logo el futbol de Salto y otras pasiones

publi-header
publi 1

Otros Torneos: Torneo 3 Ligas Actual



foto1

El domingo saltense amaneció como si el fin del mundo hubiese llegado: Fuertes vientos, abundante lluvia, rayos y truenos.

Para muchos la preocupación pasaba por un desagüe que no daba abasto, una nueva gotera que había aparecido justo a la altura de la almohada, que no se viera casi ningún canal de TV, haber quedado aislado del mundo porque no funcionaba internet… Cosas menores comparadas con lo que se vivía en cientos de hogares: ¿Se jugará esta tarde? ¿Te parece poco Dios, esperar doce años este momento? ¿No fue suficiente ya lo que sufrimos en los penales con Sports? ¿Y en los últimos minutos en Ocampo? Y si se suspende, ¿cuándo se juega?

Como era de suponer, el clima en Junín no había sido muy distinto, y el partido de vuelta por la final del “3 Ligas” era pospuesto -si el tiempo lo permitía- para el lunes por la noche.

Otra noche más de espera, otra larga noche para imaginar festejos, pero también para alimentar nervios y suposiciones: ¿Y si tampoco es esta vez? ¿Y si nos hacen un gol de entrada, estos que ya nos tuvieron mal en los primeros minutos en nuestra propia cancha? ¿Y si lo que se busca es una tercera final?

Pero el lunes amaneció totalmente distinto… Casi ni rastros quedaban de las decenas de milímetros caídos y el sol hacía que el optimismo le gane por goleada a los malos augurios. Esta noche cueste lo que cueste, esta noche tenemos que ganar -o empatar al menos-… Y allá partió la larga caravana verde sin importar el día de semana ni el horario, que significaba volver de madrugada. Hoy no podemos perder…

El estadio de Rivadavia se divide claramente entre una robusta tribuna de cemento para el local y la nada misma para el visitante. Allí fueron los casi cuatro centenares de hinchas del Lagarto, a cubrir de córner a córner el tambaleante alambrado con sus banderas y a hacer sentir su aliento como si estuvieran en el “Cepeda”.

Habían pasado unos treinta minutos desde el pitazo de Pellegrino; el local buscaba con prolijidad llegar al arco de Ripoll, pero Santana había tomado más recaudos que en la ida y no dejaba espacios en la última línea que pudieran traer dolores de cabeza. El Verde buscaba, casi como única alternativa, ganar las espaldas del lateral derecho Zambre con Monacci o Salinas… De pronto, entre el bullicio de las dos hinchadas, me pareció escuchar unas voces detrás de mí, en una zona sin público. Miré con atención y, camuflándose entre los árboles y la oscuridad, pude reconocer sus caras. Me acerqué disimuladamente y pude escuchar la voz del “Chino”: -“Pero viejo, cuando yo les dije que al fútbol se juega primero con la cabeza, segundo con el corazón y cuando no queda otra con los pies, estos no entendieron la primera parte”. -“No tienen que dejar jugar al 8 que les maneja el equipo” acotó “Pichi” mientras cosía una gastada número 5. -“Si no lo pone a Bisgarra no hay quien gambetee” tiró el “Ñato” pensando en alguien que se le pareciera un poco. –“¿Sabés donde lo revoleo al 9 ese si me lo dejan?” masculló “Cara de vieja”. Con las manos entrelazadas en la espalda y levantando la vista de vez en cuando, Lorenzo escuchaba y rogaba que no se hubieran olvidado ningún detalle, desde los botines preferidos de cada jugador hasta quien tenía que ir al primer palo en los córner en contra. -“Ténganle fe a los chicos, que a estos los vi crecer” se animó a decir “Calule”, justo antes de que el griterío me devolviese al mundo terrenal.

Como no podía ser de otra manera, Martín Salinas corrió por la izquierda, con un amago se hizo el espacio suficiente para enviar el centro al área, el balón superó el salto de Colombini, pero por detrás de todos apareció Jonathan Di Toro con espacio y tiempo suficientes para perfilarse y sacar un zurdazo bajo; la pelota pasó entre las piernas de Demattei, que intentó el achique, e hizo inútil el último esfuerzo de Lobatto. El festejo dentro del campo fue sobrio, como guardando energías, afuera, todo lo contrario.

Pero Rivadavia no se iba a dar por vencido así nomás y, en el medio de la euforia, Alexis Martínez pensó y metió un pase quirúrgico para la llegada por sorpresa de Andrés Ganci; era gol del “11” (por lo menos tenía todo para serlo), pero Juan Cuello llegó a pellizcarle el balón y lo único que consiguió fue dejar a Luciano Lo Bianco con todo el arco para sí. Uno a uno y a empezar de nuevo, pero ahora con el equipo de Gustavo Merlo más decidido…

Si en algo se ha diferenciado del resto este Compañía, ha sido en la efectividad para aprovechar cada ataque, y así, casi de la nada, llegó el segundo gol: Un tiro libre desde unos treinta metros, frontal al arco, Candia elevó el balón al área que fue rechazado a medias, Monacci remató con un defensor encima y la pelota dio dos piques buscando a Baqué… Ocho años esperándola, una grave lesión hace poco más de un año que pudo poner fin a su carrera… “El Ale” no pensó más y sacó un remate recto, cuidando que no se levantara; Demattei le dio más espectacularidad con su vuelo; la pelota se coló junto al caño derecho y entonces sí el rubio mediocampista emprendió la carrera de su vida.

El gol, a seis minutos del final del primer tiempo, debía ser determinante, pero Rivadavia volvió al ataque y Ganci y Ripoll volvieron a quedar cara a cara; esta vez, sin nadie que interfiera, ganó el arquero, que empezaba a vivir su gran noche.

El final del primer tiempo los encontró con realidades muy distintas: Rivadavia, obligado a ganar, había hecho el gasto y creado alguna situación más; Compañía, habiendo hilvanado una jugada medianamente profunda, había marcado dos goles.

Como era de prever, en la segunda mitad se acentuaron las intenciones de uno y otro: El Celeste tratando de ensanchar la cancha para fabricar los espacios para sus temibles delanteros, el Verde refugiándose cerca de Ripoll para aprovechar los espacios con sus potentes atacantes. Uno chocaba contra la muralla que armaban Candia, Mateos y compañía y, cuando la pelota los superaba salida de los pies de Emmanuel Martínez, aparecía Ripoll en toda su dimensión; el otro intentaba que entre Nicolás Colombini y uno de los mellizos -primero Martín, después Gregorio- se las ingeniaran para preocupar al llamativamente inseguro Demattei.

Como a la media hora lo pudo liquidar Compañía: Colombini cruzó el balón para la llegada de Di Toro, este devolvió de cabeza al medio y Martín Salinas, zambulléndose, anticipó a Demattei… La pelota iba mansamente a la red, pero llegó Alemis para rechazar con la ayuda del poste. Después, el propio mellizo remató incómodo por encima del travesaño.

Enseguida, como si el local necesitara que le mojaran la oreja para reaccionar, Lo Bianco se anticipó a sus marcadores, cabeceó de pique al piso y con Ripoll caminando, pero el “1” volvió a mostrar sus reflejos gatunos y ahogó el grito enviando el balón al córner; y en el córner ganó Alemis, pero su cabezazo se fue a centímetros del caño izquierdo.

Los minutos corren y Nicolás Colombini –a esta altura puro corazón- trata de aguantar la pelota lo más lejos de su arco posible. Bisgarra, que había ingresado para cuidar el balón y meter algún pase con su sello, es casi un “3” bis… La situación parece controlada, pero Pellegrino “ve” una mano dentro del área a falta de tres minutos y Alexis Martínez se encarga de devolverle el suspenso a la historia.

Merlo se juega la última carta mandando al gigante Carmuega como delantero, pero esa pelota alta nunca llega. Con cinco minutos adicionados, Pellegrino levanta los brazos para bajar el telón y los nuevos héroes se confunden entre los cientos de hinchas que invaden el campo.

Hay algunos gritos, alguien intenta una sonrisa, pero la mayoría expresa su emoción con lágrimas… Ha pasado mucho tiempo sin alegrías, demasiado para lo que era una costumbre… Ignacio Colombini y Gonzalo Acevedo -dos Lagartos desde la raíz y con notorio presente en el ascenso de AFA- se abrazan con todos, las infaltables hermanas Posincovich miran el cielo y agradecen la sangre verde heredada, Delia -abuela de Nicolás Colombini y Gonzalo Polanco- aplaude porque ya no tiene voz para expresar tanta felicidad, “Boby” Monacci traspasa el alambrado en un abrazo conmovedor con su heredero goleador… De pronto, quién sabe de dónde, aparece la copa y todos la quieren besar como si fuese la primera novia. Marcelo Colombini -actual presidente y gran conocedor de estos momentos- intenta marcarle a los más jóvenes el camino del festejo, pero ni siquiera hay vuelta olímpica, porque los hinchas de Rivadavia -aunque pacíficamente- han ocupado media cancha, sumándole una desprolijidad más a la organización del torneo que a esta altura es un mamarracho.

Por suerte nada logra empañar la fiesta y Compañía festeja -y lo seguirá haciendo de madrugada en su club- la vuelta al primer plano.

Salgo del estadio cuando ya no queda nadie y me cruzo con unos viejos conocidos. Adelante y abrazados van cuatro de ellos: “¿Vieron que había meter?” recalca orgulloso “Cara de vieja”, “Se nota que estos chicos sienten los colores” agrega “Pichi”, “No sufría tanto desde que me fui a Italia” larga el “Ñato”, “Dejemos eso y demos una vuelta a la manzana, por lo menos, así alargamos esta noche inolvidable” concluye el “Chino” y se van cantando algo así como “Sí, sí señores…” Detrás de ellos, como siempre en un segundo plano, vienen los otros dos: “Vos “Calule”, que te llevás un poco mejor con la tecnología, mandále un mensaje a “Pirulo” para que haga un lugar en las vitrinas”, “Ya se lo estoy mandando, Lorenzo”.


Aclaración

“El Chino”: Guillermo Cepeda, jugador emblemático de Compañía en las décadas de 1930 y 1940.

“El Ñato”: Raúl Conti, el otro “monstruo” que dio el Lagarto. Se fue a Italia en 1951, dejando a Compañía a un paso del título, volvió en 1963 para cortar una racha de 12 años sin éxitos.

“Pichi”: Tito Fleitas, mediocampista central y capitán entre 1942 y 1954. También fue campeón como Técnico. Zapatero.

“Cara de vieja”: Héctor Conti, rudo defensor entre 1950 y 1961.

Lorenzo: Lorenzo Vincenty, jugador en su juventud, el dirigente más dedicado al club durante toda su vida.

“Calule”: Aldo Etchegoyen, pocos partidos en primera, pero infinitas horas al servicio del club.

“Pirulo”: Aldo Compeano, viejo hincha y dirigente que continúa en parte el legado de Lorenzo.


foto1

“Del gol solo puedo decir que me tomé el tiempo para tratar de agarrar bien de lleno la pelota, y por suerte se dio bien; sirvió para el equipo en una final y eso es lo que cuenta.” (Jonatan Di Toro)


foto1

“El gol fue algo rápido... Fue una pelota que Carlitos (Monacci) aguantó y descargó hacia atrás y, sin dudarlo, le pegué... Y bueno, entró en la ratonera, como se dice, jaja. ¡Y después a festejar!” (Alejandro Baqué)


foto1

“¿Las más difíciles? El primer tiro libre (Neculpan) fue difícil, porque el área estaba con mucha arena, la cancha con mucho rocío y no tenía mucha visibilidad por la cantidad de jugadores, pero me quedé bien parado, firme, esperando ver la pelota y, cuando la visualicé, me estiré y la saqué. Luego el mano a mano fue muy rápido, nos sorprendió cómo quedó solo él jugador de ellos (Ganci); achiqué lo más rápido posible y, ante la definición, pude quedarme con la pelota. En el segundo tiempo, en un tiro libre de lejos (Emmanuel Martínez), ante la llegada de los jugadores esperé hasta último momento a ver si alguien la tocaba, reaccioné y la saqué por encima del travesaño. Y por último, el cabezazo muy fuerte abajo (Lo Bianco), a mi izquierda, a contra pierna. Fue muy importante para el desarrollo del partido esa atajada, para mí.” (José Luis Ripoll)


foto1 foto1 foto1 foto1 foto1

¿Qué significa este título?


JOSÉ LUIS RIPOLL

“Más de lo que todos imaginan… No es el sacrificio de uno, es tiempo que le saco a mi familia, de compartir con ellos, de cuidarme los fines de semana, de ir al gimnasio a las siete de la mañana… Hoy todo eso se ve reflejado en este campeonato.

Mucha felicidad tengo, difícil de contar… Mi cabeza va a mil por hora. Anoche dormí tres horas… Estoy muy contento, no solo por mí, sino por toda la gente de Compañía que luchó por esto, que siempre colaboró, que nos ayudó y que nos bancaron en las malas, y hoy tienen su fruto.”


FRANCISCO BALBIANO

“Es lo que todo jugador quiere lograr en este deporte, así que, estoy más que agradecido y feliz por haber logrado este título tan importante para el club y la ciudad de Salto.

Tengo que remarcar lo bien que me trató el Club Compañía y decirle gracias por darme un lugar.”


LEANDRO CANDIA

“Es especial… Hasta queda dentro de los más importantes de mi carrera. Cuando llegué a Compañía me jugaba muchas cosas en lo personal y por suerte se dio esto.

Se lo dije a un colega tuyo en la primera nota que me hicieron hace dos años: iba a ser campeón con esta camiseta… Cumplí.

Que toda la gente Lagarta lo disfrute, y mucho, porque el esfuerzo que hizo este gran grupo humano para darles esta alegría fue inmenso.”


NICOLÁS MATEOS

“Significa haber cumplido con el objetivo principal; un desahogo inmenso y una alegría que no se explica con palabras.”


LEANDRO PERATTA

“Me dolió en el alma tener que ver las finales de afuera. Fue una de las cosas más fuertes que me pasó en la vida... Millones de sentimientos encontrados: dolor, angustia, alegría... Escuchar a la gente decirme “disfrutá, porque esto también es tuyo” me llenaba el alma de alegría.

Traté de estar con mis compañeros, alentándolos minutos antes de iniciar cada partido, y acá estamos hoy. La familia de Compañía está de fiesta… ¡Campeón no se sale todo los días!”


NICOLÁS PÁEZ

“Significa muchísimo… Es un premio merecidísimo que buscamos tanto. No sé cómo explicar esto: Soy campeón con el club que amo, el club que me dio mucho… es lo mejor que me pasó… El apoyo incondicional de la gente, que nos hizo sentir locales en todos los lugares… No puedo decir más: Amo a Compañía y le agradezco a mis viejos que me hicieron hincha.”


JUAN EMANUEL CUELLO

“Para mi significa mucho… Es mi primer título y lo logré con mucho sacrificio, mucho corazón, y lo que más rescato es que lo gané con amigos, no con compañeros. Con Carlos Monacci desde los cinco jugamos juntos... Es algo increíble.”


DIEGO DÍAZ

“Es una alegría enorme… Un sentimiento que no se puede explicar con palabras. Al ser hincha del Verde la felicidad es por partida doble. Estoy feliz por mis compañeros, porque hemos pasado muchas cosas para llegar a esto tan deseado; sólo nosotros sabemos todo lo que hacemos día a día para poder llegar a defender los colores que amamos.

En simples palabras estoy inmensamente feliz y agradecido a la gente que todos los partido va a alentarnos y siempre nos hacen sentir local en todas partes.”


SANTIAGO ACCIARRI

“¡Indescriptible! Una de las noches más felices de mi vida. Ver a mi familia, a mis compañeros y a toda la gente desbordada de alegría no tiene precio... Sin dudas un momento muy importante en mi vida. Si bien no me tocó estar con el plantel muchas veces, fui parte de todo este proyecto. ¡Más que feliz!”


JAVIER RAVAGNAN

“Este torneo es una gran alegría para mí. Es increíble: Llegué a entrenar una noche, sin conocer a casi nadie, y hoy, cinco meses después, estoy dando la vuelta con estos monstruos que me integraron a un grupo ya armado desde el primer día.

Sobre todo estoy feliz por haber conocido excelentes personas y haber compartido momentos muy lindos. La clave para haber logrado el objetivo fue el excelente grupo que se formó. Emocionado por los chicos y la gente del club y toda su alegría."


FERNANDO MOVIO

“Ganar este título significa mucho porque este grupo se lo merece. Hicimos las cosas bien durante todo el año y esto es el fruto de todo lo que se hizo.

En lo personal, muy contento porque lo necesitaba.

Gracias a toda la gente de Compañía por el apoyo de todo el año.”


JONATHAN DI TORO

“Siempre que uno llega a un lugar nuevo quiere pelear cosas importantes, y no es fácil… En la primera etapa en un club salir campeón, obviamente es una satisfacción y un premio al esfuerzo. Principalmente me alegra mucho por los chicos y la gente que vive en el club día a día, porque son los que más sufren y los que más lo tienen que disfrutar.”


ALEJANDRO BAQUÉ

“Significa mucho… Es un premio al sacrificio de varios años que no se nos daba.

Me vienen a la memoria muchos amigos y compañeros que pasaron por el club en busca de lo mismo... Y, para los que hoy estamos en el club, significa sacarnos esa mochila que pesaba mucho.

Para mí significa mucho, porque me toco una década difícil de Compañía donde, por una u otra cosa, siempre quedábamos en el camino; pero estaba convencido de que se tenía que cortar esa sequía. Fue este año y estoy feliz de haber sido protagonista de ese día, como varios del grupo que hace años la peleamos, por eso creo que ese día no me lo voy a olvidar nunca.”


LUIS BISGARRA

“¡Todo! ¡Mi vida! Amo este deporte, lo jugaría hasta que no me den las piernas, hasta que no pueda más, y más con estos colores. Me crié en este club, pasé toda una vida... Más allá de mis lesiones siempre la peleé para poder estar ahí, con mis amigos de infantiles, compañeros que te da este hermoso deporte.

De todas las finales que perdimos siempre salimos con la frente en alto, porque dejamos todo, y siempre nos faltaba algo… Hoy se nos dio, gracias a Dios… Lo logramos por todo lo que luchamos.

Felicidad, alegría, nudo en la garganta, lágrimas de felicidad... ¡Todo eso! ¡Es una pasión, es mi vida Compañía General!”


JOSÉ LUIS VALENZUELA

“Esto fue un gran sacrificio de todos… En mi caso significa mucho, porque alguna vez me fueron a buscar de Compañía y dije sí sin dudarlo. Siempre tuve compañeros que me apoyaron en todo momento… Una vez, siendo Marcelo Colombini el DT, había decidido no seguir jugando y me fueron a buscar Ripoll, Conte, Eduardo Fernández y Nico Colombini: A los dos días estaba entrenando de vuelta y les dije que quería salir campeón con esta camiseta y al lado de ellos. Hoy puedo decir que se cumplieron mis palabras, que soy campeón al lado de esos grandes jugadores y en un grande como es Compañía.

Solo puedo estar agradecido: Fui campeón con Sports y ahora en este club gigante, con grandes personas, donde todos juegan por los colores que tanto aman y se merecían este título para quedar en la historia.

En lo personal, le debo mucho a mis dos nenas y, en especial, a mi señora, a las que les quité un montón de horas de estar con ellas, pero acá está lo que queríamos, el título, para darle esa alegría que la gente esperó doce años. Estoy muy feliz… Este fue el mejor regalo que recibí este año y solo quiero disfrutarlo.”


GONZALO POLANCO

“Cuando el árbitro terminó el partido y éramos campeones fue el momento más feliz de mi vida... Haber compartido un año entero con este grupo (de los cuales con muchos me crié en el club) fue increíble, y más lindo lo hizo haber conseguido un campeonato.

Desde la primera fecha teníamos dos objetivos: primero llegar a la final y segundo ganarla.

Poder darle un campeonato con los chicos a toda la gente de Compañía, que tanto lo esperaba, fue algo que nunca en mi vida voy a olvidar… Disfruto muchísimo cuando veo a la gente de Compañía festejar.”


CARLOS MONACCI

“Para mí el titulo significa la realización de un sueño. Uno, desde que empieza a jugar al futbol, sueña con poder salir campeón en Primera, y más con el club donde nací.

Por otro lado es como una espina sacada: Se lo había prometido a mi viejo y me lo había puesto como objetivo número uno… Sabía que había material para salir campeón y así fue.

También fue sacarse la presión de encima, de que había que ganar algo sí o sí, ya que al grupo no se le venía dando. Ojalá este sea el primero de muchos.”


NICOLÁS COLOMBINI

“Para mí este título significa poner a Compañía en el lugar donde tiene que estar: allá arriba. También una forma de agradecerle a toda la gente que nos acompañó cada día que jugó Compañía, porque ellos son los que hacen grandes a este club, y no me puedo olvidar de la familia de cada uno de nosotros, que nos bancó cada día de la semana mientras nos rompíamos el lomo entrenando y los fines de semana jugando...

En lo personal, significa darle el título a mi viejo, que siempre estuvo trabajando, día a día en el club, junto a la Comisión; y no me puedo olvidar de mi vieja, de mis hermanos, de mi novia y de mis amigos, que en la malas estuvieron al lado mío bancándome, como en la operación que tuve, en la que sufrí bastante y me tuvieron que cuidar bastante, jaajaa. Quiero agradecerles mucho a ellos, porque esto es por ellos.

Y no puedo dejar de nombrar a mis abuelos, a la infaltable Delia, a José, que el lunes no estuvo en la cancha porque de noche ve poco y sufre mucho, pero estaba esperándonos en el club y se quedó hasta las tres de la mañana, a Juan y Estela, que lo escuchan por radio y “siento” sus gritos en cada gol mío…”


MARTÍN SALINAS

“Importantísimo salir campeón con un grande como es Compañía… Me pone muy contento. Creo que entre todos los que conformamos este grupo, tanto dirigentes, cuerpo técnico, jugadores y la hinchada desde afuera entramos en la historia del club y lo dejamos en el lugar que se merece.”


GREGORIO SALINAS

“La verdad que es muy gratificante… Cuando uno llega a un equipo tan grande el único objetivo es salir campeón, y Compañía llevaba mucho tiempo sin lograrlo, por eso, llegar y lograr un título es una alegría inmensa para todo jugador.

Sabíamos que teníamos muchísimo potencial, que se podía armar un equipo bárbaro, pero había que demostrarlo adentro de la cancha y, por suerte, se dio.”


FEDERICO ROSENBERG

“Felicidad, unión, amistad… Porque, a pesar que no me toco estar entre los dieciséis en el partido final, siempre me sentí parte de este grupo que ojalá continúe el año siguiente.

También emoción, que fue lo que primero observé cuando el árbitro tocó el silbato final, por cómo la gente lloraba de felicidad y disfrutaba después de mucho tiempo.”


GONZALO LUNA

“Significa una alegría inmensa volver a ver al Verde en el lugar que merece, y sacarnos la presión del campeonato, que era un karma.”


ALEJANDRO SANTANA

(Director Técnico. Jugó en Compañía en 1990)

“Cuando me vinieron a buscar no dudé en decir que sí. Era el único grande que me faltaba dirigir y a mi nada me motiva más que los desafíos, y salir campeón con Compañía, después de tantos años, era un desafío muy lindo. Me gusta asumir los compromisos sin medir los riesgos, ni nada. Sabía de la necesidad de la gente, que cuando las cosas salieran bien iba a estar todo bárbaro, pero si algo salía mal se iba a hacer difícil… La gran virtud de los dirigentes fue apoyar en todo momento; ni siquiera en el peor momento de la Etapa Local sentí alguna presión, nunca tuve una reunión para preguntarme nada, y eso a uno le da tranquilidad. Por ahí hablaba con algunos dirigentes, de los más jóvenes, y les decía que había que tener un poco de paciencia, que era un proceso que recién empezaba, que había que consolidar una manera distinta de jugar… De a poco el equipo se fue haciendo sólido, consolidándose por los resultados… Desgraciadamente no pudimos terminar bien el Torneo Local, independientemente de que fuimos el equipo que más puntos sumó; teníamos la revancha en el “3 Ligas” y no había que dejarla pasar… Por suerte se dio como esperábamos, para alegría de los hinchas y en lo personal, ya que pude cumplir el objetivo de salir campeón con los tres grandes de Salto.

El hecho de haber jugado alguna vez en Compañía lo tomo como una etapa más de mi vida, eso no influyó en nada… Cuando llego a un club lo hago pensando en hacer el mejor trabajo posible y me convierto en el primer hincha. No tengo sentimientos especiales por ningún club, simplemente trato de defender a muerte la camiseta del club en el que estoy.

No creo que haya tenido que adaptarme tanto a los jugadores… Desde un primer momento trabajamos intentando mejorar la intensidad y la velocidad para desprendernos rápido de la pelota. Compañía tiene jugadores de buen pie e intentamos respetar la pelota pero, tener un delantero como Colombini hace muy tentador que los compañeros lo busquen con pelotazos para que él le baje la pelota a los extremos… Muchas veces ha dado resultado y otras no, pero lo más importante es que hubo una idea base y se respetó.

Los antecedentes, míos y los del club, no me hicieron vivir esto con una presión extra. Estuve muy tranquilo durante todo el año, tanto en la semana como en los partidos. Cuando llegó la etapa decisiva los jugadores se reían porque les decía que era un partido más… Creo que esa fue mi mayor virtud, transmitirles tranquilidad, porque los nervios no te llevan a ningún lugar bueno.

No sentí presión, pero sí sabía que era un compromiso de no más de un año, ya que difícilmente tuviera otra oportunidad si no se lograba un título. Era el campeonato o nada. Desde el principio me lo hicieron notar con algunos gritos… Es normal, ya que dirigí mucho tiempo a los clásicos rivales, pero bueno, son cosas que uno sabe, cuando asume esta profesión, a qué se expone. Por suerte de los tres me fui con un título… Siempre hubo algunos gritos de desaprobación al principio y terminaron siendo gritos a favor. En el fútbol mandan los resultados y, mientras se sigan dando, estaré tranquilo.

Cuando el vínculo era por un año y ese año termina, uno deja de ser el técnico… Eso no quita que pueda seguir. Hay algunos sondeos de equipos de Federal B, pero me voy a tomar mi tiempo para analizar qué es lo que quiero hacer… Siempre pensando que en Compañía me han tratado muy bien y no tendría motivos para irme sino es por un desafío mayor. Haré, como siempre, lo que la conciencia y el corazón me dicten.”


DANIEL GRASSI

(Preparador Físico. Llegó a ser arquero suplente de Compañía en 1984)

“En cuanto a lo profesional, es haber podido ser parte de un logro que los dirigentes buscaban hace mucho y que se fijaron en uno para obtenerlo.

La preparación se hizo pensando en todo el año. Sucede que nos quedamos sin dos posibilidades en el Torneo Local y nos quedaba la U.R.D. No fue fácil revertir el traspié, pero ahí se consolidó el grupo y lo planificado, porque el año fue largo y para nosotros muy intenso. Después, haber conseguido un título no es cosa de todos los días, así que estoy feliz… Y ver a la gente festejar después de tanto tiempo y de esa manera, te hace pensar: a la pucha, acá hicimos algo importante.

Indudablemente lo profesional y lo personal se tocan y mucho. Estoy muy orgulloso de ser campeón en Compañía, en Sports, Defensores y CUSA. Uno no se lo propone… La trayectoria se va consiguiendo pero, haber sido campeón en Salto con cuatro equipos me pone muy bien.

No es fácil escribir después de tantas sensaciones y de "ver" cómo lo vivió el hincha. Me pasó algo muy particular: Con Pichi nos propusimos esto y más, porque sabíamos que podíamos hacer algo, pero después de eliminar a JOMO, por lo que me dijeron Juan Cuello (ayudante) y Ale Baqué, recién ahí comencé a entender lo que la venía sufriendo esta gente cuando los dos me dijeron "gracias Profe, estamos en la final”; ahí caí y, junto con eso, vino el nerviosismo, la preocupación por el lado de que si no éramos campeones privábamos a la gente de esta alegría.

Siempre confiamos en pelear algo: El Local lo empatamos en puntos y después Defensores nos gana sobre la hora… Quedaba una bala... Por eso digo que fue un año largo e intenso: Nos preparamos para una guerra de tres batallas y ganamos la última.”


foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1

foto1

El primer capítulo de la Final del quizás último torneo de la Unión Regional dejó dos tiempos muy distintos: En el primero Rivadavia fue claramente dominador del juego, gracias a la claridad conceptual de Emmanuel Martínez, el incansable trajinar de Juan Pablo Bufalino, las constantes subidas de los laterales Zambre y Lobatto y la movilidad de Alexis Martínez, bien acompañados por el resto del equipo, pero falló en la última puntada o llegó algún cruce providencial, como cuando Mateos le sacó el balón del empeine izquierdo al “Manteca” (Alexis Martínez). Compañía solo pudo aprovechar algún descuido de la última línea albiceleste y, siendo mucho menos vistoso, tal vez estuvo más cerca de abrir el marcador.

En el segundo tiempo el conjunto de Santana tomó más recaudos y, antes del cuarto de hora, aprovechó la espalda de uno de los laterales visitantes a la perfección y llegó al gol. A partir de ahí, y sobre todo del ingreso de Luis Bisgarra, en lo que quedaba del partido dio la sensación de que Compañía estaba más cerca de aumentar la diferencia que Rivadavia del empate.

Fueron apenas los primeros noventa minutos de esta historia con final abierto. Rivadavia demostró que tiene juego y delanteros para preocupar al Lagarto; se sabe que si algo le sienta bien a este Compañía es que le den espacio a sus atacantes. Habrá que ver quién está más lúcido en la revancha.


foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1

La verdad que debe haber sido uno de los partidos en que menos pelotas atajé… En el primer tiempo tuve esa del tiro libre y nada más, y en el segundo, directamente, no la toqué. De todas formas no hay que dejarse llevar por eso… Son un equipo ordenado, que prioriza el juego asociado y en el primer tiempo lo hicieron bastante bien. Cada uno tiene su estilo de juego; en el segundo tiempo pudimos plasmar el nuestro y nos salió bastante bien.

Actitud tuvimos durante los noventa minutos, lo que pasa es que en el primer tiempo corrimos como locos y no podíamos agarrar la pelota. En el entretiempo “Pichi” nos corrigió algunas cositas y cambiamos totalmente en cuanto al juego… Creo que con las pelotas cruzadas les hicimos mucho daño.

Era importante ganar y eso es lo que vale. Obviamente, sería muy hipócrita de mi parte decir que me da lo mismo ganar por un gol que por una diferencia mayor, como debió haber sido, pero ahora la presión la tienen ellos, que saben que por lo menos tienen que marcar un gol para forzar otro partido.

¿Qué tenemos que cuidar? Creo que el “8” (Emmanuel Martínez) es un jugador importante, porque casi todas las pelotas pasan por él, hace la pausa, tienen dos delanteros peligrosos, que se mueven bien por todo el frente de ataque… Creo que tienen jugadores interesante y por eso está acá.

¿Cómo voy a vivir estos días? Mirá, hoy quise dormir un rato antes del partido y me la pasé pensando… Mucha adrenalina se genera. Ahora que terminó y salió como esperábamos, estoy tranquilo, pero nos queda un partido más y va a ser muy especial, porque es un largo camino que tuvimos que recorrer sin títulos y, si Dios quiere, estamos a noventa minutos de poder coronarnos y de que todos mis compañeros disfruten lo que yo sentí hace un tiempo atrás.”


foto1

Salimos a atacar y arriesgamos en cualquier cancha. El que no arriesga, no gana, dicen…

¿Qué tenemos que tener en cuenta para la vuelta? Nosotros tenemos que tratar de imponer nuestro juego asociado, dársela a un compañero, y tratar de evitar el roce… Lo de ellos es muy físico; son más grandotes, por eso no nos conviene entrar en el roce físico.

Desde ya que en estas instancias cuesta más ganar, pero llegamos hasta acá con una idea de juego y no la vamos a cambiar.

La verdad que no nos imaginábamos estar acá cuando comenzó el campeonato… ¡Sí soñábamos con hacerlo! En base a esfuerzo, a sacrificio y a juego pudimos lograr estar en la final.”


foto1 foto1 foto1

foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1

foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1

foto1 foto1

foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1

“Por ahí tuvieron un poco más la pelota, pero en ningún momento inquietaron a nuestra defensa que estuvo bien parada y muy firme durante todo el partido.

Varios de los chicos estaban con molestias y la cancha estaba pesada; eso obligó a “Pichi” a hacer varios cambios para cuidarlos.

Yo salí en el entretiempo con una molestia en el cuádriceps izquierdo. En el entrenamiento del sábado anterior a Sports tuve una distensión y no pude estar en ese partido y en la ida contra BAP; estuve dos semanas parado para recuperarme. El viernes hicimos fútbol y no me molestó pero, en una jugada donde giré, me molestó de nuevo y lo mejor era que salga porque no estaba al ciento por ciento. Ahora veremos cómo evoluciono esta semana.

La verdad que veo muy bien al equipo, y lo más importante, para mí, es que hay un excelente grupo de personas: los jugadores, el Profe y el DT. Tenemos un plantel corto y varios jugadores con molestias físicas, pero estamos con muchas ganas y comprometidos.

Hay excelentes jugadores, de mucha experiencia y creemos que podemos conseguir el objetivo. Sabemos que es un club grande y que la gente de Compañía esta ilusionada como nosotros en poder ganar el torneo, y por eso acompaña al equipo a todos lados, llena la cancha de local y alienta todo el partido; eso es una motivación adicional para nosotros y sería bueno regalarles el título.” (Javier Ravagnan)


foto1 foto1

foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto
foto1 foto1

foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1

foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1

foto1 foto
foto1 foto1

foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1

foto1 foto1 foto1 foto1
foto foto1 foto1

foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1
foto foto1 foto1

foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1

foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1
foto1

ACLARACIONES

Los números al costado de cada equipo indican la ubicación en la Etapa Clasificatoria

Clasificaran a la siguiente instancia aquellos Equipos que obtengan el mejor resultado global en puntos y goles. En caso de empate en resultado global en puntos y goles al termino del partido revancha se ejecutaran penales.

La Fase de Cuartos de Final la disputaran los 8 (ocho) Equipos que obtengan el derecho en la Fase de Octavos de Final de esta Serie Final. Estos 8 equipos serán reclasificados del 1º al 8º de acuerdo a la ubicación de la Etapa Clasificatoria de esta Serie Final, a efectos de determinar los encuentros. Los enfrentamientos serán 1° vs. 8°; 2° vs. 7°; 3° vs. 6° y 4° vs. 5° según reclasificación.

Se jugara a partidos de ida y vuelta eligiendo la localia aquel Equipo que obtuvo mejor posición y mejor ubicación en la Etapa Clasificatoria de esta Serie Final. Clasificaran a la Fase Semifinal aquellos Equipos que obtengan el mejor resultado global en puntos y goles. En caso de empate en resultado global en puntos y goles al termino del partido revancha se ejecutaran penales

La Fase Semifinal la disputaran los 4 (cuatro) Equipos que obtengan el derecho en la Fase de Cuartos de Final. Estos 4 Equipos serán reclasificados del 1º al 4º de acuerdo a la ubicación de la Etapa Clasificatoria de esta Serie Final, a efectos de determinar los encuentros. Los enfrentamientos serán 1° vs. 4° y 2° vs. 3 según reclasificación.

Se jugara a partidos de ida y vuelta eligiendo la localia aquel Equipo que obtuvo mejor posición y mejor ubicación en la Etapa Clasificatoria de esta Serie Final. Clasificaran a la siguiente instancia de Final, aquellos Equipos que obtengan el mejor resultado global en puntos y goles. En caso de empate en resultado global en puntos y goles al termino del partido revancha se ejecutaran penales

La Final la disputaran los 2 (dos) Equipos que obtengan el derecho en la Fase de Semifinal.

Se jugará a partidos de ida y vuelta eligiendo la localía aquel equipo que obtuvo mejor posición y mejor ubicación en la Etapa Clasificatoria de esta Serie Final.

Se consagrara Campeón del Torneo de la Unión Regional Deportiva 2016 aquel Equipo que obtenga el mejor resultado global en puntos y goles al finalizar los partidos de ida y vuelta de esta Final. Una vez finalizados los partidos a ida y vuelta de esta Final y en caso de empate en resultado global en puntos y goles se deberá jugar una Tercera Final del Torneo en cancha neutral y que será organizada por el C. E. de la URD 2016 para determinar el Campeón del mismo. Si al termino del tiempo reglamentario de esta Tercera Final de Torneo el resultado está empatado, se ejecutaran penales de acuerdo al Art. 11 hasta lograr un vencedor que será declarado Campeón del Torneo U. R. D. 2016.


ARTICULO 11 Definición por tiro libre penal: Se ejecutaran en serie de (5) cinco y de persistir la igualdad se ejecutaran en serie de 1 siempre en forma alternada y con jugadores que hayan terminado disputando el partido a definir.


foto1

foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1

“Además, se entrenaba 3 o 4 veces por semana, y los chicos lo hacían a media máquina... Les dije que íbamos a entrenar todos los días al máximo que podía dar cada uno, en base a sus responsabilidades fuera del futbol.

Les fui de frente y les dije que, desde mi arranque, el lugar entre los 16 se lo iban a ganar en base a los entrenamientos y al compromiso que yo viera, sin tener en cuenta apellidos, experiencia o edades; y no tuve problemas con nadie. Lamentablemente Diego (Bonomi) no puede estar con nosotros en la semana, y el único que no sigue es (Diego) Ramos por decisión propia.

También ayudó la vuelta de César Sterpetti, alguien que trabaja muy bien y al que los jugadores respetan.

¿Si pensé que se iba a dar tan pronto la clasificación? Realmente, soy una persona que me tengo mucha fe… Por estar desde el 6 de enero dentro del grupo conozco a los jugadores con experiencia, a los nuevos de este año y a los que están arrancando, y eso fue una ventaja para mí. Se cambió el esquema y tenía los jugadores que necesitaba: (David) Fernández y (Félix) Santa Cruz, los resultados acompañaron y eso lo hizo todo un poco más fácil.

Al partido con 9 de Julio llegamos con cuatro días de trabajo y el objetivo era ganar. Debíamos estar ordenados en defensa y salir a buscar el partido en campo rival, sacarle la pelota a Blanco, o hacérsela difícil… Por momento se pudo hacer... Se cambió el esquema y tuve que incorporar un jugador que no venían jugando (Fernández) y otro que debutaba (Santa Cruz)… Lo más importante eran los tres puntos.

En el partido con Baigorrita la idea fue tener el protagonismo del partido. Se jugó contra un equipo muy joven, distinto al que enfrentamos en su cancha. En los primeros veinte minutos se plasmó en un ciento por ciento la idea que tenemos: Tenencia, movilidad y esperar el momento para atacar. Después del 1-0 nos relajamos un poco y fuimos más pausados.

¿Para qué está Sports ahora? Hoy estamos para enfocarnos en la próxima semana de trabajo. Buscaremos variantes para mejorar el nivel de juego y poder mantenerlo con el correr de los minutos, no regalar nada y estar a la altura para cuando lleguen los cruces.”


foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1

PARTIDOS PENDIENTES


Defensores de Salto vs. Rivadavia (Lincoln)

Villa Belgrano vs. Peña “La 12”


foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1

ACLARACIONES:


1) En el partido de la 2ª Fecha Origone vs. O’Higgins figura Juan Gutiérrez como autor de uno de los goles, cuando en realidad lo marcó Fermín Oberti.

2) En el partido de la 3ª Fecha Origone vs. El Fortín de Salto figura Leandro Di Siasio como autor de 2 goles, cuando en realidad debe decir Emmanuel Di Siasio.

3) En tablas anteriores hay jugadores con los clubes a los que pertenecieron en 2015.

4) Estos errores fueron subsanados en la actual tabla de goleadores.


foto1

foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1

PARTIDOS PENDIENTES


Rivadavia (Lincoln) vs. Villa Belgrano

Peña “La 12” vs. Defensores de Salto


foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1

foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1

foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1

PENDIENTE: RIVADAVIA (Lincoln) vs. DEFENSORES


foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1

foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1

publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral de-luca-publi publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral