el camino yendo de la derecha al medio, hasta que vio llegar a su hermano Joel, y Joel (el “Gordo”), desde veinticinco metros remató al arco sin dudarlo, Flores, como en la ida, dio rebote, y Araya mandó el balón al fondo del arco.

Por si la premonición de Damonte no se había cumplido del todo, un rato después, en la segunda incursión Comadreja, Araya lo dejó al “Gordo” igual de solo que en la anterior, pero adentro del área, y esta vez Joel tuvo tiempo de elegir el destino de la pelota para ¿sentenciar la historia?

A pesar de la incredulidad, pero dentro del vértigo que cobraba el partido, el conjunto visitante hilvanó su mejor jugada colectiva y Durán achico la diferencia cuando quedaban más de setenta minutos por delante, por lo que nadie se podía animar a decir que estaba todo dicho.

Sin embargo, cuando la alegría rojinegra podía peligrar, empezaron a crecer las individualidades, y así Weber y Basualdo fueron cobrando altura, Bernal y Lombardo, cada uno por su lado, descomprimieron la presión rival con sus proyecciones, y los demás acompañaron hasta llegar al descanso sin mayores sobresaltos.

Desde el arranque del segundo tiempo SATSAID metió a Sports en su campo, pero la noche seguía tranquila para Cuenú, hasta que Luciano Maza -de buen primer tiempo- perdió una pelota infantilmente lejos del arco y, más inocentemente aún, cometió una falta de atrás ganándose la segunda amarilla de parte del irreprochable Maximiliano Macheroni.

A partir de ahí -9 minutos- al Comadreja se le hizo casi imposible atravesar la línea media; Ciraco y Araya les dejaron sus lugares a Dorado y Simaldone para renovar esfuerzos, pero las piernas comenzaron a flaquear de tanto correr detrás de la pelota en un piso blando, y el “Dida” colombiano fue agrandando aún más su figura ante los embates desprolijos del elenco blanco, que manejó el balón criteriosamente hasta las cercanías del área, pero careció de repentización -como en la ida- en la zona de definición.

El pitazo final resonó como un alivio -no por la incertidumbre del resultado- para esos diez leones que apenas podían mover las piernas pero, con el último aliento, alzaron tímidamente los brazos y clavaron la mirada firme en el objetivo final.


-¿Y ahora Iván? ¿Cuál es la prioridad?

-“No queremos descuidar el Torneo Local, pero el objetivo es pelear por el ascenso. No nos vemos lejos… En el Local, de última, nos podemos recuperar. Igualmente, siguiendo en el Federal la motivación va a ser mayor para afrontar los dos torneos.” (Iván Damonte)


foto foto foto foto

“Sabíamos que tienen jugadores con experiencia, pero los partidos hay que jugarlos y nunca nos preocupamos por eso... La mayoría somos pibes del club que siempre aspiramos estar donde estamos y vamos a tratar de hacer lo mejor para el club.

¿Con qué sueño? Sueño todos los días con cosas grandes… Uno siempre piensa en lo que puede llegar a pasar más adelante, pero estoy tranquilo, y por el momento pienso en esto que tanto queremos, como la gente.

La cancha estaba pesada, muy blanda, pero la actitud del equipo estuvo siempre presente, como lo venimos demostrando hace mucho. Este es un equipo que sabe lo que quiere, sabe para qué está, conoce sus limitaciones y la función que debe cumplir cada uno. Tenemos una humildad que nos caracteriza, y eso creo que es lo más importante.

La hinchada de ellos fue una motivación más, porque siempre quiero jugar esos partidos con hinchadas cantando los noventa minutos, y que lo televisaran es un premio que nos pudimos dar como equipo… Pero, a la hora de entrar a la cancha, uno piensa en hacer las cosas bien y las cámaras son secundarias… Lo importante es estar metido y concentrados en lo que tenemos que hacer.” (Agustín Garay)


foto foto

Cuartos de Final - Ida

foto

El viaje a Ituzaingó significaba el primer mojón trascendente para la ilusión Rojinegra de volver al Federal B. Indudablemente, en los papeles, el cruce de Cuartos no se presagiaba sencillo de superar, teniendo en cuenta lo promocionado de su rival y los múltiples apellidos de renombre pero, no todo lo que nos cuenta la TV suele ser cierto y a veces los años pesan demasiado…

A la experiencia de Cristian Tavio (37 años, ex Huracán, Independiente, Olimpo, Banfield, entre muchos otros), Iván Portillo (30, casi 300 partido entre Laferrere y Midland), Manuel Rodas (38, casi 500 partidos entre 1ª y Ascenso desde el debut en Atlético Rafaela), Rodrigo Mannara (37, Lanús, Racing y muchos más) y Paolo Frangipane (37, Belgrano, Grecia, Colombia, Chile, Rumania, etc., etc.), Iván Damonte le opuso la frescura de un equipo joven, con algunos extremos, como Agustín Garay y Thiago Weber (ambos de 17 y el segundo debutante absoluto en este tipo de torneos) y, antes del primer minuto, el juego comenzó a darle la razón al también poco experimentado técnico Comadreja: Agustín Lombardo -casi un wing derecho- llegó al fondo forzando el tiro de esquina y del mismo Luciano Maza cabeceó solo, pero sin dirección. Dos minutos después se repetiría la acción, pero esta vez rechazaría un defensor de los blancos.

Pasado el primer sofocón, el conjunto local trató de poner la pelota en el piso y de recuperar el libreto que hasta ahí le había robado Sports pero, tras una pelota llovida a espaldas de la defensa que no debía traer mayores complicaciones, Luciano Ciraco metió el cuerpo entre dos rivales y enfiló hacia el 1 a 0. Enseguida, Joel González encaró desde la izquierda al centro dejando defensores parados con gran facilidad y su remate de derecha, ante el achique del arquero, se fue increíblemente afuera.

SATSAID insistió con el toque, la salida limpia, la apertura a las puntas y el remate con poco ángulo o el centro al área que no encontraba receptor… Y a los catorce minutos el impecable Bruno Amiconi sancionó una falta en una posición ideal para Joel Chávez, pero el remate del 10 se desvió en alguien y cayó en la cabeza de Luciano Basualdo que terminó de descolocar a Flores. 2 a 0, y la sorpresa ya era estupor.

La impotencia dominaba los ánimos de los jugadores locales, que se apresuraban en el área de enfrente y llegaban tarde en la propia y así, cada pelota que rondaba el área se transformaba en una pesadilla para Tavio y compañía que cometían faltas innecesarias. A los 27’ Flores no pudo retener un tiro libre de Joel Chávez y Joel González no alcanzó a conectar, y dos minutos más tarde, desde el costado izquierdo y a diez metros de la línea de fondo, el propio Chávez volvió a buscar el rincón derecho de Flores y esta vez le quedó el gol servido a Basualdo.

Si bien la lluvia aún no había comenzado, el 0-3 cayó como un balde de agua helada sobre la ruidosa y colorida hinchada local y, por primera y única vez en la tarde, por unos minutos reinó el silencio, cortado por el aliento de algún saltense que no estaba menos sorprendido.

El último cuarto de hora casi que estuvo de más, y el telón del primer tiempo cayó junto con las primeras gotas y un proyectil que, por suerte, no dio en ningún protagonista y terminó siendo el único hecho vergonzante de la tarde.

En el arranque de la segunda mitad, el local mostró que vendería cara la derrota y arrinconó a Sports desde el despliegue y el criterio de Gabriel Almirón. A los 11’, de tanto ir, llegó el descuento con los dos ingresados como protagonistas: Una buena jugada de Oviedo terminó en un centro que Cuenú no pudo interceptar y Tebes se metió con pelota y todo en el arco anticipando a Basualdo.

Rápido de reflejos, Damonte mandó a David Fernández por González, a ocupar una posición inusual como la de mediocampista adelantado por derecha y, a los pocos minutos, Sports salió del asedio permanente y comenzó a insinuar un cuarto gol, que no llegó porque a Maza y a Joel Chávez les faltó lucidez a la hora de enfrentar a Flores.

SATSAID continuó yendo, pero sin claridad, y más allá de algún remate con sensación de gol, terminó agrandando las figuras de Cuenú, Bonomi y Basualdo.

Sports dio el primer paso, un gran paso, ante un equipo que esta vez dio todas las ventajas, pero a esta historia le falta un capítulo, que se comenzará a desentrañar en los primeros minutos de los últimos noventa.


CARLOS ABEL RIGGI


foto foto foto foto foto foto foto
foto

Federal C 2017 – Región Pampeana Norte – Zona 5

Tercera Fecha – Segunda Rueda

foto foto foto foto
foto foto foto foto foto

“Pienso en lo que le paso a clubes importantes, que después de lograr títulos se desploman, el caso de Banfield, o el propio Leicester inglés, salvando las más que obvias diferencias, y es por eso que lo deportivo queda en un segundo plano. Estamos convencidos de que hicimos lo que había que hacer: no hay reproches. La próxima nos va a encontrar con más experiencia y mejor preparados. Además, el CAMPEÓN DE SALTO no podía estar ausente del Federal C.

Parte de ese aprendizaje del que hablamos es no perder de vista quiénes somos, para qué estamos y cuál es nuestra historia.

Hoy tenemos la posibilidad de contar con chicos que vienen pidiendo cancha y, con trabajo, podemos tener buenos resultados en un futuro no muy lejanos, por eso Antonio Balbiano fue nuestra primera opción, y más cuando nos planteó su cuerpo técnico. Manejamos varias alternativas y hubo ofrecimientos realmente interesantes. Hoy la gente del fútbol quiere trabajar en El Fortín, sin embargo estamos convencidos que elegimos la mejor opción, al cual vamos a tratar de brindarle todo lo mejor que esté a nuestro alcance.

Más allá de que en este proceso que arranca no vamos a estar pendiente de los resultados, tenemos muchas esperanzas en el trabajo del cuerpo técnico y el rendimiento del plantel que se está conformando. Tenemos que ir partido a partido y no tengo dudas de que vamos a dar pelea.

Nuestro objetivo este año es crecer y fortalecernos en lo institucional, para lo que tenemos que redoblar los esfuerzos… Ya sabemos lo que es ser campeón, jugamos un torneo Federal… Ahora hay que lograr otros objetivos, hay que fortalecer el fútbol infantil, juvenil, trabajar en lo social… Sin duda salir campeón fue una alegría inconmensurable, pero que un montón de pibes se pongan la aurinegra sin que tengan que pagar una cuota, ser una institución inclusiva, es nuestro mayor orgullo. Queremos seguir en ese camino y, sobre todo, que estos pibes puedan entrenar en lugar propio, que es nuestro mayor anhelo, por eso nuestro esfuerzo este año va a estar dirigido a devolverle a la sociedad lo mucho que nos brinda, apoyándonos y acompañándonos.”


foto foto foto
foto foto
foto
foto

Segunda Fecha – Segunda Rueda

foto foto foto foto foto foto

En el primer partido sufrimos tres goles de pelota parada y sabía que con “Lucho” (Basualdo) y con Pomba ese problema no lo íbamos a tener. Pomba todavía no pudo jugar, pero sé, porque lo conozco de las inferiores, que el fuerte de Lucho es el juego aéreo y sé lo que puede dar en ese puesto. El año pasado lo ponían de marcador de punta o de volante y se perdía.

Otra satisfacción es haberle dado la responsabilidad a “Bimbo” (Garay) de, cuando no ha estado Maza, de aguantarse solo el mediocampo y que lo haya sin problemas. Uno podía tener dudas por la edad (17 años) y la poca experiencia, pero no dudamos de las condiciones que tiene. Es lindo ver que cuando ponemos a un chico, como Bruno (Ochoa) o Nahuel Disimone, rinde a la altura de los más grandes.

Siempre se dice que hay que apostar a los chicos pero, muchas veces no dan los tiempos o no se tiene el apoyo de los dirigentes… Por suerte hasta ahora va saliendo bien.

La idea es apostar por los jugadores que tiren todos para un mismo lado. Yo digo que, en cada categoría, hay cuatro o cinco jugadores a los que les gusta entrenar… El que no puede por distintos motivos, no quiere o siempre tiene algún problema, lo dejamos de lado y apostamos por los que quieren entrenar. Entre un jugador superior pero que entrena salteado y uno que no falta, me quedo con este último, porque sé que le puedo sacar más provecho a la hora del partido.”


foto foto foto
foto foto foto
foto foto
foto foto foto

Primera Fecha – Segunda Rueda

foto foto foto foto foto foto foto foto foto
foto

¿Si estoy motivado? A fin de año, cuando decidí no seguir en Sports, tenía pensado dejar el fútbol. Me fui de vacaciones como un exjugador; cuando volví fue que me llamó el Cabezón, me entusiasmé, lo hablé con mi familia y ellos me dijeron que si tenía ganas de jugar lo tenía que hacer. Arranqué a entrenar y me desgarré, volví a jugar y me desgarré de nuevo, ahora me lesioné otra vez… Estoy pagando el precio de haber estado cuatro o cinco meses parado, pero me quiero poner bien para arrancar el torneo local…

Las ganas están intactas, pero primero tengo que hablar con el Cabezón y después decidiré si sigo en El Fortín. Él me trajo y corresponde que hable con él para saber qué piensa, pero lo más probable es que no siga. Creo que la gente de El Fortín me va a entender.

Escuché que alguien de la platea de Sports me gritó algo así como “Lo dejamos ir porque está reventado”, y la verdad que me molestó, porque es la primera vez que me gritan en una cancha. Habíamos tenido un encontronazo con Lucas Chávez -algo de partido de lo que después nos reíamos- y, cómo en ese momento estaba cansado y me dolía mucho la pierna, pude escucharlo y creo que reconocí la voz. Cuando llegué a mi casa se lo comenté a mi señora porque seguía con bronca pero, si me cruzo a esa persona, hasta lo saludaría porque no fue algo grave, pero sí que me sorprendió para mal.

Eso ya pasó, ahora solo pienso en ponerme bien y decidir adónde voy a jugar.”


foto
foto
foto
foto foto
foto

EL OTRO PARTIDO DE LA ZONA

Gimnasia y Esgrima 3 (Julio Cejas 24, Franco Cagnone 69’ y Matías Rotondi 75’) vs. Deportivo Colón 1 (Emiliano Ábalos 31’)
foto foto foto

Tercera Fecha – Primera Rueda

foto foto foto foto publi
foto foto foto foto foto foto foto foto publi
foto foto foto foto

Segunda Fecha – Primera Rueda

foto foto foto foto foto foto foto foto foto publi
foto foto

CARLOS NAVARRINE (DT de El Fortín de Salto):

“La verdad que pretender algo bueno con la poca preparación que hemos tenido es imposible: A los jugadores que vienen de afuera si los vi dos veces es mucho, pero no nos quedó otra que traerlos porque nos quedamos sin jugadores.

Los jugadores que se fueron se comportaron muy mal: Antes de entrar en el torneo averiguamos los costos y les dijimos a los jugadores que entrábamos si ellos se quedaban, porque era un premio para ellos que no cobraron en todo el año. Nos dijeron todos que sí, y se terminaron yendo el noventa por ciento. Eso nos mató. Es imposible armar un equipo competitivo, para un Federal, en un mes…

Soy contrario al jugador foráneo, y más si no se lo puede tener para entrenar. La mayor virtud de El Fortín en 2016 fue la unidad del grupo, y este año ya no es así.

Si sigo, los cuatro foráneos no vienen más. Noto la disconformidad en los jugadores locales cada vez que armo el equipo o hago un cambio, y tienen razón, porque ellos se sacrifican entrenando en la semana en las peores condiciones. El año pasado entrenábamos en la escuela San Martín, que se parecía a una cancha, pero ahora lo estamos haciendo adelante del Museo del Campo, donde hay un pedazo verde, porque nos quieren cobrar para usar el espacio del C.E.F.

Ojo, los jugadores que se trajeron son muy buenas personas, quieren venir a entrenar, pero nosotros no los podemos traer. La culpa no es de ellos sino nuestra.

Hoy estoy pensando qué voy a hacer. Apenas terminó el partido dije que no seguía más, pero no por el 8-0, sino porque no le encuentro la vuelta al equipo, por ahí agarra otro y le encuentra la vuelta…

Contra Sports tuvimos muchas desconcentraciones: No nos pueden hacer tres goles de pelota parada. Esta vez nos hicieron uno y otros dos los salvó el arquero.

Hasta los veinte minutos más o menos la fuimos llevando, hasta creamos situaciones… Después fue un descontrol total. En el entretiempo no sabía qué decirles, que agujero tapar… No había forma de acomodar el equipo.

Ellos tienen algunos jugadores de buen físico, estuvieron muy concentrados y el 10 se nota que juega bien pero, de ninguna forma son mucho más que los equipos de acá.

Hoy mi cabeza, y es grande eh, anda a mil: Se me cruzan distintas formaciones, la idea de no seguir… Sé que se puede mejorar: Ayer volvió “Nacho” (Velázquez) que está trabajando, falta “Nico” (Navarrine) que está lesionado, el “Bare” (Mariano Parrillo)… Con ellos sería distinto, pero estamos flaqueando mucho en defensa. Sinceramente no sé qué va a pasar de acá al domingo.”


foto foto foto publi

Primera Fecha – Primera Rueda

foto foto foto foto foto foto foto foto foto publi
publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral