logo el futbol de Salto y otras pasiones

publi-header
publi 1

Otros Torneos: Torneo Del Interior Actual

Federal C – Región Pampeana Norte – Zona 5

Tercera Fecha – Segunda Rueda

foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto

El resultado quedó a resolución del CFFA, siendo muy factible que se le dé por ganado el partido a 9 de Julio, con lo que quedaría como puntero en la zona, escoltado por Racing Club de Colón.


CRÓNICA DE UN FINAL EVITABLE


Todo comenzó el jueves por la noche, cuando se supo que Compañía y 9 de Julio jugarían sin público visitante, y se agravó al día siguiente, cuando la medida se extendió al público local.

Es cierto que estos dos equipos en los últimos tiempos han protagonizados partidos decisivos con algunos incidentes, tanto dentro, como fuera del campo -por suerte ninguno de mayor gravedad-, pero estos hechos deberían haber sido sancionados en su momento, y no a pocas horas de un nuevo enfrentamientos y sin motivos expresos. Esto lo primero que motivó fue la exasperación de dirigentes y simpatizantes, los primeros por la enorme pérdida económica que esto significaba y los segundos -los genuinos- por no poder alentar a su equipo en un partido decisivo.

Desde ya que desde este medio jamás se va a justificar un hecho de violencia, pero como en cualquier hecho delictivo hay atenuantes.

Lamentablemente, desde que al APreViDe se le dio la absoluta potestad de decidir sobre los espectáculos deportivos, todo se soluciona prohibiendo el ingreso de simpatizantes, sin ningún tipo de discriminación, y/o exigiendo una cantidad exagerada de efectivos, que nunca se corresponden con la cantidad de público posible.

Esta vez fueron 50 efectivos para un partido que tuvo igual cantidad de espectadores (mitad del local y mitad del visitante) y un operativo que, supuestamente, abarcaba cien metros a la redonda del estadio; por lo menos así estaban dispuestas las vallas.

Sin embargo, al producirse el incidente entre los jugadores y el árbitro, varios simpatizantes estaban dentro del predio o subidos al tapial, para luego ser reprimidos con balas de goma, cuando nunca debieron llegar hasta ahí.


foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto

¿HAY OTRA FORMA?


Que un jugador -o cualquier integrante de los cuerpos técnicos- agreda a un árbitro es algo que no se puede evitar, por proximidad, ni con un ejército. A estos es muy fácil de identificar y, en la gran mayoría de los casos, son sancionados como corresponde. El tema pasa por los espectadores, para los que hay una casi inútil Ley del Deporte que muy rara vez se aplica.

Si en lugar de pretender solucionar todo con innumerable cantidad de efectivos policiales, y de otras fuerzas, a los partidos de supuesto riesgo se enviara un camarógrafo y un veedor -pero alguien responsable, que cumpla con su función a rajatabla, y no alguien sin ningún compromiso, que toma esta función como una extra, que no solo no ve, sino que muchas veces ni siquiera espera a que finalice el partido para pasar por tesorería y marcharse- sería muy sencillo identificar a los violentos y prohibirles el ingreso, o aplicarles la pena que les corresponda. Para eso sí se necesita de la policía, y no que esto tenga que ser responsabilidad de los dirigentes, que suelen soportar represalias de todo tipo.

Parece imposible que esto se lleve a cabo, y más cuando la máxima autoridad del CFFA en la zona, el Presidente de la Liga de Fútbol de Salto y Delegado Federal, Don Jorge Garavano, ni siquiera concurre a la cancha como para brindar su opinión sobre los hechos.



Segunda Fecha – Segunda Rueda

foto foto

“Sabíamos que en el segundo se nos iban a venir, porque el resultado los dejaba afuera, y fue así, pero no lastimaron mucho y nosotros no pudimos aprovechar las situaciones que tuvimos para liquidar el partido. Y al final pasó lo que tantas veces: en una jugada ellos encontraron el gol en el juego aéreo, que es su fuerte.

Con la clasificación estamos muy contentos por el esfuerzo que hacemos todos, todos los días. Nos esforzamos cada día para dar lo mejor, y así llegamos a ganar muchas cosas y a formar un buen equipo.

Nos fuimos con un poco de bronca por el partido que se nos escapó, porque ya hubiéramos cerrado el grupo primeros y no estaríamos esperando lo que va a pasar con los otros.

El gol mío creo que fue golpe duro para ellos, y muy bueno para nosotros que nos fuimos al vestuario con ventaja. Estoy muy contento, por el esfuerzo que le meto cada semana para mejorar un poco más. Me adapté muy bien al equipo y siempre trato de dar lo mejor, como todos lo hacemos.

El gol fue muy lindo… Agarré un rebote afuera de nuestra aérea y me quedó mucho espacio para llevar la pelota, después de la pasé a Fernández, que habilitó a Pizarro para que terminará en centro; como siempre trato de llegar al área, porque sé que el centro llega, y así fue como pude convertir para ponernos en ventaja.”


foto

“En el segundo tiempo nos vimos obligados a presionar más arriba, siempre sin descuidarnos, ya que no queríamos ir al palo por palo porque ellos tienen un conocimiento y un estilo de juego muy aceitado, con jugadores explosivos. Arrancamos bien pero, a medida que pasaron los minutos, más espacios tenían ellos para profundizar y pudieron marcarnos algún gol.”


-Contra 9 de Julio intentaron salir jugando y no salió del todo bien, ¿la idea es cuidar más la pelota, no tirar tantos pelotazos?

-“Creo que se ha hecho costumbre en algunos periodistas decir que jugamos al pelotazo, como para rellenar un comentario, pero no es nuestro estilo. Ayer, a no ser cuando los defensores se vieron apurados, no se recurrió al pelotazo. Una cosa es tirarla para adelante sin sentido y otra aprovechar que tenemos dos delanteros grandes, buscarlos a ellos para que aguanten la pelota y puedan llegar los mediocampistas para empezar a jugar en tres cuartos. No usamos el pelotazo para ir a buscar una segunda pelota como hacen muchos equipos.”


-¿A Sotelo se lo dio de baja del Federal para que pueda jugar el Torneo Local?

-“Sí, al venir a préstamo, reglamentariamente, teníamos que optar porque siga jugando el Federal y devolverlo cuando termine nuestra participación o que pueda quedarse más tiempo. Si bien al Federal C lo estamos tomando con total seriedad y queremos seguir, creo que el campeonato local ha tomado una dimensión importante al desaparecer el “B”; tanto Sports como Defensores le van a dar prioridad y Compañía tiene una deuda importante en ese sentido, así que no lo podemos descuidar. Vamos a tratar de pelear en los dos frentes mientras se pueda y, cuando no, se le dará prioridad al local.”


-¿Casais y Vignieri están habilitados para jugar los dos torneos?

-“El caso de ellos es distinto porque vinieron definitivos.”


-Teniendo en cuenta que, según dicen, lo que puede otorgar este Federal C (jugar el futuro torneo el año que viene), también te lo puede dar ganar el torneo local, sumado a la necesidad de un título a nivel Salto que tiene Compañía, ¿hasta dónde le vas a dar prioridad al “C” sobre el local?

-“Primero queremos clasificar… Vamos a hacer lo imposible para poder clasificar el domingo y, a partir de tener la clasificación asegurada, voy a evaluar lo que haré, considerando que en la tercera fecha enfrentamos a Sports y en la cuarta a Defensores. Ahí empezaré a pensar. Primero hay que clasificar.”


-Sé que esto no me lo vas a contestar, pero te lo tengo que preguntar: Que el rival con el que peleas la clasificación sea 9 de Julio de Chacabuco, club al que dirigiste con éxito, y que su técnico hoy sea Mario Gambini, de quien tanto y bien se habla, ¿hay una cuestión de egos en querer superar esta etapa, teniendo en cuenta que en un futuro inmediato esto no sería tan importante? Te lo menciono, más que nada, porque el lunes pasado hablaste del regado de la cancha en algunos sectores, por ejemplo.

-“No, nada que ver. Yo tuve dos procesos en 9 de Julio. En el primero me tocó hacer un recambio y promocioné a la mayoría de los chicos que están jugando ahora; no solo fui técnico sino que se formó una amistad que se consolidó en el tiempo. Y del segundo período no tengo más que palabras de agradecimiento para los dirigentes y para la gente… No pasa por una cuestión de ego, y me extraña que me lo digas vos, que sabés que cuando hay algo que no es como lo dicen, salto sea quien sea. No tengo ningún problema con nadie, ni con Gambini, que me parece una persona del fútbol, honesta… En el fútbol conocí de todo, más aún con Brown en el Nacional B: Canchas regadas por la mitad, luces que se prendían o apagaban según quien atacaba para ese arco… Son picardías que no veo mal. Con el tema del riego nos sacaron ventaja, porque defender en una cancha mojada no es lo mismo que en una cancha seca, y nuestros jugadores lo sintieron porque así lo manifestaron. Pero, bueno, esto es fútbol y cada uno trata de sacar provecho para sí, como nosotros trataremos de hacerlo en nuestra cancha.

Chacabuco ha hecho una inversión muy grande para intentar ascender… Te diría que tres jugadores nuestros equivalen, económicamente, a uno de ellos, en algunos casos. Eso también me da una cierta tranquilidad, ya que, si no pasamos esta etapa, nos queda dedicarnos de lleno al local, que es una materia pendiente para Compañía.”


-¿Que Casais, Vignieri y Sotelo -casi todo el mediocampo- no entrenen en la semana con el resto no es dar mucha ventaja?

-“Sí, puede ser… Si hubiésemos tenido más partidos previos con el equipo completo hubiera sido mejor para que se conozcan entre ellos. Cuando son jugadores que han jugado en otro nivel tácticamente son mucho más aplicados y se simplifican las cosas. La realidad es que se pusieron la camiseta y jugaron. ¿Si nos equivocamos? No, porque comenzamos a trabajar en diciembre, salí a buscar los refuerzos y no se pudieron arreglar por una cuestión puramente económica. Que los refuerzos hayan llegado sobre la hora no es lo mejor, pero es como se dio. No pongo excusas… Sí sé que, a medida que pasen los partidos, los jugadores van a ir demostrando lo que son. No va a ser la primera vez que me cuestionan un jugador y después cambian de opinión.

Casais es un jugador que hace un año y medio era el “5” de Camioneros. Viene de estar siete u ocho meses parado y le va a costar tomar ritmo, pero uno sabe de sus condiciones y no tengo dudas de que va a ir levantando el nivel con el correr de los partidos. Lo remarco puntualmente porque hay gente que lo resiste, y no tienen idea de su trayectoria ni de cuánto le cuesta al club. Antes de que apareciera él intentamos con otros jugadores de la zona y nos pedían el triple de lo que se lleva este chico. Si bien él y Vignieri llegaron a último momento, no tengo dudas de que van a terminar siendo jugadores muy importantes.”


-Lo que sí tenés a favor es que contás con un plantel más numeroso, con más recambio…

-“Si… La cantidad se hace respetando al jugador. Muchos decidieron quedarse o volver al club porque les fuimos claros y en los amistosos se les dio la oportunidad a todos por igual. Por algo este fin de semana, entre el Federal y el torneo local, tuvimos casi cuarenta jugadores a disposición.”


-Parece que vamos a tener un campeonato local más atractivo…

-“Todo indica que sí… Al no haber Federal, Defensores y Sports van a poner lo mejor que tienen y los denominados chicos van a ser todos difíciles. Alumni fue un escollo muy grande para nosotros. Si bien nosotros pusimos un equipo alternativo, a ellos les faltaron jugadores muy importantes porque no llegaron los pases, cosa que, seguramente no va a pasar en el próximo partido, y va a ser un rival complicado para todos. Valacco, Villa Italia y El Fortín ya no son los del año anterior. Han traído jugadores de experiencia y van a ser muy competitivos. Ojalá así sea por el bien de nuestra Liga.”


publi
foto
publi
publi

De la fecha anterior:


9 de Julio 2 (Darío Villán 16’ y Facundo Bruschi 18’) vs. Racing 4 (Orellana e/c 3’, Ariel Oubiña 15’, Enzo Galarza 64’ y 88’)


Próxima fecha:


Compañía General vs. 9 de Julio

(Compañía ganando por cualquier resultado clasifica. Empatando o perdiendo clasifica 9 de Julio)


publi

Tercera Fecha – Primera Rueda

foto

Desde las alineaciones se podía prever un partido entretenido, con los dos equipos mirando más el arco rival que el propio, de ida y vuelta y con múltiples situaciones de gol.

Gambini colocó siete jugadores con características ofensivas (tres delanteros netos, tres mediocampistas mucho más creativos que destructores y un marcador de punta camuflado, Matías Díaz, el experimentado volante izquierdo que en la semana cumplió 34 años y que jugara con cierto éxito en Defensa y Justicia, Banfield y Sarmiento de Junín, además de pasar por San Lorenzo de Almagro, entre otros clubes argentinos y sudamericanos.

Santana dispuso al tridente previsible (Sotelo-Colombini-Monacci), con la compañía casi continua de Giménez y Páez, sumándose por las bandas, y dos mediocampistas centrales para disputar la posesión del balón pero, desde el vamos, Fernando Flores -el mismo que dejara un gran recuerdo en su paso por Alumni, siendo hasta centro delantero y transformándose en el goleador histórico del albirrojo hasta que lo superó Leandro Moyano- se transformó en la sombra del “10” Verde y el equipo local comenzó a mandar, para terminar inclinando el campo con las constantes proyecciones de Díaz.

Mientras Compañía intentaba amigarse con el balón, saliendo desde su defensa con más dudas que precisión, 9 de Julio se hacía ancho y profundo, y así fue que a los diez minutos llegó el para nada sorpresivo gol de Villán tras la habilitación de Díaz. Antes, apenas iniciado el juego, Maxi Blanco -ausente en el primer tiempo, mucho más participativo en el complemento- había rematado desviado desde el borde del área y Monacci había evitado espectacularmente que un cabezazo de Bruschi termine en la red.

Con todo a favor, el local siguió preocupando con las subidas y los tiros de esquina de Díaz pero, extrañamente, retrocedió a sus mediocampistas y el otro lateral izquierdo, Nicolás Páez, comenzó a ser una pesadilla para Naya y Velázquez transformándose en marcador, carrilero y wing izquierdo. Así, entre Páez, la participación de Sotelo, cuando podía escapar de su marca, y la colaboración de Vignieri, el Lagarto provocó cuatro situaciones de riesgo para Keizer: En la primera, Giménez remató suave, de zurda, permitiendo el control del arquero, a los veintiún minutos, en la más clara de todas, el propio Giménez cabeceó defectuosamente desde una posición inmejorable, un rato más tarde Colombini se anticipó a las manos de Keizer y su cabezazo se fue desviado y, enseguida, otra vez el ex-Cusa remató de frente al arco, y esta vez el balón fue despejado por Durante cerca de la línea de gol.

A los treinta y cinco minutos Bruschi le ganó las espaldas a Cuello y a la salida de Monacci, pero quedó sin ángulo de remate y, después de intentar sin éxito la descarga, finalizó la acción con un remate trabado que, tras rozar en Cuello, fortuitamente llevaba destino de gol, pero el remplazante de Ripoll alcanzó a despejar en gran esfuerzo.

El primer tiempo se fue con el triunfo merecido del local, más por las forma que por las situaciones concretas, y el tibio reclamo de los jugadores visitantes a un arbitraje, hasta ahí, aceptable de Marcelo Martín.

En el inicio del complemento el “9” recobró el protagonismo y hasta el minuto veinte dominó el trámite, pero ni Naya ni Bruschi le acertaron al arco rematando cruzado, y el propio Bruschi terminó desparramado dentro del área en una acción que dejó dudas.

Promediando el segundo tiempo, ya Díaz no era el de los primeros cuarenta y cinco, y la falta de oficio de López para cubrir la banda le permitió crecer a Leandro Giménez, que se transformó en el abanderado de la rebelión haciendo tambalear a la última línea azul. Primero fueron algunas corridas sin buen final, después un pase cruzado a Sotelo que terminó salvando Velázquez y, a los veinticuatro minutos, la jugada que desató las mayores polémicas (ver foto).

Ocho minutos más tarde llegaría, desde un córner, el segundo gol del local, con mucho de desahogo, y enseguida, tras una nueva cesión de Giménez, Carlos Monacci le entró mal al balón desperdiciando una buena posibilidad para descontar.

En los últimos minutos Santana apostó a alguna cabeza salvadora, pero no esperó que fuera la de Bruschi, quien evitó el descuento de Mateos previamente al tercer gol que, por su simpleza y calidad, terminó dejando una imagen exagerada en las formas y en el resultado.

PD: Sabida era la importancia que tenía el partido en sí y para las aspiraciones de Compañía General en particular, por lo que llamó la atención (¿a esta altura debería extrañarnos?) la ausencia en Chacabuco del Presidente de la Liga de Salto -recientemente reelecto por unanimidad- y Delegado Federal Don Jorge Garavano.


foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto foto
publi
foto foto foto
publi
publi
publi

Segunda Fecha – Primera Rueda

foto

El club más ganador de la historia de Salto arrancó su participación en el torneo con el deseo de lograr el ascenso al Federal B, y así hablar de igual a igual con sus clásicos rivales.

A priori, el objetivo no resulta sencillo de alcanzar, ya que sus competidores en la zona clasificatoria se presumen mejor preparados que el Verde. Uno, 9 de Julio de Chacabuco, se fundamenta en el proyecto que encabeza desde hace un tiempo Mario Gambini, quien le ha dado una identidad marcada al equipo, y se refuerza claramente con la llegada de varios nombre reconocidos en la región; el otro, Racing de Colón, también se basa en la continuidad de su técnico y de una mayoría de jugadores que vienen de ser exitosos en su Liga.

Si bien Alejandro Santana está comenzando a desandar su tercera temporada al frente del Lagarto, el verdadero potencial de su equipo era una incógnita -y en gran parte lo sigue siendo- hasta que el balón empezó a rodar en la calurosa tarde del domingo.

Los noventa minutos en sí no dejaron gran cosa, es más, por momentos se hicieron insoportables, con el agravante de un calor sofocante que influyó en el ánimo de los espectadores y en el físico de los protagonistas.

El visitante mostró desde el primer minuto su intención de darle destino cierto al balón, aún en su última línea, pero careció de ideas al traspasar la media cancha, por lo que Ripoll fue casi un elemento decorativo en los primeros cuarenta y cinco, y más todavía en el complemento.

La gran esperanza del local, de cambiar la imagen dejada en los últimos tiempos, de ser un equipo protagonista pero sin elaboración de juego, recaía en lo que pudiera hacer Bruno Sotelo, y el “10” fue, hasta que el calor le pasó factura a sus piernas, el iniciador de cada intento de ataque o el encargado de llevar peligro al arco de Ferrero desde la precisión quirúrgica de su pie derecho. Así llegó, desde un remate del enlace, el rebote del arquero y el gol de Monacci, más algún cabezazo de Mateos que se fue muy cerca.

Pero, como Sotelo solo no puede cambiar el funcionamiento de un equipo, restaba ver a los recién llegados Vignieri y Casais. El primero -con pasado en la Primera de Quilmes-, recostado sobre la derecha -aunque se siente más cómodo en la franja central- estuvo muy participativo en la primera mitad, donde se lo vio ágil y con buen manejo; el segundo, un clásico mediocampista central, casi no apareció en esa etapa, pero fue cobrando importancia a medida que pasaran los minutos, exhibiendo temperamento, quite y carácter ofensivo.

Si bien Compañía había hecho poco para estar en ventaja, menos había hecho Racing para merecer el empate, pero Juan Ignacio Bruno -fluctuó entre la severidad exagerada para mostrar algunas tarjetas, el celo para sancionar algunas faltas inexistentes y dejar pasar otras más notorias- vio un penal donde ni los visitantes vieron y el local no tuvo tiempo de hacer valer la diferencia en el marcador, hecho que bien podría haber influido en el desarrollo del encuentro.

Nada trascendente sucedió desde el empate hasta los veinte minutos del segundo tiempo, cuando Peratta vio la segunda amarilla que más hubiese merecido en el primer tiempo. Por un momento dio la sensación que a Compañía se le haría insoportable el resto del encuentro pero, lo que un instante antes Demarco había insinuado, con el remplazo de un delantero por un marcador de punta, cobró cuerpo y Ripoll solo tuvo que intervenir ante un remate trabado de Bravo o para rechazar algún balón cruzado con los puños.

Ante la imposibilidad de llegar hasta Ferrero, Compañía comenzó a probar suerte desde media distancia sin demasiada fortuna, pero le alcanzó como para recuperar la autoestima e intentar, ya en tiempo adicionado, ir por una victoria que, sin ser justa, bien pudo servir como premio al amor propio.


EL FUTURO


Como quedó dicho, Compañía arrancó en desventaja respecto a sus rivales y, para colmo, una fecha después. El empate como local puede no ser un resultado alentador. Pocos, aunque dos de los tres equipos continuarán en el torneo, hoy apostarían por la continuidad del Verde… Sin embargo, este Compañía se parece más a un conjunto que el que estábamos acostumbrados a ver. Mantiene la defensa que fue la menos vulnerada en los dos últimos torneos locales, la que además de solidez tiene proyección en sus marcadores de punta, juego aéreo en Mateos y solvencia en Candia, dos mediocampistas con roce en otro nivel, el ya insinuado retorno de Nicolás Páez a su mejor nivel, dos delanteros potentes y goleadores como hay pocos –ni hablar si Colombini vuelve a ser el de uno o dos años atrás- y la pausa que le puede dar Sotelo al vértigo tantas veces exagerado. Y, contrariamente a lo que venía sucediendo, la posibilidad de recambio sin que se resienta el equipo. Ah, y el sentido de pertenencia de la mayoría de sus jugadores, más un nombre al que no le pesa la historia.


foto foto foto foto foto
publi
foto foto foto publi
publi

PRIMERA FECHA:


Racing Club 1 (Paul De Martino 32’) vs. 9 de Julio 1 (Facundo Bruschi 85’)


publi

publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral