logo el futbol de Salto y otras pasiones

publi-header
publi 1

TORNEO REGIONAL FEDERAL AMATEUR 2021/22

Segunda Fecha – Primera Rueda

foto

Defensores viajó a Chivilcoy con cuatro cambios (Tasori por el lesionado Favergiotti, Lavié por Roldán, Castagno por Simaldone y Aguilar por Illoa), un claro 4-4-2 y en medio de los rumores sobre la salida de su técnico. Los cambios de nombres y sistema no dieron resultado y, sobre todo en el primer tiempo, estuvo lejos de ser un equipo.

Cuando el partido aún no se había armado, Testa capturó un rebote, tras la salida de Costanzo, y definió de primera con el instinto del goleador, pero al balón le faltó fuerza y terminó en las manos del arquero (2’).


foto

Fue un espejismo, ya que inmediatamente el local comenzó a mostrarse más ambicioso y pujante, conducido por su número 10, Matías López, y acompañado, principalmente, por el inquieto Franco Gatti.

Fue el propio Gatti quien probó suerte desde afuera del área y el balón se fue cerca del ángulo derecho de Ullúa.

A los seis minutos un centro de Schenone se le escapó a Ullúa y él mismo forzó la definición defectuosa de Rodas.


foto
foto

Defensores no lograba hacer tres pases seguidos -es cierto que el piso no ayudó- y Colón era más práctico, buscando la cabeza del corpulento Alarcón o con precisos cambios de frente.

A los trece, López dejó atrás a Lavié y, antes de que llegué Alan González, sacó un terrible zurdazo que se estrelló en el ángulo derecho y cayó fuera del área.


foto

Veinte minutos: Schenone llegó al fondo y mandó el centro que nadie pudo conectar, del otro lado la devolvió Rodas, y el propio Schenone apareció frente al arco para sacar un fuerte remate que pegó en González. El “3” reclamó mano del volante Loro, pero la jugada continuó con otros dos centros que atravesaron el área sin consecuencias.


foto

Por un rato el Loro logró equilibrar el trámite, pero antes vieron la amarilla Fornari, por hablar, y González, por una falta. El propio Fornari hizo amonestar a Noguera, pero no logró sacar ventaja de esto en el resto del encuentro.

Un centro demasiado alto de Fornari no llegó a ser cabeceado por Castagno y un buen intento de Testa, buscando la proyección de González, terminó en lo pies del otro Gatti.

Treinta y siete minutos: López envió el centro pasado, Rodas, de cabeza, devolvió la pelota a la zona caliente del área y Franco Gatti, con un notable gesto técnico, cabeceó hacia el arco. Ullúa tapó con su mano derecha, pero la pelota tomó un efecto incontrolable para el arquero y traspuso la línea.


foto
foto

Antes del final del primer tiempo Gatti anticipó a Canavesio -habilitación de Rodas-, pero su remate se fue ancho.

En el complemento, si bien la primera situación fue un remate de López que se fue cerca del segundo palo, el calor y el trajín comenzaron a pasar factura en los jugadores locales y aparecieron los espacios para Peratta y Fornari.

A los tres minutos el ex-Sarmiento dejó en el piso a Geremía y encaró el área pero, cuando se esperaba que vaya directo a enfrentar a Costanzo, eligió enviar un centro que superó a Testa.


foto

A pesar de que el Loro disponía de los espacios, las situaciones seguían siendo para el local.

A los ocho, una gran habilitación de Alarcón dejó a Gatti cara a cara con Ullúa, pero el remate del goleador se fue increíblemente por el segundo palo.


foto

Inmediatamente el arquero Loro tuvo que salir del área para cortar otro avance local. Lavié se salvó, insólitamente, de una tarjeta por una falta desde atrás. Y otra vez Ullúa tuvo que esforzarse ante Gatti (62’), en una jugada que terminó con el balón dentro del arco, pero que el segundo asistente invalidó correctamente.


foto

Recién a los veintiocho minutos se comprobó que el arquero local tenía manos, cuando detuvo sin mayores inconvenientes el cabezazo de Testa de pique al piso.


foto
foto

Ni los cuatro cambios que realizó Reynoso lograron el efecto deseado en los, varias veces interrumpidos, minutos que quedaban -en un momento llevó a haber tres jugadores rojinegros acalambrados o doloridos-. Defensores no volvió a inquietar a Costanzo, pero Ullúa tuvo que estirarse todo lo que podía para evitar el gol de Magnone.


foto

Colón se quedó justificadamente con los tres puntos y la punta en la zona. Defensores con las manos vacías y la sensación de las ilusiones estafadas.

El equipo no da respuestas futbolísticas, y mucho tiene que ver el estado físico de los que tendrían que hacer la diferencia: Damián Castagno -con el atenuante de que arrastra una lesión-, Rodrigo Naya -cada vez con los desplazamientos más acotados-, Agustín Simaldone -sin el cambio de ritmo que lo catapultó- y Maximiliano Fornari -no vas más allá de dejar un hombre en el camino y desprenderse del balón-.


foto
foto
foto

Brian Cabrera ha demostrado su versatilidad para desempeñarse con acierto en la franja central imaginaria que va de un arco a otro. Lo hizo mucho tiempo como volante y, en el último tiempo, tanto como último hombre o como el más adelantado. Le faltaba ser el enlace entre mediocampo y delantera, y en esa posición lo ubicó Candia en esta oportunidad, intentando suplir la sentida ausencia de “Toto” Colombini. Entre los pelotazos reiterados y la falta de conocimiento con sus nuevos compañeros, Cabrera pasó inadvertido, y eso explica bastante el porqué de un partido rústico, en el que la pelota promedió varios metros de altura.

A los dos minutos de iniciado, después que Santana peleara contra tres rivales, Páez tuvo una buena ocasión, pero su remate oblicuo se fue desviado.

Enseguida contestó el azulgrana, cayó en el área Barrientos y el árbitro decidió amonestarlo por simulación.

Mientras el local apostaba todo a la cabeza de Colombini, el visitante ponía la pelota en el piso y se acercaba con más peligro al área de enfrente.

A los catorce minutos una buena acción de Crosetti terminó en un remate a quemarropa que alcanzó a tapar Denoya.

Durante quince minutos lo único que sucedió fue otra amarilla, esta vez para Dinardi, que le arrojó dos patadas de atrás a Geoghegan.

A los treinta, Colombini fue a buscar una gran habilitación de Páez… En el esfuerzo por rematar de aire no solo terminó rechazando el balón, sino que -más que posiblemente- se desgarró el cuádriceps.


foto
foto

Si bien el corazón y la garra de “Nico” le permitieron continuar en el campo cuatro minutos más, sus compañeros dejaron de tirarle pelotazos -hasta ahí lo habían sobre exigido- y se dedicaron a jugar un rato por abajo.

A los treinta y uno Bernal cruzó la pelota al medio, Santana metió la pierna entre dos defensores y Valli evitó la caída de su arco.


foto

A los cuarenta y tres Palifermo, de buen partido, metió la diagonal y sacó un zurdazo con destino de red, pero el bueno de Valli respondió con una volada espectacular.


foto

La respuesta de El Frontón fue una llegada al fondo de Barrientos, el toque atrás y el remate de Federico Grosso que encontró bien ubicado a Llovet.

En el arranque del complemento Compañía, empujado por Geoghegan, tuvo la iniciativa, sin embargo, Dinardo tuvo una clara situación que terminó con el balón detrás del arco (50’).


foto
foto

Compañía respondió con dos recortes: Primero fue Paéz, que sacó un derechazo controlado en dos tiempos por Valli (52’)…


foto

Y enseguida Santana, que se acomodó para la zurda y levantó el remate en un buen intento (53’).


foto

Denoya, que hasta había estado demasiado apresurado e impreciso con el balón, salió del fondo, cruzó la línea media y habilitó a Carnero que, sin ver a Geoghegan entrando solo por el medio, sacó un remate cruzado que se fue a un metro del caño.


foto
foto

Sesenta y dos: Un cambio de frente sin sentido aparente le permitió a Carnero llegar al balón antes que el arquero, pero de espaldas al arco. Carnero giró y saco un remate colocado con serias posibilidades, pero Valli alcanzó a rasguñar el balón enviándolo al córner.


foto

Setenta y tres minutos: Córner desde la izquierda, Tamparo la baja de cabeza y lo deja solo a Morada frente a Llovet. Es gol… pero el arquero mete el manotazo y evita la derrota.


foto

En los últimos minutos llegaron los empujones, la reacción “patoteril” del técnico visitante y una situación para cada uno: Un remate de Salinas que controló Valli (86’) y un mano a mano entre Mansilla y Llovet que terminó desviado.


foto foto

Si bien Compañía tuvo más situaciones de gol y el arquero visitante tuvo una muy buena labor, quizá las más claras fueron para el visitante, por eso el título es más un juego de palabras con el nombre del equipo gilense que la real sensación que dejó el encuentro: Un sabor a nada por el juego, y un sabor amargo por la nueva lesión del goleador histórico.


foto
foto
foto
foto

Primera Fecha – Primera Rueda

foto

¡Qué poca imaginación la del guionista! ¿A quién se le ocurre escribir la misma historia, con cuatro días de diferencia, pero cambiando a los protagonistas? (Si usted no leyó el comentario del último clásico y quiere entender lo que le digo: http://99porcientofutbol.com.ar/torneos-locales-1ra-actual.html)

Mientras los jugadores realizaban los ejercicios precompetitivos en la cancha, alguien me dijo -“¿Viste que se puede apostar a algunos partidos del Federal Amateur?”. Diga que este no estaba entre esos encuentros, sino, alguno de los corajudos hinchas que fueron al “Carlos Testa” a sufrir una más que probable humillación hoy sería millonario.

¿Qué otra cosa se podía esperar después de la goleada del miércoles -méritos aparte- si de un lado estaría un equipo envalentonado y súper reforzado y del otro un conjunto abatido, con un único refuerzo… Y marcador central?

Con respecto al último clásico, el local remplazaba a Gizzi -aún no repuesto de un desgarro- por Ullúa -quien no hace mucho le sacó el puesto-, a Gedda -de lo mejor de la noche del miércoles- por Peratta -el mejor lateral saltense de los últimos tiempos-, a Narbiloni -lesionado y lejos de su mejor forma- por Canavesio -jugador de Douglas-, a Castagno -que arrastra una lesión- por Simaldone -junto con el Turco los dos mediocampistas más verticales de nuestro fútbol, además de sus recientes pasos por Sarmiento y Douglas- a Peralta -autor de un golazo aquella noche- por Illoa -el jugador más hábil de estos lares- y a Aguilar -de buen presente- por FORNARI…

En el visitante, Plana le dejaba el lugar al juvenil Llovet -que no llegó a afianzarse como titular-, el siempre peligroso Salinas al debutante desde el arranque Alexis Luque, Geoghegan volvía al medio del campo para que ingrese un maltrecho Nicolás Colombini y, “como gran novedad”, Conte resignaba su lugar ante el recién llegado Denoya -vuelto de Atlanta recaló en Defensores, donde llegó a jugar un encuentro por el Torneo Bonaerense pero, al confirmarse la participación del Verde en el Federal, el llamado de la sangre fue más fuerte (es nieto de Rafael “Rulo” Conti)-.

¿Y de estadísticas cómo andamos? Compañía llevaba seis visitas al “Carlos Testa” sin siquiera anotar un gol, y mucho menos llevarse un punto.

Seamos sinceros… Ni esos centenares que el miércoles volvieron a sentarse en una tribuna después de mucho tiempo, o por primera vez, hubiesen apostado un patacón por el equipo de Candia. Y me incluyo, aunque nunca apostaría entre equipos de Salto.

Pero el fútbol tiene esas cosas ¿vio?, que cuando parece que agoniza, por la “indiregencia”, por la violencia, por los árbitros sospechados… Te sorprende, le da una bofetada a la incredulidad y hace cierta una trillada frase: El fútbol siempre da revancha.

Tan simétricamente opuesto al del miércoles fue este primer clásico versión regional que, como en aquel, escasearon las situaciones, el que más creó fue el que menos concretó y el partido tuvo su quiebre en el final del primer tiempo.

La primera vez que Defensores cruzó la línea media, por la derecha, el primero en llegar al balón fue Denoya, que resolvió sin complicarse. La segunda fue por la izquierda, adonde se había recostado Testa, y ahí también ganó Denoya. En apenas dos minutos Tadeo había dejado en claro cuánto había madurado el juvenil mediocampista que partió de Cusa después un puñado de partidos en Primera a los 16 años.

A los ocho minutos Peratta ocupó la posición que dejó Fornari sobre la línea y mandó un centro/pase perfecto a Illoa, pero al “Piki” le terminó rebotando la pelota en el pecho y Llovet pudo evitar una segura caída de su arco.


foto
foto

Defensores continuaba con el control del balón, pero ni Illoa ni Fornari -los más buscados- lograban profundizar.

A los diecisiete, Luque envió un centro bajo que encontró a Mateos y a Colombini solos delante de Ullúa, pero entre los dos se molestaron y permitieron que Alan González llegue a trabar el balón.


foto

Franco Favergiotti protagonizaría tres acciones muy poco frecuentes en un defensor: Primero tuvo que ser atendido después de un choque con Peratta, a los dieciocho minutos por un planchazo de Baqué -que ni siquiera fue amonestado- y al rato por una imprudente acción de Luque que casi lo saca definitivamente del partido y que De Luca penó con una módica tarjeta amarilla.


foto

Veintinueve minutos: Illoa, volcado a la izquierda, envía el centro medido a la cabeza de Testa, pero el frentazo defectuoso del goleador es devuelto por el travesaño tras dar un pique en el piso.


foto

Dentro de las imprecisiones, las fricciones, las amonestaciones y las interrupciones nada más había sucedido, pero el local merecía una mínima diferencia… Sin embargo, antes que empiecen a correr los minutos adicionados, a Colombini le quedó un rebote soñado y solo tuvo que empujar la pelota para ir a desahogarse con su gente.


foto foto foto

En el comienzo del segundo tiempo las camisetas blancas parecían multiplicarse, mientras los de verde y amarillo no le encontraban la vuelta al partido y Colombini estuvo cerca de anotar el segundo con un remate cruzado que se fue cerca.


foto

Compañía se hacía fuerte atrás sin resignar la búsqueda del segundo gol: Colombini tuvo tiempo de elegir el destino del balón, pero la falta de potencia hizo que Ullúa llegue, aunque dando rebote y teniendo que esforzarse para ahogarle el grito a Santana. Sin embargo, no pudo evitar el tiro de esquina…


foto

La ejecución de Geoghegan fue tan precisa que superó el salto de Canavesio y Denoya, detrás, ni necesitó saltar para meter el cabezazo fulminante que hizo inútil el vuelo del arquero.


foto foto

A pesar de la expulsión de Luque -por un supuesto exceso verbal en el festejo del gol- y de los ingresos de Miserda, Castagno y Peralta el conjunto de Reynoso no lograba hilvanar una jugada de peligro y terminaba en centros intrascendentes.

A los setenta y cinco minutos Nicolás Páez decidió terminar un ataque con un remate de casi treinta metros que se fue muy cerca de un arco desguarnecido.


foto

Cuando parecía que el tercero estaba más cerca que el descuento, Llovet se entretuvo con la pelota en los pies, Miserda se la robó y la tiró al medio para que alguien la empuje. La fortuna quiso que el balón se desvíe en Denoya y pase manso entre Mateos y Llovet hasta atravesar la línea de gol.


foto

Sin merecerlo, el Loro se ponía al alcance de algo impensado minutos antes. Y tuvo una ocasión inmejorable: Fornari -en su única participación productiva- le sirvió el gol a Testa, pero el cabezazo de Feliciano, con tiempo y espacio ideales, se fue junto a la base del caño izquierdo.


foto foto
foto
foto foto foto foto foto

EL OTRO ENCUENTRO


El Frontón (Mercedes) 0 vs. Colón (Chivilcoy) 1 (Matías López)


PRÓXIMA FECHA


Colón vs. Defensores de Salto
24/11 a las 17.00


Compañía General vs. El Frontón
24/11 a las 20.30


foto