logo el futbol de Salto y otras pasiones

publi-header
publi 1

Otros Torneos: Torneo Federal B

FEDERAL B 2016 TRANSICIÓN

16avos de Final – Vuelta

foto

¿Qué hubiese pasado si el remate de Hazaña se metía en el rincón derecho del casi inexpugnable César Horst a los 8’? Seguramente el trámite del encuentro hubiera sido distinto; quizás el desenlace hubiese sido otro y hoy les estaría contando la mayor proeza de un equipo saltense en toda la historia, porque eso hubiese sido si Defensores revertía un 0-2 como visitante en una instancia como esta de un torneo de semejante envergadura. Pero Ezequiel Hazaña, después de desacomodar a dos rivales, sacó un disparo defectuoso que se fue cerca del caño y, dos minutos más tarde, Pedro D’Angelo aprovechó su altura en un tiro de esquina, se anticipó a la salida de Gizzi y mandó el balón al fondo de un arco desguarnecido.

El gol del “Decano” no fue un hecho fortuito… Como le ha ocurrido tantas veces a este Defensores, cuando el segundero no había completado su primera vuelta, el propio Gizzi había salvado su arco ante la entrada solitaria del otro Horst (Marcelo, de gran actuación y despliegue). Si bien la apertura llegó desde una pelota parada y tempranamente, ya había quedado evidenciado que al local no lo perjudicaba el pésimo estado del campo de juego para ser rápido y preciso; todo lo contrario le sucedía al conjunto saltense, que siempre necesitaba más movimientos para controlar la pelota y pocas veces los pases llegaban a destino.

Confieso que cuando me enteré de que Sponton introduciría un cambio en la formación inicial casi desisto del viaje; sin embargo, cuando pisé la cancha pensé que no sería mala idea si lo que buscaba era obviar el pasaje por el medio de la cancha -realmente el estado era el de un potrero, pero un potrero en el sentido literal, no los que conocemos como campos de fútbol improvisados-… Para mi sorpresa, el DT del Loro no pensaba lo mismo, sino que les había pedido a sus dirigidos que intentaran jugar por abajo… Para bien o para mal: Como siempre.

Una sola variante tuvo el once Loro respecto a los últimos dos partidos… Puede parecer poco, pero resultaba por demás significativa teniendo en cuenta el rendimiento del equipo en esos ciento ochenta minutos y conociendo el pensamiento del técnico -que más de una vez se ha manifestado al respecto-: Alejo Falgari, sin llegar a descollar, ha sido -desde su llegada- el jugador más influyente en el funcionamiento del equipo -cuando el equipo mostró mejor su mejor versión-, siendo el encargado de darle fluidez al juego y de que el equipo se parezca a un conjunto, teniendo en él al nexo entre los que defienden y los que atacan. Llamativamente Sponton decidió tener más presencia en ataque con el ingreso de Rodrigo Naya -para colmo lejos del gran nivel mostrado en 2015- por Falgari, quizá pensando más en el segundo gol que en el primero y, como era de imaginar, el primero lo sufrió Defensores.

Con la serie aún más cuesta arriba, y con setenta minutos por jugar, se lesionó Saucedo, el único mediocampista en cancha con oficio para recuperar el balón -algo que a Defensores le estaba costando demasiado- y ahora sí ingresó Falgari. ¿Si lo primordial era recuperar la pelota, el que tenía que ingresar no era Daglio?

No hubo mucho tiempo para preguntas, porque a los 37’ Ángel Gómez aprovechó uno de los tantos desacoples defensivos y definió por arriba de Gizzi que tuvo que salir, como tantas veces en el partido y en el año, lejos de su arco a cubrir las espaldas de los centrales.

En el segundo tiempo el local cedió unos metros y le permitió a Defensores amigarse con el balón, pero el único camino que se abrió fue para un contragolpe que terminó en el tercer gol.

Herido en lo más profundo de su orgullo y como si no fueran conscientes de la realidad, en los últimos veinte minutos el once Loro multiplicó esfuerzos y arrinconó a su rival, y no decayó ni cuando Horst impidió que el tercer penal de la serie se transforme en gol. El descuento fue el premio a ese último intento de subsistencia.

La imagen final fue la de algunos jugadores saludando a la treintena de hinchas que habían ido detrás de un sueño del que se despertó antes del final. Porque no era este el final de sueño que se esperaba hace cinco meses…

Se podrá decir que nunca se había llegado tan lejos, que en el partido de ida el resultado debió ser otro… Pero, las cosas son según el cristal con que se mire, y uno no estaría faltando a la verdad si dice que, a pesar de los refuerzos de renombre, no se avanzó ni un paso con respecto al año anterior.

Es cierto que por primera vez se clasificó a una etapa inédita… No hay que dejar de lado que en una zona donde podían llegar a clasificar más de la mitad de los equipos participantes, se terminó en la mitad, más cerca del cuarto que del segundo, y se clasificó más por defectos ajenos que por méritos propios.

Es cierto que en el partido de ida Defensores creó múltiples situaciones de gol que no fueron aprovechas… Pero los goles del rival -un rival que no fue más que los equipos que se enfrentaron en la etapa previa- vinieron por errores de concepto: No hay forma de defender bien con los dos marcadores centrales en una misma línea.

El comienzo del próximo Federal está a la vuelta de la esquina y para volver a ilusionarse con el ascenso no hay demasiados motivos: Hoy hay muchas más dudas que certezas.

¿Cuál es el equipo titular? Se podrá decir que hay jugadores que habitualmente son titulares, pero ¿cuántos pueden sentir que lo seguirán siendo dentro de tres meses? Y esto no va en desmedro de las condiciones de cada uno, es por la falta de identidad del equipo. ¿Por qué si se había conseguido un funcionamiento más o menos digno, se cambia ante un partido decisivo?

Hoy no es como hace treinta años, cuando el carácter a un equipo se lo daban los jugadores… En la actualidad la idea del técnico es primordial (en el torneo local y en cualquier nivel) y el jugador intenta responder a esa idea, sin revelarse; por eso juzgar a determinado jugador sería injusto y equivocado.

Cuando me pregunto si hay equipo, no hablo del plantel, hablo del conjunto: Hoy Defensores es solo una intención de jugar, que se lleva a cabo según lo permita el rival.

Hoy Defensores, como no tiene a nadie que se pueda sentir intocable -o por rendimiento o por decisión de su técnico-, menos tiene sociedades consolidadas en ningún sector del campo. No sabe aguantar un partido, no sabe ni tiene jugadores para contragolpear, no tiene jugadas preparadas -la mayoría de las pelotas paradas terminan en contragolpes del rival-. Ni siquiera hay un ejecutante de penales predeterminado.

En los últimos doce meses se trajeron dos centro delanteros con sobrados antecedentes como goleadores para concretar las situaciones que sus compañeros generarían, sin embargo los dos deben haber padecido su peor marca: Aranda anotó 4 goles en 21 partidos como titular y Defrancesco recién pudo marcar en el octavo encuentro. ¿Qué es más cierto: que no rindieron de acuerdo a las expectativas o que ambos sufrieron la falta de asistencia?

Es innegable que Defensores ha crecido en estos últimos dos años: De pelear por mantenerse en la categoría pasó a entreverarse con los de arriba… Pero, no hay que dejar de lado que jugadores que tenían muy poca experiencia, o ninguna, en un torneo de esta magnitud, año a año han acumulado una veintena de partidos a su trayectoria.


CARLOS ABEL RIGGI


foto foto foto foto foto

CÉSAR EZEQUIEL HORST (27 años. Arquero de Atlético Uruguay):


-“La orden del DT fue presionar los primeros veinte minutos y tratar de liquidar el partido ahí… Se dio de pelota parada -nos las veníamos aprovechando-, así que, contento por eso y por la clasificación.”


-No venían manteniendo la valla invicta, no hacían goles de pelota parada… ¿Qué cambió?

-“Fueron cosas que el DT fue acomodando… Nos castigaron mucho… Estuvimos últimos en un momento… Hoy nos estamos haciendo fuerte; el grupo está muy unido…”


-¿Estás en tu mejor momento?

-“Si tengo el nivel que tengo es por el apoyo de mi familia, la confianza del cuerpo técnico, de mis compañeros y de los dirigentes… Es todo de ellos. Y sí, estoy en mi mejor momento: el miércoles cumplí 27 años… Por ahí me pongo a pensar en los errores que cometí de más joven y que hoy ya no cometo… Ojalá pueda seguir por este camino y tenga la posibilidad de jugar una final, que es lo que más queremos.

Estuve en Boca, Platense, jugué en Chile, en Centroamérica… Hoy estoy acá, empezando de cero… pero no me voy a rendir, sé que todavía pueden llegar cosas importantes.”


-El estado del campo no los perjudicó…

-“La cancha se rompió contra Las Achiras y está muy mala… En el primer tiempo tratamos de jugar por abajo, abriendo la cancha, aprovechando los volantes que tienen mucho ida y vuelta, y en el segundo ya no daban las piernas; en base al resultado nos relajamos y por eso ellos llegaron más.”


-¿Se habían preparado para estar acá?

-“Tuve alguna posibilidad de irme a principios de año, pero el DT me dijo que me quedara, que iba a armar un equipo para tratar de ascender… Él se quedaba si le traían los jugadores que pedía… se quedó, así que el objetivo es el ascenso.”


foto foto

16avos de Final – Ida

foto

Después de lo ocurrido la semana anterior, cuando Defensores desplegó su mejor fútbol en mucho tiempo y los planetas se alinearon en su favor, nadie podía imaginar lo sucedido el último sábado.

Sin repetir la performance de Chivilcoy, el Loro hizo sobrados méritos para quedarse con una victoria hasta significativa pensando en el partido de vuelta, pero un par de yerros, una increíble falta de puntería y la extraordinaria actuación del arquero visitante transformaron el sueño de clasificación en poco menos que una utopía.


foto

Dentro de un trámite parejo, Defensores tenía la iniciativa y Gizzi era un espectador pero, de un contragolpe sin demasiada peligrosidad, Orellana quedó a contrapié, Restano se fue a enfrentar al arquero Loro, punteó la pelota que pegó en el travesaño, picó superando al “2” y le quedó otra vez al “9” que cabeceó anticipando a Gizzi, que también había quedado desacomodado.


foto
foto

La mejor jugada colectiva del partido: Favergiotti llegó al fondo de la cancha, amagó tirar el centro se la dejó a Ermini que cambió de frente, Narbiloni devolvió la pelota al medio dejando solo a Defrancesco con medio arco a disposición, pero el cabezazo del “11” Loro no tuvo la suficiente dirección y permitió la atajada espectacular del “1”.


foto

Unos segundos antes Restano no había llegado a definir la única situación propicia del conjunto entrerriano generada por mérito propio y Defensores tenía una posibilidad inmejorable de ponerle algo de justicia al resultado, pero Ermini, quizás influenciado por la agilidad mostrada por Horst, le entró fuerte al balón y muy abajo.

Para colmo de males, a los tres minutos del segundo tiempo, tras un córner, partió el pelotazo a campo de Defensores, Ermini peinó el balón hacia a atrás buscando a Orellana, pro no hizo más que descolocar al defensor y Restano se fue en soledad para volver a dejar a Gizzi sin chances.

El segundo gol dejó al conjunto de Sponton tambaleante y de poco sirvieron los cambios, hasta que Cid sancionó una mano de defensor visitante dentro del área…


foto

Cuando parecía que el rebote le iba a caer al ejecutante del penal, la pelota tomó efecto y se diluyó el peligro. A pesar de la nueva desazón, Defensores siguió buscando…


foto
foto
foto

Indudablemente no era el día… Y Defensores terminó agradeciendo que el árbitro no retrotraiga la jugada y sancione un penal de Gizzi a Restano en el descuento que, de convertirse, hubiese sido lapidario.

El panorama es por demás complejo para el Loro… Sin embargo, el nivel que mostró el equipo en los dos últimos partidos y por lo que se pudo ver del conjunto entrerriano, un triunfo en la revancha no resultaría sorpresivo. Habrá que ver cuánto influye la condición de local en Concepción del Uruguay.


foto

FACUNDO ERMINI: “Nunca en mi vida me tocó un partido así… es increíble. Si te guías por el partido, es increíble pero, bueno, es fútbol… Acá no se habla de merecimientos, sino del que la mete o no la mete. En todo el torneo no creamos las situaciones que creamos hoy… Erramos dos penales… Es increíble… Pero, hay que hacerse cargo: se perdió.

Se jugó bien, porque los que propusimos en todo el partido fuimos nosotros, más que en cualquier otro partido… Es amargura, es impotencia… Creo que, si meto el penal, el partido era otro… Son circunstancias del fútbol…

El arquero tuvo una gran tarde… La verdad que no lo conocía, pero es un gran arquero… Como te digo: si hubiese metido ese penal en el final del primer tiempo, estoy seguro de que todo era distinto, a pesar de que tuvimos ocho o diez situaciones.

No sé si es un equipo flojo… Ellos vinieron a hacer su partido y se encontraron con dos contras… Otra desgracia en el segundo gol… Tuvieron esas dos y la metieron y nosotros no pudimos aprovechar ninguna de las que tuvimos.

Imposible no hay nada en el fútbol… El domingo pasado nos daban por muertos e hicimos un gran partido, se dieron los resultados y acá estamos… Quedan noventa minutos más y creo que hoy demostramos que estamos capacitados, a pesar de la derrota, para ir allá con esperanzas… Hasta que no termine el segundo partido no vamos a bajar los brazos.

Atlético es un clásico equipo de Federal B: Aguerrido, que sabe cómo pararse y que, cuando estuvieron en ventaja, se metió atrás y jugó de contra… es simple.”


JUDELIN AVESKA: “La verdad que fue un partido complicado, pero gracias a Dios lo pudimos sacar adelante. Ellos pusieron todo y nosotros hicimos un partido inteligente…

Estuvimos muy bien ordenados, más allá de los penales, que vinieron por errores nuestros… Ahora vamos a trabajar en la semana para corregir esos errores y llegar bien preparados al partido de vuelta.

No sé si el 2 a 0 es el resultado ideal, pero dimos un paso grande… Todavía no estamos conformes… Hay que mantener la concentración porque en fútbol todo puede pasar.

Sí, Horst ataja siempre es así… Es un arquero con muchas condiciones que ojalá pueda seguir creciendo.

Llegué a los 18 años a Argentina, hice inferiores en River, jugué cinco años en Nacional B con Independiente de Mendoza, estuve un año en Jujuy, jugué en Juventud Unida de San Luis, en Almagro, hace un par de meses estuve en la India y vine acá a darle una mano al DT, que fue mi compañero en Mendoza… Hace un mes llegué a Concepción, donde estoy muy contento.

Tengo un setenta por ciento de posibilidades de jugar la Copa América para mi país (Haití)… Ya estuve en las eliminatorias y llevo diez años en la selección… Defender la camiseta de tu país, más allá del nombre del país, es lo máximo que le puede pasar a un futbolista… Si Dios quiere voy a estar.

Hace más de nueve años que estoy en Argentina… Muy contento de haber venido aquí y muy agradecido de toda la gente, y a Dios, que me dio la oportunidad de estar acá.”


foto
foto

FEDERAL B 2016 TRANSICIÓN - Zona 4

Quinta Fecha – Segunda Rueda

foto

El deporte no puede estar ajeno a los vicios de una sociedad corrompida, por lo tanto, pretender que el fútbol sea una actividad inmaculada es una utopía; sin embargo, cada tanto, este maravilloso juego se transforma en la más extraordinaria caja de sorpresas.

Defensores viajó a Chivilcoy casi de compromiso… Matemáticamente las posibilidades eran escasísimas, presuntivamente casi nulas, y futbolísticamente, solo una treintena de soñadores -entre plantel, cuerpo técnico, dirigentes e hinchas- guardaban una mínima ilusión.

Desde las matemáticas, Defensores llegaba como el equipo con menores posibilidades, dependiendo tanto de los demás como ningún otro, comenzando por Belgrano de San Nicolás y terminando en Mendoza o vaya a saber en qué otro lugar. Desde la presunción, tanto Defensores como prácticamente todos los terceros en pugna, enfrentaban a equipos sin motivaciones específicas, y futbolísticamente, el panorama no era muy alentador teniendo en cuenta la presente campaña, con el agravante de una sequía de triunfos como visitante que acumulaba más de diez meses y catorce partidos.

Para colmo, desde la formación inicial Independiente, pese a estar clasificado en un inamovible segundo lugar, no daba ningún tipo de ventajas, y en el vestuario Loro el semblante de Rodrigo Naya, víctima de una descompostura, se hacía contagioso.

Sin embargo, se adivinaba en el once Loro una determinación inusual y una postura ambiciosa. Saucedo y Falgari comenzaron a mandar en el medio del campo, Castagno y Hazaña a buscar los espacios menos poblados y Ermini y Defrancesco a fabricar huecos con sus movimientos, y empezaron a llegar las situaciones: A los 10’ el remate esquinado de Hazaña se desvió en un defensor y Lungarzo, con reflejos de felino, alcanzó a manotear el balón cuando la caída de su arco se hacía inminente; sesenta segundos más tarde Defrancesco llegó a la línea de fondo, levantó la vista y le sirvió el gol a Hazaña, pero el agarrón de D’Amelio dejó al enganche sentado en el piso y reclamando una falta evidente… Bueno, quizás Calógero no vio la falta pero, dos minutos después, cuando Palavecino anuló la jugada que Ermini terminaba en gol, quedó de manifiesto que la terna arbitral iba a resultar otro escollo a superar.

El Loro no se distrajo en reclamos -aunque Defrancesco fue amonestado por hablar- y siguió sumando méritos: A los 18’, después de una pared perfecta, Lungarzo volvió a ahogar el grito de Hazaña. A los 26’ D’Amelio, en una actitud totalmente irresponsable, le pegó una trompada a Hazaña y a Calógero no le quedó otro camino que la expulsión.

Como suele suceder en los últimos tiempos con todos los equipos, por unos minutos Defensores no supo qué hacer con el hombre de más pero, antes de que termine el primer tiempo, retomó el control y consiguió el merecido premio: Castagno se disfrazó de wing derecho, llegó al fondo y le metió un centro exacto a Defrancesco que cabeceó hacia abajo, pero otra vez tapó Lungarzo y, como si la justicia hubiese decidido ser completa, el rebote le quedó a Ezequiel Hazaña que no tuvo inconvenientes para mandar el balón al fondo del arco.

El primer tiempo terminaba de la mejor manera: Defensores desplegando el mejor juego que se le haya visto en el año, ganándole merecidamente a un rival que lejos estaba de facilitarle la tarea -hasta su técnico se había ido expulsado por reclamar fallos sin argumentos-, Belgrano no pudiendo con Camioneros y San Martín de Mendoza -uno de los que no tenía que ganar- cayendo 2 a 0.

Si antes del partido la sensación era la de no tener nada por perder, ya que todo estaba perdido -por lo menos en cuanto a lo que de el Loro dependía-, ahora comenzaba a tallar la responsabilidad de mantener la victoria, mientras que el local remarcaba que iba a continuar con la misma idea (¿equivocada, teniendo en cuenta la inmediatez de la etapa decisiva?).

Independiente pasó a tener el control del balón y Defensores a cerrar los espacios, pero a los 11’ Cáseres quedó cara a cara con Gizzi, le picó el balón y, cuando el empate se hacía inminente, Orellana alcanzó a evitar la caída de su arco en el último esfuerzo. Entonces el Loro entendió que aguantar no era el mejor negocio y comenzó a utilizar el contragolpe… Defrancesco remató alto desde buena posición y Faría estrelló el balón en el caño izquierdo de Gizzi como para alargar el suspenso mientras Calógero y Palavecino volvían a tomar protagonismo -ninguno de los dos quiso ver ni escuchar un golpe de Giaccone a Hazaña con el juego detenido-.

El ingreso de Daglio por Hazaña -que seguía pidiéndola y encarando rivales- obligó al local a dividir la pelota y Defensores lo pudo liquidar, pero enfrente estaba Lungarzo, que le tapó un remate cruzado a Ermini y le sacó espectacularmente un zurdazo a Iocco.

La confirmación de los otros resultados se hacía esperar cuando Calógero mostró cuatro dedos de su mano derecha… El sueño estaba a punto de hacerse realidad, pero el árbitro y su asistente se empecinaron en hacer más dramáticos los últimos segundos: Además de la situación mostrada más abajo, permitió que se ejecute un tiro de esquina para el local con el tiempo cumplido… Cuando terminó el partido, y los jugadores que estaban en el banco llegaron con la buena nueva, entonces sí se pudo festejar.

Todos habían jugado para el Loro pero, sobre todo, el Loro se había ganado a sí mismo.


foto foto foto foto foto foto foto

DAMIAN CASTAGNO: “Nos daban por muertos y demostramos que estamos más vivos que nunca, y vamos a pelear hasta el final…

Ellos se jugaron todo, querían ganar para terminar lo más arriba posible… Tienen muy buen equipo y de locales son muy fuertes. Nos atacaron todo el partido… Nosotros salimos a hacer lo que sabemos y por suerte pudimos ganar de visitantes después de mucho tiempo.

El primer tiempo fue lo mejor nuestro en el torneo…Estuvimos ordenados atrás, fuimos un equipo corto, tratamos de manejar bien la pelota… Creo que fuimos justos ganadores.

Este es el triunfo que necesitábamos… Nos da un plus para enfrentar lo que viene y jugarle de igual a igual a cualquiera.

¿Si valió la pena venir? ¡Sí, más vale! Tenía ganas de jugar en mi club y estoy muy contento. Me pienso quedar hasta donde sea.”


EZEQUIEL HAZAÑA: “Vinimos con toda la confianza… Sabíamos que era difícil, pero Dios nos muestra que todo se puede en la vida, y hoy pudimos.

Puede ser que haya sido mi mejor partido en Defensores pero, todo el equipo jugó muy bien… El equipo se tomó esto con responsabilidad y vinimos acá pensando que no estaba todo perdido y lo demostramos en la cancha, por más que el árbitro en los últimos minutos nos metió en un arco.

Me sentí con confianza, con ánimo, porque sabía que se podía… Y lo demostramos. Estoy muy contento por eso.

Por ahí el equipo tardó mucho en encontrar el juego… Hoy lo encontramos… Esta segunda rueda fue mejor… En la primera tuvimos partidos muy malos y se reflejaba en los resultados…

La verdad que no tenía ganas de salir… Nunca tengo ganas de salir pero, el técnico sabe porqué me saca y está muy bien… Y sí… Tenía ganas de jugar un rato más, jaa.”


foto
foto

RESULTADOS DE LA FECHA


Independiente 0 vs. Defensores de Salto 1 (Hazaña 41’)


Belgrano 0 vs. Camioneros 0


Libre: Rivadavia


foto
foto
foto
foto
foto

LOS 32 EQUIPOS CLASIFICADOS PARA LOS 16avos.


foto

Aclaración:


P: Posiciones generales por ubicación en su zona, porcentaje de puntos obtenido en la zona y diferencia de gol.

U: Ubicación en la zona.


Esta tabla es solo para reflejar las campañas de los distintos equipos, ya que los cruces se conformarán por cercanía geográfica.


Solamente en 16avos no se enfrentarán equipos que hayan integrado la misma zona en la etapa clasificatoria.


foto

FEDERAL B 2016 TRANSICIÓN - Zona 4

Cuarta Fecha – Segunda Rueda

foto
foto
foto

LAS VOCES DE LOS PROTAGONISTAS

¿Con qué sentido atormentarlos con preguntas incómodas? ¿Qué conclusión válida podríamos sacar de sus dichos? Los jugadores de Belgrano, seguramente, se hubiesen lamentado por las situaciones no aprovechadas en el primer tiempo, donde merecieron claramente sacar alguna diferencia y quizás, siendo sinceros, se hubieran manifestado satisfechos por el punto que los deja mejor perfilados que su rival para la última fecha. Del lado de Defensores no me hubiese sorprendido si escuchaba: No jugamos bien, pero nos faltó suerte en el final… Frases por demás entendibles en un futbolista que siente que hizo todo lo posible durante noventa minutos.

Se podría poner como atenuante que el estado del campo no ayudó, blando por la lluvia y con el césped demasiado alto, lo que hacía que costara hasta caminarlo, sin embargo, al conjunto nicoleño eso no lo afectó en el primer cuarto de hora para tomar la iniciativa y merecer la ventaja.


DEFENSORES NO SE HACE CARGO

Defensores comenzó esta aventura con el claro objetivo de ascender, dicho por uno de sus máximos dirigentes y asentido por su propio técnico, quien exactamente una rueda atrás le manifestó a este periodista “Hoy tenemos jugadores más dotados técnicamente y hemos perdido nuestra principal virtud: tener el control de la pelota”. Pocos días más tarde, el mismo Sponton y algunos futbolistas intentaron quitarse presión diciendo que se habían puesto las expectativas demasiado alto. Sin embargo, bastaron un par de buenos resultados para que se escuchara algo así como: “Ahora tenemos la actitud que no tuvimos en la primera rueda”.

Por supuesto uno, ávido de contar triunfos de equipos y jugadores saltenses, y los hinchas -aunque no todos por lo que se ve en las tribunas partido a partido- nos entusiasmamos con un mínimo esbozo de buen fútbol.

Este es “EL” partido, el que con un triunfo puede borrar cualquier reproche y catapultar al equipo, prácticamente, a la próxima etapa. Enfrente el rival directo -el mismo que lo amargó en las últimas dos visitas a San Nicolás-, también urgido por la necesidad de sumar, con el agravante de no haber conseguido puntos ni goles como visitante.

En el Loro no hay ausencias que lamentar y el once titular por primera vez en mucho tiempo se repite por tercera vez. Por si fuera poco, al aurirrojo le falta Elías Monzón, ese llanero solitario que tantas veces ha tenido a maltraer a los equipos saltenses. Hasta la tan pronosticada lluvia se convierte en un aliado al decir ausente.

Todo está listo para que el “Carlos Testa” viva una tarde más de gloria… Pero, apenas pasaron cuatro minutos y Gizzi ya tuvo que volar para desviar el cabezazo de Rodrigo Rodríguez, que apareció solo en el medio del área… Al rato, de un lateral, Ariel Olsen se le escapa a Orellana, enfrenta al arquero y otra vez gana Gizzi… Bueno, será hasta que el equipo se acomode.

De a poco Defensores comienza a agarrar el balón, pero se fallan pases de tres metros, se meten pelotazos a la deriva, se intenta con remates de media distancia forzados… Pasan los minutos y Belgrano, que a esta altura tampoco es un derroche de virtudes, sigue amenazando. Por fin, Martín hizo sonar el silbato indicando el final del primer tiempo y muchos agradecemos (¿o maldecimos?) por no habernos quedado dormidos.

En el entretiempo recuerdo una de las pocas frases que me quedaron de un técnico “nunca, en un partido, los dos tiempos son iguales” y me consuelo. Por supuesto, peor no se puede jugar… No queda otra que ver un segundo tiempo más atractivo.

Pronto me doy cuenta de que el fútbol está hecho de frases hechas que muchas veces no se cumplen: Todo es tan tedioso como al principio. En un ataque aislado del visitante aparece el cruce providencial de Favergiotti para evitar el gol de Cabral; Naya contesta con una volea pifiada desde el punto del penal. Ya entró Defrancesco por Saucedo, pero nada cambió, porque el “9” y Ermini se tienen que tirar demasiado atrás a buscar pelotas que nadie lleva para adelante.

Faltan quince minutos cuando ingresa Iocco por Narbiloni y el exRosario Central, solo por el ímpetu con el que pelea cada pelota intentando ir hacia el arco rival, enciende una luz de esperanza. A falta de siete minutos, Sponton manda a la cancha a Testa en un último intento de supervivencia, y entre Feliciano y Nico, con su rebeldía, contagian a Damián Castagno y al resto. Un tiro colocado de Defrancesco es devuelto por el caño derecho y los últimos instantes se juegan en el área de Etchemendi, pero apenas fueron tres minutos de furia… Poco, demasiado poco para pretender otro resultado. Demasiado poco para cambiar el humor de los hinchas que ni siquiera esperaron el último saludo.

¿Cuál es el déficit de este Defensores? Si los jugadores, en su mayoría, ya han demostrado que están a la altura de este torneo; si nadie duda de que tienen el coraje suficiente para disputar una pelota; si el mensaje de su entrenador parece ser claro; si ya no se puede culpar a Sponton por la formación del equipo… Es algo que va más allá: Defensores parece un buen equipo europeo, por intención y, lamentablemente, también sin la rebeldía de aquellos, puesto en la realidad del fútbol argentino.

En este último tiempo cuesta recordar un partido donde el equipo haya revertido una mala tarde sacando a relucir el amor propio, y no es que haya jugadores que se queden parados mirando cómo el rival se lleva la pelota o que no la corran cuando el pase no es preciso, nada de eso.

Se puede tener la loable intención de tratar bien el balón pero, hay partidos en que las cosas no salen como uno quisiera o el rival es superior, y en esos momentos no queda otra que apretar los dientes, poner la pierna más fuerte, arrojarse a una pelota sin tener miedo al ridículo ante una pasada de largo, levantarse y seguir, sin siquiera quejarse del dolor más agudo… Así como lo ha hecho más de una vez Carlos Daglio, como esta vez lo hicieron Nicolás Iocco y Feliciano Testa, así como lo hicieron todos en los últimos cinco minutos… Con quince o veinte minutos como esos, por partido, otra sería la historia.

Dicen que mientras hay vida hay esperanza…Esto es fútbol, y no sería descabellado que se dieran una serie de resultados entre equipos parejos pero, la clasificación queda demasiado lejos, tanto como los sueños a los que alguna vez invitó este equipo.


CARLOS ABEL RIGGI


foto
foto

RESULTADOS DE LA FECHA


Defensores 0 vs. Belgrano 0


Camioneros 0 vs. Rivadavia 1 (Pablo Labbate 23’)


Libre: Independiente


foto
foto

En la próxima fecha Defensores visita a Independiente (ya sin posibilidades de finalizar en el primer lugar) y Belgrano recibe a Camioneros (ya sin ninguna posibilidad de clasificación).

Si Defensores y Belgrano ganan sus partidos, Belgrano quedará tercero por partidos entre sí.

Tanto Belgrano como Defensores, quien resulte tercero, dependerán de lo que suceda en las demás zonas.


foto
foto
foto

FEDERAL B 2016 TRANSICIÓN - Zona 4

Tercera Fecha – Segunda Rueda

foto
foto

PABLO LABBATE (23 años. Mediocampista de Rivadavia): “Fue un partido bastante cerrado, sobre todo en el segundo tiempo.

En el primer tiempo fuimos superiores y tuvimos las situaciones más claras. En el segundo se hizo más parejo.

¿Si noté algún cambio en Defensores respecto al partido en Salto? Esta vez se pararon bien en defensa y jugaron más largo.

¿Si nos terminamos conformando con el empate? Nooo, para nada; siempre fuimos a buscar los tres puntos. Queremos clasificar primeros, por eso buscamos la victoria en todo momento.

Estamos bien… Hoy nos faltó terminar las jugadas, pero estamos bien. En el segundo tiempo no pudimos entrarle a Defensores, salvo en alguna oportunidad, porque ellos se cerraron bien.”


foto

PABLO GIZZI (24 años. Arquero de Defensores): “El partido fue parejo. Ellos manejaron la pelota, pero no generaron tantas situaciones. Nosotros, cuando pudimos hacer circular la pelota, llegamos con peligro al arco de ellos.

El equipo sigue levantando desde lo futbolístico y, fundamentalmente, desde lo anímico. Estamos jugando con mucha más intensidad que en la primera fase.

La diferencia con el partido en Salto fue que la cancha de ellos es muy grande y la saben aprovechar bien, por eso no los apretamos arriba como lo hicimos cuando jugamos de local.

El empate fue justo, lo pudimos ganar los 2 equipos.

Era clave traernos algo de una cancha difícil. Con el empate estamos obligados a ganar el próximo partido y ver qué necesitamos en la última fecha en Chivilcoy.”


foto
foto

RESULTADOS DE LA OCTAVA FECHA


Rivadavia 0 vs. Defensores 0


Belgrano 1(Rodrigo Rodríguez 16’) vs. Independiente 0


Libre: Camioneros


foto
foto
foto
foto
foto

TERCEROS EN DISCORDIA

De las siguientes 5 zonas, los 4 mejores terceros (puntos, diferencia de gol…) clasifican a la próxima instancia.

Así están hoy y los partidos que restan jugarse:


foto
foto
foto
foto
foto
foto

Segunda Fecha – Segunda Rueda

foto

Quizá para soñar a corto plazo sea tarde, pero al menos se detuvo la caída y se dio un pequeño rebote en lo que pareció ser el abismo… Es que el Defensores de Sponton se asemejó más al de los buenos momentos que al de los últimos tiempos.

Después de mucho probar sin éxito, resultó que esta vez sí los que no jugaban eran mejores. Entre tanto nombre rutilante, quizá no se valoraba lo suficiente la ausencia de Falgari -ausente por distintas lesiones en el primer trimestre-, pero nadie sabe más que el propio Sponton sobre lo importante que fue Alejo Falgari en la campaña pasada, y seguramente lo extrañaría.

No es que el joven mediocampista chacabuquense haya jugado un partido memorable, pero su vuelta coincidió con la mejoría del equipo, por algo tan sencillo como que, cuando la pelota pasa por sus pies, sale limpia hacia un compañero. Con algo tan simple, Defensores volvió a dar tres pases seguidos después de muchos partidos, no corrió todo el tiempo detrás de la pelota y creo situaciones.

Es innegable que el séxtuple campeón de Salto hizo mucho por ganar el partido, desde la actitud para disputar cada pelota, hasta la audacia para mostrarse libres e intentar una gambeta o rematar al arco.

Por supuesto que no fue fácil, ya que enfrente tuvo un equipo tan o más capacitado, que en ningún momento se dio por vencido y se jugó el todo por el todo hasta el último instante.

Para hablar de merecimientos habría que detallar las múltiples llegadas que tuvieron los dos, y no tendría sentido: Entre equipos parejos, el resultado parcial tiene una incidencia absoluta en el desarrollo de un partido, ya que, normalmente, el que está en desventaja no tiene otra opción que atacar, mientras que el que va ganando prioriza -hasta inconscientemente- mantener la diferencia.

Soy un convencido de que la suerte tiene una incidencia ínfima en un partido de fútbol (perderse un gol abajo del arco no tiene que ver con la suerte, sino con la capacidad del jugador de intuir un pique más o menos largo, de colocar el pie adecuadamente, etc.), pero a veces la buena fortuna puede decidir un resultado, y esta vez el Loro tuvo la cuota necesaria para quedarse con los tres puntos.

No fue por una señal divina que a los nueve minutos ya había sacado dos goles de ventaja: A los tres minutos y medio ya había quedado Falgari en posición de gol, aunque sin el suficiente ángulo; a los seis, de una pelota parada y un rebote, Favergiotti “primereó” a Formaggioni y dejó la pelota picando en el área rival, y Nuñez tuvo los reflejos y la determinación necesarios para ir a buscarla y batir a Vallejos. Tres minutos después, otro ataque y otra falta: Orellana acomodó el balón recto al arco y a casi cuarenta metros, y sacó un remate potentísimo que llegó a la red después de pegar en el travesaño. Seguramente David no le apuntó a la parte baja del travesaño, pero le entró a la pelota de una forma que tenía muchas más posibilidades de que sea gol a que no lo fuera.

Tampoco fue por suerte que Defensores se fue al descanso dos goles arriba, sino porque supo neutralizar los ataques de su rival.

En el arranque del segundo tiempo, cuando apenas habían pasado treinta segundos, Carrasco se metió en el área y Orellana lo derribó. Gizzi adivinó la intención, pero el remate de Fabián Castillo no le dio posibilidades.

Defensores estaba cortando una racha de siete partidos sin triunfos, pero de pronto reaparecían los fantasmas por el recuerdo fresco de la caída ante Independiente, después de haberse ido en ventaja al descanso. Sin embargo, no hubo mucho tiempo para preocuparse, ya que la buena suerte le tenía reservada una sorpresa: Ermini, recostado sobre la línea derecha, intentó el centro pasado, sin demasiado convencimiento, y la pelota voló hacia el arco, sobrepasando el salto desesperado de Vallejos para meterse en la cara interna de la red lateral.

Mucho más que los dos goles del primer tiempo, este influiría en el ánimo de los dos equipos. Noto ya había realizado los tres cambios buscando revertir el resultado y el tercer gol, un minuto después del descuento, cayó como un baldazo de agua helada; por el contrario, Defensores se convenció de que este era el día y fue por más. Hazaña y Rodrigo Naya no supieron aprovechar sendas situaciones para liquidar el partido y Camioneros volvió a descontar con una pelota parada. El juvenil Enzo Sotelo se transformó en el más rebelde del visitante y preocupó por el sector izquierdo de la defensa Lora, pero siempre apareció una pierna, una cabeza, o los puños de Gizzi para despejar el peligro. Además, el ingreso de Daglio por Saucedo, había llegado a tiempo.

Defensores consiguió el triunfo tan esperado ante el rival directo en la pelea por el tercer puesto. Esta vez tuvo una cuota de suerte (¿habrá sido la camiseta?) pero, de que la ayudó, no quedaron dudas.


CARLOS ABEL RIGGI


foto foto foto foto foto foto foto

DAVID ORELLANA: “El equipo mejoró mucho, no solo en el juego, sino también en la actitud. Se vio el equipo del torneo pasado, dejando todo en cada pelota e intentando jugar siempre.

Son los tres puntos que tanto necesitábamos… Es fundamental para lo anímico y para seguir peleando la clasificación.

No creo que se nos haya puesto muy alto: Sé que tenemos un buen equipo, con la base del año pasado y con refuerzos de jerarquía, entonces sabemos que podemos dar más y se espera más del equipo.

¿Si me sentía cuestionado? Y, cuestionado uno está siempre, y más en Defensores, pero nunca nos afectan las opiniones negativas y, a veces, hasta con mala intención. Sabemos que de las malas se sale en conjunto y por suerte tenemos un grupo fuerte y solidario.

Creo que nos vino bien la fecha libre, y más por cómo se dieron los resultados, para descansar y arrancar la segunda ronda con todo. Tenemos cuatro finales y por suerte la primera la pudimos ganar.

Me di cuenta de que era gol cuando entró, jaja. Pateo seguido de media distancia y manejo la pelota parada siempre, pasa que a veces las cosas salen y a veces no.

Creo que fue el mejor partido de Defensores en lo que va del torneo y en lo personal me sentí muy bien. Nos dimos cuenta de que podemos sacar esto adelante y que depende de nosotros. Tenemos buen equipo… Es cuestión de que salgan las cosas como este domingo y cambiar un poco la imagen que veníamos dejando.”


foto
foto

RESULTADOS DE LA SEXTA FECHA


Camioneros 1 (Fabián Castillo 30’) vs. Independiente 3 (Jorge González 17, Darío Gianaschi 47’pt y 50’)


Rivadavia 2(Tamburelli 2’ y Colapietro 13’) vs. Belgrano 0


Libre: Defensores de Salto


foto

RESULTADOS DE LA SÉPTIMA FECHA


Defensores 3 (Nuñez 6’, Orellana 9’ y Ermini 48’) vs. Camioneros 2 (Castillo 47’ -p- y Benítez 56’)


Independiente 1(Lungarzo 96’ -p-) vs. Rivadavia 1 (Tamburelli 79’)


Libre: Belgrano


foto
foto
foto
foto
foto

Quinta Fecha – Primera Rueda

foto

Imposible no caer en la reiteración, casi tanto como no resultarle antipático a técnico, jugadores, dirigentes e hinchas cuando semana a semana se tiene que escribir más o menos lo mismo: Que falló el sistema elegido, que se equivocó el técnico, que los jugadores están en bajo nivel… Dicen que no es triste la verdad pero, cuando parece no tener remedio, ¿qué queda? ¿Resignarse?

Esta vez Sponton metió mano en la formación inicial y volvió a uno de sus sistemas preferidos (4-2-3-1) y a los quince minutos, cuando Daglio pesco un rebote en el área en la segunda llegada a fondo de Defensores -5’ antes Defrancesco no pudo acertarle al arco, de cabeza, tras un muy buen centro de Favergiotti desde la línea de fondo- un manto de esperanza cubrió gran parte del “Carlos Testa”; sin embargo, cuando al Loro se le presentaba el partido con todo a favor, se hicieron más notorias las imprecisiones y la falta de confianza que viene atormentado al equipo.

Lejos de controlar la situación y manejar el balón, jugando con la desesperación del rival –tan necesitado de sumar como Defensores, aunque antes del partido la tabla de posiciones le diera cierto aire-, desde el arco y desde la defensa se siguió dividiendo la pelota con remates largos para que Defrancesco o Hazaña luchen en inferioridad numérica. Por consiguiente, Independiente no se desesperó, continuó poniendo el balón en el piso y siguió usando el ancho del campo, aunque sin inquietar demasiado a Gizzi en los primeros cuarenta y cinco.

Irse al descanso en ventaja no era poca cosa, más allá de que el equipo solo había mostrado alguna de ráfaga de memoria, pero el siempre correcto técnico Loro dio su parecer a la salida del campo, sin palabras: Una pelota que había quedado cerca del banderín del córner le sirvió para manifestar su bronca estrellándola contra la pared del túnel. No hacía falta más para saber qué opinaba de la actuación de su equipo.

Como si en el vestuario Sponton hubiera dicho: Sigan así, que estamos bien, en el segundo tiempo las cosas siguieron igual, hasta que el árbitro decidió -en una jugada donde Nuñez quiere rechazar la pelota a un metro del piso y golpea al jugador chivilcoyano que llega antes, con la pierna levanta- marcar el punto del penal, dos minutos después de que Gizzi se luciera por primera vez ganándole un mano a mano a D’Amelio.

Con el empate consumado y un tercio de equipo cambiado de posición -al salir Favergiotti, Orellana pasó a marcar la punta, Daglio bajó al centro de la defensa, Naya retrocedió unos metros y el ingresado Iocco ocupó el extremo izquierdo-, el desorden fue mayor y lo aprovechó Gianaschi, que arrancó desde la izquierda dejando rivales en el camino hasta servirle el balón a Cáseres, que definió con frialdad ante Gizzi.

En los dieciséis minutos que restaban, más el descuento, por arrebatos de amor propio Defensores tuvo dos situaciones: En una Lungarzo mostró sus reflejos ante una volea furiosa de Castagno, y en la otra el remate de Narbiloni, con poco ángulo, fue devuelto por el travesaño con el arquero vencido.

El final mostró a algunos jugadores del Loro exaltados -por suerte sin que la situación pase a mayores-: Varios fallos de Eduardo Rodríguez -muy cuestionables y tendenciosos- fueron caldeando los ánimos, la actitud ventajera del banco de Independiente -ya en el descuento, al realizar el último cambio, se modificó el jugador sustituido en inequívoca actitud de enfriar el partido- y, sobre todo, por la impotencia de no encontrar el rumbo para poder cambiar una historia que comenzó como un sueño y se transformó en una pesadilla.


foto

RADIOGRAFÍA DE LA SITUACIÓN

Si las grandes campañas se basan en tres patas fundamentales (Dirigencia-Director Técnico-Plantel), algo está fallando:

La dirigencia -equivocada o no- hace un encomiable esfuerzo para hacer crecer al club en lo deportivo: cumple con lo que promete y respeta proyectos a ultranza.

Al ya buen plantel del año anterior se le sumaron jugadores de jerarquía reconocida. Un plantel -teniendo en cuenta los 11 que salieron a la cancha en este partido- donde el menos experimentado es Carlos Daglio, que ya suma 36 partidos disputados por Federal B.

Claudio Sponton lleva dos años y medio al frente del equipo y, solo por Federal B y Copa Argentina, disputó 55 partidos, de los que ganó 17, empató 18 y perdió 20. Actualmente suma 7 partidos sin triunfos (4 empates y 3 derrotas). En los últimos 11 marcó 8 goles, nunca más de 1 por partido. Por segunda vez en 27 partidos jugados en su cancha, Defensores termina el primer en ventaja y le dan vuelta el resultado (19/10/14: Rivadavia de Venado Tuerto remontó un 0-2 parcial).

El hincha, como se vio el domingo en una instancia clave, le da la espalda al equipo.


foto foto
foto

RESULTADOS DE LA QUINTA FECHA


Defensores de Salto 1 vs. Independiente 2


Camioneros 3 (Fabián Castillo 26’, Diego Ceballos 64’ y Marcos Villalba 66’) vs. Belgrano 0


Libre: Rivadavia


foto
foto
foto
foto
foto

Cuarta Fecha – Primera Rueda

foto

Tuvieron que pasar cuarenta y dos minutos para que de la tribuna de Defensores bajaran las primeras voces de aprobación, y no fue por una gran jugada elaborada, apenas fueron tres pases seguidos a un compañero y en el cuarto faltó precisión para que a Defrancesco le quedase la posibilidad concreta de definir. Poco, demasiado poco para un equipo con pretensiones que fue superado en todo el campo por un conjunto que solo tuvo como argumentos el orden y las ganas.

Ni el reclamado 4-4-2 dio frutos: Castagno, recostado sobre la derecha, no encontró el espacio suficiente para hacer valer su potencia y el resto ni siquiera lo intentó en la primera etapa.

En un pasaje del segundo tiempo el Loro pareció recuperar la memoria y pudo llegar a marcar, pero un pelotazo cruzado enfrentó a Monzón y a Gizzi, llegó primero el exPuerto San Martín y, casi sin proponérselo, el local consiguió una ventaja que pudo haber ampliado en los minutos que restaban.

Abundar en el comentario del partido no tiene demasiado sentido -sobre todo cuando el DT de Defensores es tan explícito-, pero no se puede dejar de mencionar el pobre y tendencioso arbitraje de Héctor Martínez, en complicidad con el segundo asistente Alexis Pérez: Si bien no se le puede atribuir ningún tipo de culpas en el resultado (a no ser que Monzón haya estado adelantado en la jugada del gol), la mayoría de sus sanciones estuvieron llenas de dudas y mostró tarjetas de forma muy dispar -siendo extremadamente severo con el visitante- hasta el gol de Belgrano, de ahí en más, continuó con la misma modalidad, pero ahora tratando de equilibrar los insultos.


foto foto foto foto foto

CLAUDIO SPONTON (DT de Defensores): “No es que les haya caso a los de afuera… Sabía que Belgrano nos iba a jugar así y decidí usar otro esquema, dándole más libertad a algunos jugadores pero… No podemos hacernos dueños de los partidos, no logramos manejar la pelota… Hoy tuvimos un primer tiempo malísimo; recién en los últimos siete minutos pudimos llegar al arco rival…

En el segundo tiempo cambiamos el esquema, presionamos un poco más arriba y parecía que íbamos mejorando… Ellos no nos llegaban y, en un descuido, en una pelota larga e intrascendente, sufrimos el gol. Después, erramos goles que no se pueden errar, y eso se termina pagando. Hacía un ratito que Hazaña había tenido una situación clara… Son situaciones que hay que superar; el fútbol tiene millones de estas cosas…

Estamos en un bajísimo nivel y más abajo no se puede ir, así que iremos por la recuperación el domingo, en casa, donde nos hacemos fuerte y tendremos que demostrar toda la capacidad que tienen estos jugadores, y el que esté mejor va a jugar.

No estamos precisos, no podemos dar dos pases seguidos, perdemos la pelota muy fácil, y eso hace que se pierda la confianza. Trabajaremos en eso, en recuperar la confianza individual y mejorar en la continuidad de pases, que antes era un patrimonio del equipo y hoy no lo tenemos. Curiosamente, hoy tenemos jugadores más dotados y hemos perdido nuestra principal virtud. Tendremos que trabajar en eso y no descuidar el partido del torneo local que tenemos que ganar sí o sí.

No sé si el problema pasa por la falta de un patrón dentro del campo, creo que hace falta confianza para que todos jueguen de la forma que lo pueden hacer. Por eso digo: Veremos en la semana quién está mejor para ver quién juega el domingo.

La sensación es de impotencia, porque lo que trabajo durante todas las semanas es la continuidad de pases y el control del juego, y no lo podemos llevar a cabo. Por más que ponga un equipo más defensivo, o más ofensivo, o diez arqueros… ni con la mano la podemos pasar segura. Por eso repito: A los que vea mejor elegiré para afrontar un partido decisivo.

No pasa por la fuerza que pueda tener yo para cambiar esto… Si es por trabajar para tratar de mejorar esto, fuerzas no me faltan… El tema pasa porque se pueda levantar el bajo nivel de muchos jugadores que afecta al rendimiento del equipo.”


foto
foto

RESULTADOS DE LA CUARTA FECHA


Belgrano 1 (Elías Monzón 65’) vs. Defensores de Salto 0


Rivadavia 0 vs. Camioneros 0


foto
foto
foto
foto
foto

Tercera Fecha – Primera Rueda

foto

Algo está claro: Defensores está buscando su identidad. Lo malo es que lo está haciendo en medio de un torneo que no da lugar a tropiezos. Lo bueno es que logró sumar en dos de los compromisos más difíciles que se le podían presentar.

Esta vez Sponton dejó de lado el 4-1-4-1 por el más tradicional 4-3-3, sin cambiar nombres, y, si bien las matemáticas se repitieron en el resultado final (cuarto 1 a 1 consecutivo tomando en cuenta el 2015), este esquema aparece más adaptable al plantel actual.

Se hace casi utópico pensar que el rubio de Malabrigo se termine inclinando por un 4-4-2 (el ideal para para que Castagno y Montero saquen lo mejor de sí), por lo que los dos “carrileros” deberán defender con el mismo ímpetu conque atacan y uno de los delanteros deberá comprometerse más en el armado del juego, sino el equipo no llegará a ser tal.

Contrariamente a lo que sucedió ante Camioneros, el triángulo Orellana-Daglio-Nuñez funcionó casi a la perfección y Gizzi no tuvo que andar a los revolcones, pero tampoco Staropoli pasó mayores sobresaltos.

Pese al buen comienzo de Rivadavia, a los cinco minutos, Damián Castagno encaró con su potencia arrolladora, lo voltearon con la misma violencia, y Orellana sacudió la red visitante con un remate seco al palo del arquero; pero Defensores no alcanzó a disfrutar la ventaja, ya que, cinco minutos después, el propio Orellana -en su único yerro- fue al piso imprudentemente sobre Tamburelli dentro del área y el exSarmiento puso las cosas como al principio desde el punto del penal.

El vértigo imperante y la ambición ofensiva de los dos hacían presagiar varias gargantas disfónicas de gritar goles pero, las buenas intenciones de Rivadavia se diluían a medida que se acercaba al arco de Gizzi y a Defensores le costaba demasiado encontrar el hueco, ese que encontró Castagno a los treinta y seis para dejar a Defrancesco cara a cara con Staropoli y el arquero tapó con un manotazo.

En el segundo tiempo se fue apagando la zurda de Velázquez y el once de Schiavi, aunque continuó prevaleciendo en el dominio territorial, abusó de pelotazos a la cabeza de los centrales Loros; y Defensores apostó definitivamente a un contragolpe que casi llega en el descuento, cuando a Hazaña le quedó corta la intención de picarla sobre el arquero, instantes después de que todo Rivadavia reclamara por una mano en el área local.

La última sensación en el Barrio Central es una mezcla de resignación –hoy por hoy el Rojo de Lincoln está algún escalón por encima- y de esperanza -los próximos dos partidos se encargarán de determinar si es justificada-.


foto foto foto foto foto foto

RESULTADOS DE LA TERCERA FECHA


Defensores de Salto 1 (Orellana 5’) vs. Rivadavia 1 (Tamburelli 10’)


Independiente 2 (Franco Cáseres 22’ y Juan Manuel Lungarzo 79’ -p-) vs. Belgrano 0


Libre: Camioneros



foto
foto
foto
foto
foto

Segunda Fecha – Primera Rueda

foto

Si algo destaca al fútbol de la mayoría de los demás deportes, es su imprevisibilidad, por lo que un segundo afortunado puede cambiar un resultado y muchas opiniones.

Si tomamos en cuenta el punto obtenido, la calidad del rival, la condición de visitante y el desconocimiento mutuo de un equipo con cuatro caras nuevas en la formación inicial, cualquier hincha Loro, y hasta los mismos protagonistas, hubiesen cerrado trato si en la previa alguien les garantizaba el empate en su excursión a Esteban Echeverría… Pero entre lo que fue y lo que pudo ser, hay una gran diferencia y, aunque hablar de supuestos en fútbol no tiene demasiado sentido, equivocar el camino puede ser letal para los sueños de ascenso.

Nadie pone en duda las múltiples cualidades de Claudio Sponton –desde su calidad humana a su capacidad de liderazgo-, pero aferrarse a un sistema (4-1-4-1) tan difícil de llevar a la práctica –creo no equivocarme si digo que solo los equipos muy poderosos económicamente, que pueden elegir los jugadores ideales para cada posición, lo pueden implementar con éxito-, cuando se cuenta con futbolistas hartamente destacados en otras funciones, más que defender un estilo, suena a capricho.

¿Por qué esto en el comentario de un partido? Porque todos los déficit que uno podía prever quedaron a la vista en la mayor parte de los noventa minutos: Defensores sufrió demasiado en defensa porque los laterales estuvieron desprotegidos y, por el contrario, le costó demasiado preocupar a su rival por la misma vía.

Si uno cuenta con mediocampistas dinámicos y con gran despliegue como Guido Montero y Damián Castagno –capaces de aportar en las dos áreas-, al hacerlos jugar delante del volante central les está coartando lo mejor que tienen: su gran capacidad para explotar los grandes espacios –sobre todo el “Turco”, dueño de un tranco envidiable-. Si uno tiene un delantero externo como Facundo Ermini –a quien Defrancesco señaló como su acompañante ideal-, y lo condena a la doble misión de “volantear” y atacar, termina sucediendo lo evidente: Ermini se desgastó lidiando con el retroceso de Carrasco y la marca de Seltzer, y casi nunca pudo llegar al fondo de la cancha para enviar el centro a la cabeza de Defrancesco.

Si estos inconvenientes se vieron a la hora de atacar, era lógico que se trasladaran al momento de defender; así, ni Ermini ni Naya podían colaborar con Favergiotti y Perticarari por una cuestión física, mientras Montero y Castagno deambulaban por el carril central buscando a quién marcar.

Bastó que la pelota comenzara a rodar por la impecable alfombra verde para que Defensores mostrara su desconcierto: en apenas dos minutos Gizzi debió ir al piso otras tantas veces, en la segunda enviando al córner el remate franco de Carrasco, y así sería todo el primer tiempo, con Camioneros dueño de la situación y preocupando constantemente al cada vez más consolidado arquero Loro. La falta de puntería, alguna pierna que llegó a tiempo y la rapidez de Gizzi para salir del arco fueron evitando lo previsible, hasta que, de la forma menos esperada, llegó el gol: Vallejos envió un pelotazo alto desde su área, Castillo anticipó a Orellana en el salto y Caggiano tuvo tiempo y distancia suficientes para elegir el lugar del remate (¿Por qué Orellana, siendo que Nuñez tiene mejor juego aéreo, saltó con Castillo, en lugar de sobrar, siendo que es más rápido que Nuñez?) Enseguida el centrodelantero exIndependiente le erró al arco tras una gran jugada de Fabián Castillo –una verdadera pesadilla para Perticarari en todo el encuentro-. Como respuesta al dominio casi abrumador del local, un cabezazo de Defrancesco, muy cerca del caño izquierdo, y dos remates de zurda de Ermini desde el borde del área mayor, en un primer tiempo en el que el silbatazo final fue la mejor noticia para el Loro.

El regreso del vestuario con las mismas caras no presagiaba buenas noticias, pero Camioneros tardó demasiado en volver al juego y al minuto Rodrigo Naya se encontró con el primer regalo de aniversario –se cumplían 5 años de su debut en Defensores-: Grgona quiso rechazar el balón, pero le acertó al hombro de “Gogó”, y este, sin que la pelota llegue al suelo y de derecha, dejó a Vallejos arañando el cielo. Lejos de despertar, el local continuó en su letargo y a los siete minutos, tras un tiro de esquina de Naya, Defrancesco no llegó a empujar la pelota que merodeó la línea de gol.

Reaccionó Camioneros y volvió a mandar en el trámite como en el primer tiempo pero, entre la falta de serenidad en el último instante y un Gizzi cada vez más agrandado se fueron dilapidando situaciones; hasta que Sponton mandó a la cancha a Saucedo para colaborar con Daglio y liberó a Castagno.

En menos de veinte minutos, Damián hizo amonestar a los dos centrales -lo agarraron de la camiseta para frenar sus corridas-, habilitó a Defrancesco -que intentó picarla pero la pelota nunca cayó- y, en la mejor jugada de la tarde, luego de combinar con el “9”, lo dejó solo a Naya frente a Vallejos, pero esta vez “Gogó” desaprovechó el regalo.

Con Defensores parado unos metros más atrás y sin dejar espacios, el local terminó recurriendo a centros desesperados sin consecuencias. El mejor momento de Camioneros -en el que doblegó a su rival en situaciones de gol y en tenencia del balón- había pasado, la hora de Defensores ¿está por venir?


foto foto foto foto foto foto foto foto foto

UN CAMIONERO EJEMPLAR

Convengamos que el nombre no lo ayuda (cualquier conductor preferiría no cruzarse ni viajar detrás de ellos en una ruta), que su cara más visible (Hugo Moyano) no goza de una gran simpatía fuera de su ámbito y que su hinchada intimida por el volumen, pero el Club Social y Deportivo Camioneros –es cierto que sustentado por un gran bienestar económico- es, quizás, la institución deportiva que más y mejor ha crecido edilicia e institucionalmente en el último tiempo a nivel país (Solo como ejemplo: tiene en sus filas 600 jugadoras de hockey a las que se le proveen todo tipo de indumentaria y accesorios, canchas de césped sintético de hockey y fútbol profesional, comodísimos vestuarios y un campo de juego, en el que se disputó este partido, en excelentes condiciones). Pero lo más destacable es el comportamiento y la amabilidad de su gente, desde los responsables del predio hasta la ruidosa hinchada que, como se ha comprobado también en sus visitas a nuestra ciudad, solo se dedica a alentar a su equipo, sin agraviar ni provocar a los rivales, sea en la victoria o en la derrota.

La verdad: Un verdadero gusto cubrir un partido de fútbol de estas características.


CARLOS ABEL RIGGI


foto
foto

RESULTADOS DE LA PRIMERA FECHA


Independiente 1 (Jorge González 9’) vs. Camioneros 0


Belgrano 0 vs. Rivadavia 1(Pablo Labbate 11’)


Libre: Defensores de Salto



RESULTADOS DE LA SEGUNDA FECHA


Camioneros 1 (Jeremías Caggiano 34’) vs. Defensores de Salto 1 (Rodrigo Naya 46’)


Rivadavia 5 (José Tamburelli 36´ y 45´, Luciano Araya 46´, Nahuel Velázquez 58´, Emiliano Perujo 82´) vs. Independiente 0


Libre: Belgrano


foto
foto

PRÓXIMA FECHA


Defensores de Salto vs. Rivadavia


Independiente vs. Belgrano


Libre: Camioneros


foto
foto
foto
publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral de-luca-publi publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral