logo el futbol de Salto y otras pasiones

publi-header
publi 1

Torneos locales: 1a división actual

2019 - CAMPEONATO SALTO


foto1

El largo y tedioso torneo había ganado en emoción en las últimas fechas y se podía imaginar un final incierto y apasionante, pero la ilusión duró apenas diecisiete minutos.

Cuando Joaquín Fernández saltó solo a pocos metros de la línea de sentencia, tras el córner desde la derecha, y metió el frentazo con absoluta comodidad, dejando sin chances a Cuenú, desnudó las flaquezas, muy bien disimuladas en el último mes, de un equipo que pareció ya haberlo dado todo.

No es que Sports se haya resignado con el gol recibido -hasta el último instante cada jugador se prodigó como si el partido estuviera empatado- pero, el sufrir un gol de pelota parada sin que nadie se preocupe por el rival, el gran esfuerzo físico y mental que demandó llegar a esta instancia cuando casi nadie lo hubiera imaginado y la falta de madurez de algunos jugadores resultaron una carga demasiado pesada ante un rival que esta vez no regaló nada.

Defensores no lució, pero ejecutó su plan casi a la perfección: Luquez y Favergiotti les ganaron sus duelos ampliamente a Araya y Ciraco, Ceccoli controló a Cheé como no lo había hecho en la ida y Alan González, con la colaboración de Castagno y Cabello, no dejó ni una vez que Agustín Simaldone pudiera desequilibrar con su verticalidad. Como si fuera poco, el equipo de Lencina ganó casi todas las pelotas divididas y Joaquín Fernández se fabricó los espacios suficientes para abrir el marcador y ser una preocupación constante.

El Loro ganó por dos goles de diferencia que bien pudieron ser cuatro, sin exagerar de acuerdo a las situaciones claras creadas, mientras que el Comadreja ni una sola vez pudo rematar con comodidad al arco de Gizzi.

Defensores volvió a ser Campeón de Salto por décima vez en lo que va del siglo -sobre 15 torneo disputados- y, como otras veces, uno cree que, a este plantel tan rico en calidad y cantidad, se le puede exigir más, pero lo que admite es discusión sobre su legitimidad.


foto1
foto1

El primer pelotazo sobre el área local generó una serie de rebotes y el pedido de la hinchada visitante por un supuesto penal de Luquez a Basualdo.


foto1
foto1

Torres envió el centro y Castagno anticipó, pero su cabezazo se fue alto.


foto1

Fernández saltó prácticamente sin oposición, pero no llegó a aplicar el cabezazo.


foto1
foto1

Agustín Cabello tomó un rebote dentro del área y su remate se fue sobre el travesaño.


foto1
foto1

De un dudoso tiro de esquina vino el centro de Cabello, Joaquín Fernández se elevó sin nadie que lo perturbe adentro del área menor y metió el frentazo hacia abajo que Cuenú no pudo alcanzar.


foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1

Esta vez el arquero colombiano estuvo rápido y desbarató el intento de Fernández.


foto1

Otra vez Cuenú salió presuroso e impidió el intento del pergaminense.


foto1
foto1

El centro de Rossello se cerró y se metía en el segundo palo, pero la elasticidad de Gizzi hizo que el balón termine en el córner.


foto1
foto1
foto1

Ya en tiempo adicionado -se interrumpieron los dos tiempos para que los jugadores se refresquen-, Gizzi descolgó el balón y Basualdo le puso la mano en la cara ganándose la amarilla.


foto1

Apenas iniciado el complemento Cabello dispuso de una oportunidad inmejorable con el balón picando, pero su remate a quemarropa se fue junto al caño derecho.


foto1
foto1

Castagno, casi desde el banderín de esquina, envió un centro débil, Cuenú rechazó hacia el centro del área sirviéndole el balón a Rodrigo Naya que sacó el zurdazo seco contra el caño izquierdo. Casi quince meses después de la grave fractura que sufriera ante el mismo rival y en la definición del torneo, “Gogó” volvía a sonreír.


foto1
foto1
foto1

Cabello se esforzó para cambiarle el destino al balón, pero no fue suficiente para los largos brazos de Cuenú.


foto1

Feliciano Testa corrió con espacio para terminar la jugada, pero prefirió cederle el balón a Castagno, que acompañaba por el otro lado; el “Turco” sacó el disparo cruzado que se fue entre Aizcorbe y el palo.


foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1

-“Este campeonato tiene un sabor especial porque a uno no le queda mucho hilo en el carretel… Cuando uno pisa los treinta valora y disfruta un poco más estos triunfos, se da cuenta más de lo que significa para uno y para el club.

Este fue un año muy largo, de un gran esfuerzo… Arrancamos el 26 de noviembre del año pasado, no hemos parado ni una semana y, gracias a Dios, pudimos coronarlo con otro título.

Siempre estuvimos convencidos de que esta forma de trabajar era la adecuada… Hace dos años que lo venimos haciendo de la misma manera y el plantel está a gusto -también se acoplaron sin problemas los que llegaron este año-, además los resultados han acompañado.

Nunca dudé sobre la posibilidad de salir campeón. Siempre estuvimos convencidos de que lo íbamos a pelear y que teníamos serias chances de ganarlo, incluso cuando tuvimos un par de bajones -caso Compañía y Cusa, que fueron dos partidos donde no hicimos bien las cosas-, sabíamos que, poniendo un poquito más y con el juego que podemos hacer, íbamos a salir adelante.

Con respecto a este último partido, trabajamos mucho en la semana haciendo hincapié en las segundas pelotas, en que Simaldone juegue lo más incómodo posible -sabemos que es el jugador más desequilibrante de ellos- y sabíamos que los dos centrales tendríamos un partido aparte con Araya y con Ciraco que, por el estilo de juego de ellos, son dos piezas fundamentales. Teníamos que tener cuidado en el juego aéreo, que es el punto más fuerte de Sports y, obviamente, tratar de imponer nuestro juego, de manejar los tiempos y la pelota, de romper por afuera, de hacer valer el ancho de nuestra cancha y fabricar espacios para nuestros delanteros –la verdad que tenemos un poderío bárbaro-, los centrales no teníamos que dejar girar a los delanteros y Alan (González), que hizo un partido bárbaro, era el encargado de tapar a Simaldone.

Sabemos que no llegamos al ideal… Que tuvimos partidos muy buenos, donde no hemos dejado dudas, y tres o cuatro en los que no estuvimos finos, o no hicimos lo que tenemos que hacer, y se notó. También tuvimos partidos donde fuimos prácticos y ganamos merecidamente.

Si tengo que hablar de porcentajes… Creo que alcanzamos un ochenta por ciento del ideal.”


-¿Fue uno de tus mejores años en cuanto a rendimiento?

-“Me ha tocado jugar bastante, en una variedad de posiciones -obviamente siempre consensuado con Marcos-. He jugado de volante central después de mucho tiempo. Es una posición que me gusta y traté de adaptarme lo más rápido posible a la idea de Marcos y qué era lo que pretendía de mí. Que a los treinta años pueda adaptarme a un puesto que no sea el de lateral o marcador central es algo muy lindo, por eso considero que, en lo personal y en lo grupal, ha sido un año muy bueno y que se corona de la mejor manera.”


-¿Cómo se consiguen once campeonatos?

-“La única manera es con mucho esfuerzo, mucha dedicación y con muchas ganas. La verdad que el esfuerzo que uno ha hecho durante mucho tiempo es por gusto y porque quiere mucho al club… Por supuesto hubo un grupo que ayudó, una familia que bancó y un montón de circunstancias que ayudaron.”


-¿Qué te pareció el campeonato en sí?

-“Fue un campeonato raro… No fue de los mejores. Creo que hay muchas cosas para cambiar: Quizás el formato… Sería cuestión de reunirse e intentar hacer bien las cosas, empezando por el cuidado de los que hoy nos toca estar adentro de una cancha. Es fundamental darle prioridad a la salud… Este año sucedieron hechos -como también han pasado anteriormente- que por suerte no llegaron a mayores, como el de Luciano Aguirre. Gracias a Dios salió todo bien después de la operación, pero pudo haber sufrido cosas peores. Seguramente hay muchas cosas para cambiar, siempre hablando constructivamente, pero la salud me parece primordial, tanto de los jugadores, los árbitros o cualquiera que concurre a un partido. Que no haya un médico hoy en una cancha es algo que no se entiende, pero bueno, seguramente pasa por una cuestión de gastos y los clubes sabrán cómo se manejan, pero el gasto en salud no sería un gasto sino una inversión.”


-¿Los jugadores deberían ser consultados en algunos temas?

-“No sé si consultados por el formato. Eso es un tema de liga, dirigencial, me parece a mí, pero sí me parece que sería fundamental el cuidado y la salud en la cancha. Los horarios y la presencia de un médico serían una cosa a cambiar.”


-¿Seguís pensando en el retiro?

-“Como ya dije, ha sido un año muy lindo y recién empiezan las vacaciones… Si bien me ha tocado rendir muy bien, ha sido un año duro y he terminado muy cansado.

Hace rato que lo vengo pensando… Las responsabilidades fuera del fútbol no son las mismas… Ni siquiera sé de cuánto van a ser las vacaciones, así que no quiero apresurarme a tomar una decisión. Jugar al fútbol es lo que hice toda la vida y lo que me gusta, pero las responsabilidades son mayores y el día a día se va haciendo más difícil. Tenemos un gran grupo y un excelente cuerpo técnico que también van a influir al tomar una decisión. Creo que me voy a decidir el día anterior a que empiece la pretemporada.”


foto1

EN BREVE TODO LO QUE DEJÓ EL CAMPEONATO


foto1

Sea cual fuere el resultado final del torneo el trabajo de Nasta -que en muchos momentos se mantuvo en el cargo solo por sus antecedentes- habrá sido más que satisfactorio… Ni hablar si Sports se llega a quedar con el título: Entonces los Comadrejas tendrán que pensar en qué lugar poner la estatua del “Flaco”.

Basta recorrer las formaciones de los dos equipos y hacer un mínimo balance de lo que fue esta primera final -a la que Sports llegó tras eliminar nada menos que a Compañía- para concluir que el artífice principal e imprescindible de este equipo es su director técnico, al que hoy ni siquiera se le puede cuestionar la forma de jugar.

Mientras Defensores posee un plantel rico en individualidades, con sobrados antecedentes y galardones, desde los titulares hasta el último suplente, Sports es una mezcla de consagrados, ignotos juveniles -Kevin Cheé, con 16 años y un puñado de partidos es un “veterano” al lado de Esteche, More, Aizcorbe, Laiz, etc., etc., etc.- y jugadores “resucitados”. Creo que a nadie puede ofender si ponemos en esta última categoría a Alejandro Chávez, Diego Peralta y Pablo Meli, jugadores de Valacco y Alumni hace un año.

Si bien los primeros noventa minutos terminaron igualados en el resultado, de haber habido un vencedor, por situaciones creadas, debió ser el dueño de casa, pero más importante que eso es que el equipo de Nasta comenzó ganando la batalla psicológica, que puede ser lo que termine marcando la diferencia.

El conjunto de Lencina abrió el marcador antes de los diez minutos y, cuando parecía que el rojinegro se desmoronaría y la revancha se podía llegar a transformar solo en un motivo de festejo para el Loro, Defensores no supo sacar provecho de la situación, Sports se le fue encima y se lo dio vuelta, y si no pudo aguantarlo fue por la diferencia de jerarquía entre un plantel y otro.

Defensores tiene las mayores posibilidades de quedarse con el torneo, ya que aun perdiendo esta final le quedará otra posibilidad, mientras que Sports no tiene margen de error, pero también el Loro tiene la presión de quedarse con un torneo en el cual siempre fue amplio favorito y el conocimiento de que enfrente tendrá un rival seguramente imprevisible desde el juego y conocedor de hazañas en el “Carlos Testa”.


foto1
foto1

6’: Basualdo leyó el pase de Miserda en el círculo central, se sacó de encima a Naya y tocó para Peralta, que remató cruzado cuando se imponía el centro para Ciraco.


foto1
foto1

9’: Cabello buscó a Testa a espaldas de la defensa, pero perfectamente habilitado, y el máximo goleador del fútbol saltense, desde la línea del área mayor, tomó la pelota de aire y la mandó directo a la red por sobre la larga humanidad de Cuenú. GOLAZO.


foto1
foto1
foto1

11’: Tiro libre desde la derecha, Araya no puede meter el cabezazo al arco, Ciraco no llega para corregir y el pique lo sobra a Basualdo.


foto1
foto1
foto1

16’: Basualdo quitó en su campo y salió disparado hacia adelante dejando dos rivales en el camino, tocó para Araya y siguió corriendo; mientras tanto Araya buscó a Ciraco que, al quedarse sin ángulo, envió un centro largo al que pareció que nadie llegaría, pero Peralta alcanzó el balón casi junto al banderín de esquina y lo devolvió al área, Basualdo se esforzó por anticipar a Narbiloni y sacó un remate al que Gizzi respondió a puro reflejo. En la continuidad de la acción Barcos marcó una posición adelantada y terminó el sofocón para el Loro.


foto1
foto1
foto1

28’: Basualdo le ganó la disputa del balón a Castagno -Alta Final- e inició otro ataque que no llegó a definir porque el último pase de Ciraco fue un poco largo.


foto1
foto1

30’: Simaldone adelantó la pelota, Favergiotti se la sacó y el dinámico mediocampista llegó un instante tarde golpeándolo en el pie. La imagen parece mostrar una acción de mayor de gravedad, aunque el subcapitán Loro no simuló el dolor que lo condicionó en el resto del partido.


foto1
foto1

34’: Araya interrumpió un pase al que Cheé quizá le podría haber sacado más provecho y remató defectuosamente; el balón cruzó el área y apareció Peralta, pero Gizzi fue al piso, le extirpó la pelota y salió jugando con Torres en una clara muestra de confianza.



foto1
foto1
foto1

El Loro pudo liquidarlo antes, pero Charras –muy sólido desde su vuelta- le ahogó el grito a Fernández -88’, cara a cara- y a Gedda -89’, remate abajo desde el borde del área-.


foto1
foto1

40’: Sin dudas, junto con el gol de Testa, la acción más lucida de la noche. Agustín Simaldone se sacó de encima a Narbiloni y despidió un zurdazo –es derecho- que se metía cerca del ángulo derecho…



foto1

Pablo Gizzi, levemente adelantado, reaccionó a tiempo y mandó al córner el balón que se metía a sus espaldas.


foto1
foto1

Apenas iniciado el complemento Miserda y Testa encabezaron un peligroso contragolpe y, antes de ingresar al área, el exgoleador fortinero cayó cuando se aprestaba a rematar ante Cuenú, dejando serias sospechas de que haya sido por un toque de Rosello.


foto1
foto1 foto1

63’: Diego Peralta sacó un fuerte remate rasante que buscaba el palo más lejano de Gizzi con las peores intenciones, pero Luquez estuvo rápido y controló la situación.


foto1
foto1

70’: Doble centro desde la izquierda de Simaldone, Basualdo gana y cabecea hacia el arco, en el fondo, Torres está más preocupado por Araya que por el balón; Gizzi no retiene y Araya, que arremete sin cometerle falta al arquero, se lleva el balón por delante y lo manda al fondo de la red.


foto1
foto1
foto1
foto1
foto1

75’: De un lateral para el local no del todo claro, Araya peleó la pelota dos veces hasta alcanzársela a Pablo Meli y este -como cada tanto suele hacer su hermano- sacó un remate sorpresivo de zurda –“a tanto no te animás, Marcelo”, habrá sido la chanza familiar- que rozó en el pie de Luquez e hizo más difícil la reacción de Gizzi.


foto1
foto1
foto1
foto1
foto1

80’: Cabello metió el pase en profundidad para Castagno, que devolvió la pelota al medio casi sin mirar, de frente al arco y apenas ingresado al área apareció Cabello para asegurar el remate, aunque demasiado al medio del arco, la dirección del balón sorprendió a Cuenú que poco pudo hacer. El pergaminense sellaba el empate y redondeaba su mejor actuación desde su llegada a Salto.

foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1

DEBUTANTE

En 1ª: Thiago ESTECHE, con 14 años y 364 días.


GOLEADORES

1er Gol: Agustín CABELLO

15º Gol: Pablo MELI

25º Gol: Luciano ARAYA

321er Gol: Feliciano TESTA


foto1

foto1
foto1
foto1

Con la innovación de Agustín Cabello como único mediocampista central -apoyado en la mejor defensa que Lencina podía disponer- y el retorno desde el arranque de “Gogó” Naya, más Castagno y Miserda, ante un Cusa “emparchado” –Sin la solidez de Nuñez, la habilidad de Aguilar y la cuota goleadora de Brusco; con Salcedo de “3”, Danura infiltrado después de varios partidos ausente…- el Loro tomó la iniciativa.

2’: Ceccoli llegó al fondo y envió el centro, el balón dio en el pecho de Alessandro y se levantó, Agustín Naya anticipó a Gianini, pero no le pudo dar dirección a su cabezazo.

7’: “Gogó” Naya tomó el balón de aire y sacó un zurdazo tremendo, ante el que Charras difícilmente hubiese podido reaccionar si la dirección hubiese sido otra.


foto1
foto1

10’: Cuando el Universitario no había podido cruzar el medio de la cancha, precisamente de una falta en ese sector, partió el pelotazo lardo de Mangieri y, por detrás de todos, apareció Sergio Alessandro para meter el frentazo que terminó en la cara externa del arco.


foto1

18’: Tras un buen ataque por derecha, Paretovich tuvo una chance inmejorable para abrir el resultado, pero los reflejos de Gizzi –de gran torneo- ahogaron el grito Universitario.


foto1
foto1

21’: Feliciano Testa por primera encontró un hueco en la defensa visitante, pero su intento de picarla sobre Charras quedó demasiado corto.

22’: El pelotazo largo sorprendió a Luquez que, al perder la posición con Salinas, tomó de la camiseta al delantero y cayeron los dos en una acción rápida. Méndez no vio la falta -¿no la vio?- y el defensor Loro se salvó de una tarjeta que pudo tener cualquier color.


foto1
foto1

24’: Vino el tiro de esquina desde la izquierda al segundo palo, Bolognese saltó con los brazos levantados y la pelota le dio en uno de ellos. Eso fue lo que vio Méndez para sancionar el tiro penal para el local, pese al reclamo del defensor y gran parte de sus compañeros por una falta previa. Lo que realmente ocurrió: Con el balón en el aire, Alessandro empujó a Luquez y, por consiguiente, este a Bolognese, que innecesariamente levantó los brazos. Por el orden de las infracciones, el penal estuvo bien sancionado.


foto1

29’: Tras cinco minutos, entre deliberaciones, la salida de Jofré lesionado -otra baja importante para Cusa- y las chanzas entre Charras y Testa, el goleador Loro sacó un remate seco, casi al medio del arco, y engañó al corpulento arquero para igualar la serie y minar en gran parte el ánimo Universitario.


foto1
foto1

A partir del gol Cusa ya no pudo acercarse a Gizzi y se dedicó a cortarle los circuitos al Loro, que intentó hacer prevalecer la habilidad de “Gogó” Naya, de Miserda o, como sucedió a los 38’, de “Tini” Naya: Después de dejar en el camino a Alessandro, la pelota se le fue larga a “Tini” y le quedó servida a Testa que, increíblemente, volvió a definir sin convicción favoreciendo la tapada de Charras.


foto1
foto1

El arranque del segundo tiempo trajo el fastidio de la gente local por las demoras de los jugadores visitantes, aunque algunas no fueron lesiones fingidas, como el calambre que obligó a dejar el campo a Gianini, y a Capaldi a improvisar con Barkigjije como defensor.

Recién a los catorce minutos Defensores pudo profundizar y Agustín Naya apareció como “9” para mandar la pelota al fondo de la red, pero Bonomi levantó el banderín marcando una posición adelantada totalmente inexistente. En ningún momento el chacabuquense sobrepasó -ni siquiera igualó- la línea de Alessandro y Charras.


foto1
foto1

62’: Agustín Naya finalizó la mejor combinación del partido habilitando de taco a Torres, pero el lateral se resbaló y su remate defectuoso se fue a medio metro del caño izquierdo.


foto1

Mientras Cusa agotaba las últimas energías, Lencina “refrescaba” el ataque con dos “rapiditos” como Gedda y Fernández, y por un espacio que abrió este último llegó Ceccoli para mandar el centro. Pareció que el balón sería rechazado por Alessandro o el menor de los Figueredo, pero entre ellos “voló” Castagno y metió un frentazo perfecto -quizás el mejor de su vida- en el escaso espacio que había entre Charras y el primer palo.

Un minuto más tarde, Gedda intentó rematar cruzado sin demasiada puntería, Fernández corrigió la dirección mandando la pelota al fondo del arco, pero Bonomi invalidó la acción acertadamente.



foto1
foto1

87’: La única esperanza de Cusa pasaba por pescar algún centro… Bolognese peinó anticipando a Luquez y Salinas no pudo cambiar la dirección del balón.


foto1

El Loro pudo liquidarlo antes, pero Charras –muy sólido desde su vuelta- le ahogó el grito a Fernández -88’, cara a cara- y a Gedda -89’, remate abajo desde el borde del área-.


foto1
foto1

En la que podía ser la última jugada del partido, Charras fue a buscar el cabezazo en un córner; el contragolpe lo ejecutó Castagno, con el arquero corriéndolo hasta quedar extenuado, y el “Turco” le sirvió la pelota a Gedda para que asegure al finalista de fase.


foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1

No se había cumplido el primer minuto cuando cayó el primer pelotazo al área Comadreja, dejando claro que el Lagarto vendería muy cara la clasificación pero, apenas pasados los dos minutos, un rayo enmudeció a la tribuna local: Agustín Simaldone capturó una pelota en su campo, sobre el costado izquierdo, corrió con ella unos veinte metros en diagonal al centro y, cuando nadie lo esperaba, sacó un remate bajo que se metió pegado al caño derecho pese al esfuerzo de Acevedo.

Por los antecedentes inmediatos, la solidez defensiva de Sports -dos goles recibidos en los últimos cinco partidos- y la falta de argumentos de Compañía para atacar, dio toda la sensación de que la serie se había terminado. Pero…


foto1
foto1

9’: Candia ejecuta el córner desde la punta derecha defectuosamente, Conte le devuelve el balón para que lo intente de nuevo, y esta vez el “sapo” le pone la pelota en la cabeza a Salinas, Cuenú rechaza el cabezazo hacia el costado, Palifermo la tira hacia atrás a pesar de la falta del arquero, el balón le vuelve a caer al mellizo que cabecea como puede ante el cruce de Chávez, Colombini se anticipa a Ciraco y manda el balón a la red. Si esta entró, después de tanto, pueden entrar más, sueñan los Lagartos.


foto1
foto1

12’: Colombini baja el balón y se lo cede a Giménez que, sin demasiadas pretensiones, tira el centro al área; la pelota cae en un punto de penal deshabitado y “Ale” Santana se arroja abriendo el pie izquierdo, calza el balón antes de que toque el piso y sorprende a Cuenú. Tres goles en doce minutos, entre dos equipos que suelen privilegiar el cero en el arco propio, no es algo habitual… Y la noche está en pañales.


foto1
foto1

Dos minutos después del segundo de Compañía, Ciraco anticipa en el área, pero su remate de zurda se va alto y a los 17’ Simaldone lo deja solo a Araya, pero tapa muy bien Acevedo. Está claro que nadie se puede descuidar.


foto1
foto1 foto1

19’: Diego Peralta remata de zurda, el balón da en el caño izquierda y cruza por delante del arco, Ciraco lo devuelve a la zona caliente buscando a Simaldone, Acevedo intercepta arrojándose, pero le deja la pelota servida a Araya, que tiene tiempo de elegir el lugar para marcar el empate y volver a inclinar la llave para el rojinegro.


foto1
foto1

20’: “Dida” Cuenú sale presuroso de su área y rechaza de cabeza anticipándose a Colombini, que no puede evitar el choque. Se teme por la integridad física del arquero pero, luego de unos minutos, el moreno se repone.


foto1

30’: Ciraco escapa de Candia y desde una buena posición saca el zurdazo que se va desviado.


foto1

Sin un dominador claro se va el primer tiempo, pero antes, en un tiro libre frontal, Basualdo rechaza, la pelota rebota en Conte y va hacia el arco, pero Cuenú se rehace y la alcanza sobre la línea.


foto1
foto1

En el segundo tiempo los dos parecen haber gastado los goles y así se va más de la mitad de la etapa. Apenas un centro de Giménez que se cierra y da en el travesaño (51’).


foto1

56’: Cuenú salió lejos y Giménez alcanzó a enviar el balón al medio; Diego González se juega el pellejo ante la chilena de Santana y Viglietti sancionará la jugada peligrosa.


foto1
foto1

61’: Sin posibilidades de acercarse por abajo, Martín Salinas sacó un buen zurdazo que cayó detrás del elástico salto de Cuenú.


foto1

Primero Nasta remplazó a Peralta con Lucas Chávez, para aguantar en el medio, pero al rato la lesión de Rosello lo obligó a estrenar una defensa muy rara: Cheé, Alejandro Chávez, Basualdo y González. Dos minutos más tarde llegaba el gol que mantendría el suspenso hasta el final: Colombini llegó al fondo de la cancha y volcó la pelota al medio, Páez estiró el pie anticipándose a Alejandro Chávez y le dio la dirección justa a la pelota.


foto1
foto1

76’: Salinas, volcado a la izquierda, envió el centro y Sotelo n llegó a conectar.


foto1

77’: Acevedo desvía el remate de Araya en el único ataque productivo de Sports en el segundo tiempo.


foto1

En los últimos minutos Compañía solo atinó a tirar centros desde cualquier posición; la gran mayoría quedaron cortos o en las manos de Cuenú, y cuando Colombini pudo bajar una, Nolesi no llegó a empujarla.

El Lagarto pudo haber estirado la definición a los penales pero, en el balance de los ciento ochenta minutos, el Comadreja sacó una leve ventaja que termina reflejándose en ese gol de diferencia.


foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1

GOLEADORES

5º Gol: Alejandro Yair SANTANA

9º Gol: Agustín SIMALDONE

12º Gol: Kevin GEDDA

23er Gol: Damián CASTAGNO

24º Gol: Luciano ARAYA

31er Gol: Nicolás PÁEZ

191er Gol: Nicolás COLOMBINI

320º Gol: Feliciano TESTA


foto1

HASTA QUE UNA MUERTE NOS SEPARE


Se sabía una semana antes que el domingo la temperatura superaría los treinta grados, sin embargo, los dirigentes del fútbol de Salto programaron -o aceptaron- un partido de Sub-23 para las 13 horas y uno de Primera para las 15.

Claro, los jugadores están acostumbrados, la policía no nos cubría en otro horario, el lunes, que fue feriado, estaban anunciados chaparrones aislados, argumentarán desde su inconsciencia los responsables de semejante despropósito.

Si bien de lo que ocurre en nuestra Liga pocas cosas me pueden sorprender, no deja de preocuparme el desconocimiento y el desinterés con que se toman muchas decisiones.

Qué raro, que teniendo a la cabeza de la Liga a un dirigente tan importante como Jorge Garavano, Delegado Provincial y con más de un cargo en el Concejo Federal, una persona que si ha llegado ahí es por sus conocimientos y generosidad para poner su preciado tiempo a disposición del fútbol de Salto y de más allá, no se haya considerado la posibilidad que el domingo pudo haber sido el fin de un club, de la Liga y, por consiguiente, del Fútbol de Salto.

Ya sé que van a decir que soy un alarmista, un pesimista, y todos los adjetivos que se les ocurran -seguramente no más de dos o tres-, pero no quiero ser cómplice de vuestros dislates.

Como ha ocurrido en los últimos años -al fin una buena- la AFA y el CFFA, a petición de Futbolistas Argentinos Agremiados, prohíben disputar partidos entre las 11 y las 17 horas en la época más calurosa, que en esta ocasión va desde el 14 de noviembre de 2019 al 13 de marzo de 2020.

Para empezar, o Jorge Garavano no tiene tanto tiempo como para andar leyendo todo lo que le mandan o ni siquiera es capaz de medir las consecuencias de lo que le puede significar desoír una orden de sus superiores. U otra vez equivocaron la casilla de correo y el mail fue a parar a la misma donde se extravió la invitación para el torneo regional de inferiores.

Hace un tiempo escribí que se le estaba mojando la oreja al diablo y, teniendo en cuenta algunas de las cosas que han pasado en el último tiempo -lesiones poco habituales como las de Rodrigo Naya y Luciano Aguirre, entre otras-, creo que al diablo se le está acabando la paciencia.

El domingo no pasó de algunos calambres, más que los normales, debido a la alta temperatura y humedad pero -ojo, no quisiera tener razón en esto-, ¿qué pasa si un jugador, técnico, árbitro, espectador o periodista fallece como consecuencia de un golpe de calor?

Porque no solo hay que pensar en los futbolistas -esos en los que ustedes no piensan suspendiendo partidos sin ton ni son, o dejándolos a la buena de Dios cuando se lesionan-, sino también en el abuelo que va a ver jugar a su nieto en un horario que si no fuera porque esto es fútbol, no se movería un metro bajo el sol.

Esos mismos padres que hoy se cocinan al sol o se cubren con una frazada para ver jugar a sus hijos en Primera, o los llevan de la mano al fútbol infantil en pleno mediodía, hoy no son conscientes -o no quieren serlo para no ser marginados- de los riesgos que corren sus hijos, pero no se van a quedar cruzados de brazos, llorando el peor de los llantos, si ocurriese una tragedia.

Habiéndome interiorizado al respecto, les cuento que quizás hay clubes que se sienten amparados por tener un seguro de vida -que son los menos-, pero este seguro solo cubre una muerte por un accidente propio del juego. Por eso, cuando les digo que una tragedia, en estas condiciones, puede terminar con un club, con la Liga, y traerle más de un disgusto a varios dirigentes, empezando por el Presidente de la Liga, al que como mínimo le costaría su tan preciado cargo en el CFFA, no estoy exagerando.

El tema del horario puede ser de fácil solución, solo se necesita la decisión de llevarlo a cabo… EN TODAS LAS CATEGORÍAS.

Sin saber mucho de medicina ni de abogacía, así como hacer jugar un partido en horario inadecuado resulta un agravante, también lo es la ausencia de un médico.

¿No entendés que no hay médicos que quieran ir a la cancha? Como ya la escuché tantas veces, me sale sin querer la respuesta facilista.

Ahora, díganme si estoy tan equivocado en mi planteo: Un partido medianamente importante demanda la presencia de diez efectivos, un clásico entre veinte y treinta, a razón de mil doscientos pesos por policía son entre doce y cuarenta mil pesos en seguridad -esta dirigencia, encabezada por Garavano, tampoco fue capaz de conseguir una menor cantidad de efectivos-. O sea que, para que no se peleen cuatro o cinco tipos de cada lado -gracias a Dios, ni eso pasa en Salto- gastamos decenas de miles de pesos. Ahora, para resguardar la vida de un futbolista, y hasta de un espectador, no tenemos un par de miles para ofrecerle, sino a un médico, a alguien con conocimientos de RCP -que debería ser obligatorio en cada partido, desde fútbol infantil a primera-.

Voy a ir un poco más allá, porque creo que no es imposible: En Salto -sea por los clubes o por la Liga- debería haber, por lo menos, tres desfibriladores portátiles, para que haya uno en cada evento futbolístico.

Ja, ¿qué está diciendo este loco? Seguro que a más de uno fue lo primero que se le vino a la cabeza. ¿Saben una cosa? Un desfibrilador portátil, que sirve para salvar una vida, cuesta menos de mil dólares. Supongamos que el costo es de unos sesenta mil pesos, que cada club, que tiene chicos desde cinco años, tiene un total de trescientos jugadores, por lo que, por doscientos pesos por única vez -o, si lo prefiere de otra forma: por menos de lo que Jorge Garavano se mete cada mes en el bolsillo por levantar la mano en el CFFA- estaríamos preservando nada menos que una vida o, al menos, tener la tranquilidad de consciencia -y un gran reparo legal- de que hicimos todo lo humanamente posible. Ah, el desfibrilador lo puede manipular cualquiera medianamente preparado -lo ideal sería un bombero o un paramédico-, mejor de lo que podría hacerlo un médico no especializado. (Información aportada por un cardiólogo de nuestra ciudad).

Mientras tanto, mientras una tragedia no ocurra, la alfombra de la Liga de Salto seguirá escondiendo basura, como un Tribunal de Penas totalmente dependiente -cuya conformación es la única gestión que le conozco al Presidente de la Liga-, reglamentos pisoteados continua y reiteradamente, órdenes desoídas, Selecciones menores improvisadas y desprotegidas, torneos “irregulares” estirados hasta el hartazgo para aparentar, la demora en el pase de Araya, etc., etc., etc…

Mientras tanto, el matrimonio entre Jorge Garavano y los dirigentes que creen deberle algo -como si los clubes de Salto, con su historia, infraestructura y antecedentes deportivos y económicos necesitaran de un ministro plenipotenciario para conseguir un lugar en un torneo cuyo primer fin es recaudar para que dirigentes como Garavano tengan un buen pasar- continuará mostrándose feliz y dichoso, aunque los chicos anden descalzos…

Ojalá la razón -de raciocinio- los ilumine, señores dirigentes, ya que hoy son los dueños del fútbol, pero no los dueños de tantos sueños y tantas vidas.

P.D.: Mientras termino de escribir esto veo, no sin asombro, que nuestro Presidente y Delegado Provincial ha recibido una nueva distinción (?), esta vez de parte de la Liga Nicoleña, por su constante apoyo a aquella liga -consultado un colega prestigioso de esa ciudad dice desconocer cuál fue el apoyo-… ¿Será en agradecimiento a la facilitación de la clasificación del Sub-13 de aquella ciudad hace unos dos meses? A los desprevenidos les recuerdo que en esa oportunidad Salto enfrentó a San Nicolás y que nuestra selección fue eliminada por desconocer los cambios en el reglamento. Por supuesto, Jorge Garavano, que hoy tiene demasiadas responsabilidades, no tuvo tiempo de interiorizarse de los cambios ni de acompañar a los chicos que lo representaron.


CARLOS ABEL RIGGI


foto1

foto1
foto1
foto1

El conjunto de Nasta impuso las condiciones desde el arranque, pero le costó demasiado crear situaciones de gol que no llegaran por pelotas aéreas.

Un cabezazo de Rosello, que encontró bien ubicado a Telechea, a los cinco minutos, y otro de Basualdo, rechazado por Castillo, a los diez, fueron de los más claro en la primera media hora.


foto1
foto1

Primero Basualdo no llegó a empujar a un metro del arco, y al rato Telechea alcanzó a sacarle el balón a Araya casi desde los pies, pero en el otro palo apareció Cheé y entre Santillán y el poste evitaron el gol rojinegro.


foto1
foto1 foto1

El once de Pascual mostraba buenas intenciones, pero Cuenú solo había tenido que esforzarse saliendo del área para rechazar con el pie. Cuando menos se esperaba, un centro de Santillán y una peinada de Delgado dejaron a Segurola en posición de gol, pero el remate del delantero fue justo al lugar del arquero colombiano.


foto1
foto1

Cuando el primer tiempo se esfumaba, en medio de una tensa calma, encaró Simaldone y rechazó Cardoso, quedando en el piso, Cheé tomó el balón y lo envió al área, Ciraco puso la cabeza y Telechea solo pudo mirar. Sports se iba al descanso en ventaja y ante el reclamo de Alumni por la decisión de Viglietti de dejar seguir el juego con el defensor caído.


foto1
foto1

A los ocho minutos del segundo tiempo Simaldone volvió a encarar -esta vez en soledad-, su definición fue adivinada por Telechea, pero el balón le cayó a Araya que, después de sacarse hábilmente dos hombres de encima, acompañó la pelota hasta el fondo del arco.


foto1
foto1

Quince del suplementario: Simaldone llegó al fondo de la cancha y envió el buscapié, Ciraco no llegó a empujar y apareció Kevin Cheé para poner la cara interna del pie y gritar su primer gol entre los grandes.


foto1
foto1

Nicolás Rosello levantó el centro desde la derecha, Peralta, entrando por el segundo palo, cabeceó al gol, Telechea alcanzó a desviar, pero la pelota le cayó a Cheé que metió el frentazo para levantar la red.


foto1
foto1

Si bien el triunfo Comadreja no peligró en ningún momento del segundo tiempo, Cuenú tuvo más trabajo del deseado, y en un toque atrás falló el moreno al intentar rechazar y Herrera terminó empujando el balón al arco desguarnecido.


foto1
foto1

Agustín More mostró pasta de goleador -aunque había desperdiciado una situación en la que el balón lo sorprendió- sacándose de encima a Córdoba y fusilando a Telechea para cerrar la cuenta del partido y abrir la suya personal.

Sports se metió en semifinales -como era de esperar-, donde deberá demostrar -nada menos que ante Compañía- hasta donde dio resultado el curso acelerado de madurez y convencimiento.


foto1
foto1

“Jugar en Primera es todo muy lindo… Es una nueva experiencia para mí y en cada fecha voy aprendiendo a jugar estos partidos que son muy diferentes a todo lo que es inferiores. Es otro estilo de juego…

Voy a ser sincero: En los primeros partidos que me tocó jugar lo hacía con miedo. Miedo a no rendir bien. No tenía la confianza que tengo ahora. Sé que soy joven y puedo hacer miles de macanas, pero sé que con el paso del tiempo las voy a mejorar.

Como ya dije, es muy lindo todo lo que me está pasando este año y me estoy sintiendo muy bien. Sé que tengo que disfrutar lo que me está pasando, porque cuando tenga cincuenta años lo voy a extrañar y me voy a arrepentir; por eso trato de pensar día a día en mejorar y estar metido en esto. Este grupo, a pesar de derrotas duras, siempre estuvo metido en lo que queremos para todos los hincha de Sports, que es poder llegar a la final y ganarla si Dios quiere.

Es un grupo muy unido y muy aconsejador. Los más grandes, por ejemplo Ciraco, Araya, Meli, son los que siempre tratan de hablarme para que mejore y haga lo mejor para el grupo. Realmente no me esperaba que me llegara la oportunidad tan pronto. Si bien luché por esto, yendo a entrenar con Primera, con Quinta cuando tengo que ir a la escuela o en doble turno cuando puedo.

Mi sueño siempre fue llegar adonde estoy hoy. Uno tiene tantos sueños cuando empieza a jugar al fútbol… Y ver que de a poco se van haciendo realidad es una felicidad enorme. Este año fue y será inolvidable para mí.

Creo que en el último partido con Defensores jugué un buen primer tiempo y un segundo medio pobre, ya que había hecho un gran degaste, pero sí, creo que redondeé mi mejor actuación.

Todos los goles son un desahogo para mí. Venía de varios meses sin convertir en ninguna de las tres categorías en las que juego, y haber anotado mi primer gol en Primera, para el club de mis amores, fue una gran alegría y es algo que nunca me voy a olvidar. Espero que sean los primeros de muchos goles más. Hoy en día es muy difícil hacer goles para un joven que recién hace sus primeros pasos en primera.

Por último le quiero agradecer a toda mi familia, que me da todo el apoyo en lo que uno necesita y decide.” (Kevin Cheé)


foto1
foto1
foto1
foto1

A los dos minutos Cusa había insinuado por primera vez -Jofré llegó al fondo y tocó al medio para Brusco que no le pudo acertar al arco-, pero nada hacía suponer un trámite sencillo para el dueño de casa, sin embargo, cuatro minutos más tarde Matías Luján fue a disputar una pelota con Gianini, poniendo claramente en riesgo la pierna del juvenil Universitario, y Nardelli le mostró una tarjeta que bien pudo ser más oscura. Por eso mismo el árbitro no dudó cuando, a los once minutos, Luján lo bajó a Mangieri, que lo había dejado atrás y encaraba para el área.


foto1
foto1

Muchas veces el equipo en ventaja numérica no sabe aprovechar ese hombre de más, pero Cusa sabía que no podía dejar pasar la oportunidad. Mangieri avisó con un remate colocado que se fue muy cerca del ángulo más lejano, pero poco más tarde no perdonaría: Salinas envió el centro desde la derecha, Brusco no llegó a cabecear “ayudado” por Zapata y el balón le cayó al “11” blanquinegro, que sacó un latigazo imposible para Kippes.


foto1
foto1

El Deportivo disimuló el impacto y acercó peligro en algún centro o con un remate cruzado de Carnero que se fue junto a un palo. Y hasta en un mano a mano solitario entre Moreyra y Gianini en el que el árbitro cobra un agarrón del de Cusa -último hombre- y le muestra una sospechosa amarilla.

Hasta que a los treinta y cinco el Azul quedó mal parado, Mangieri inteligentemente esperó a Brusco y pimienta definió entre Kippes y el primer palo.


foto1
foto1

Si el segundo gol fue un mazazo para el ánimo del visitante, ni hablar del tercero sobre el tiempo cumplido: Esta vez fue Jofré quien habilitó a Brusco y “Pimienta” definió con tranquilidad ante el achique del arquero.


foto1
foto1

Apenas comenzado el segundo tiempo Brusco se vistió de asistente y Gregorio Salinas colocó el balón en el ángulo superior del incrédulo Kippes.


foto1
foto1

A los cincuenta y nueve el mellizo contó aún con más comodidades y eligió el rincón más cercano.


foto1

foto1

A los ochenta y uno Gregorio asistió a su primo Nicolás Fernández y este, tras dejar desairado al arquero con un toque, acompañó el balón que se metió luego de tocar la base del caño.


foto1

foto1

Esta vez Brusco tuvo que esforzarse, pero no por eso su remate perdió precisión.


foto1

foto1

Cuando se podía esperar un nuevo gol Universitario que marcara un récord histórico Eber Carnero decidió despedirse de la mejor manera: La ejecución del tiro libre fue tan perfecta -pegó en la base del travesaño antes de ingresar- que ni el vuelo de Charras ni el esfuerzo de sus padres -espectadores privilegiados de la acción- pudieron hacer nada para evitar semejante gol.


foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1

Pocas veces se puede ver una diferencia tan abrumadora entre dos equipos con pretensiones, y menos aún si la ventaja es a favor del más débil -por planteles y antecedentes eso está fuera de discusión-. Si el conjunto de “Pacha” Capaldi le hubiera propinado una goleada inusitada al de Lencina -cinco o más goles- no serían pocos los incrédulos, pero se ajustaría infinitamente más a la realidad que este escaso uno a cero.

Cusa fue superior a Defensores del primer al último minuto de juego. Manejó la pelota con mucho más criterio y fue más agresivo, tanto en defensa como en ataque, durante una hora -hasta que por las expulsiones quedó nueve contra diez- y a partir de ahí demostró una entereza anímica envidiable ante la sorprendente torpeza de su rival.

La mala noticia para el Universitario es que apenas sacó un gol de ventaja en estos primeros noventa minutos y que los segundos noventa se presumen muy distintos; no porque Cusa no pueda repetir una actuación como la de la ida, sino por los ya seguros cambios que tendrán los dos, como las ausencia de los expulsados -dos muy importantes para el corto plantel albinegro-, los lesionados –Illoa, desplazamiento de tobillo, y Brusco, fractura de un hueso del pie- y los retornos en el Loro de Luquez -se lo extrañó tanto que pudo ser goleado en los dos últimos partidos- y de Torres -el generador de la mayoría de los ataques-, sumado a lo difícil que es para cualquiera llevarse un buen resultado del “Carlos Testa”.

Pero, no nos adelantemos a los hechos, ya que también pudo haber sido este el envión que necesitaba este plantel para dar el salto definitivo.


foto1
foto1

Cuando apenas se habían acomodado, Brusco le ganó la espalda a Favergiotti –grueso yerro del técnico haberlo puesto a marcar la punta izquierda ante un delantero con la velocidad de “Pimienta”- y se metió en el área con absoluta comodidad para fusilar a Gizzi, pero el pésimo estado del campo de juego le jugó una mala pasada y el balón le quedó a la altura de la rodilla al sacar el remate que se fue muy alto.


foto1
foto1

Brusco habilitó a Gregorio Salinas y este sacó un remate mordido que Gizzi alcanzó a bloquear en dos tiempos.


foto1
foto1

La sorpresiva aparición de Bolognese, ganándole a Fernández, no terminó en la red de milagro.


foto1
foto1

Brusco volvió a quedar cara con Gizzi y, después de un doble rebote, el balón terminó yéndose junto al segundo palo.


foto1
foto1

Otra vez Brusco, esta vez entrando de la izquierda al medio, el rebote de Gizzi y la rapidez del arquero para llegar antes que Jofré.


foto1
foto1

Cabello quiso jugar hacia atrás, pero la dejó para la carrera de Brusco que, tras luchar contra los indescifrables piques del balón, definió muy encima de Gizzi y tampoco pudo aprovechar el rebote en el arquero, pero generó un tiro de esquina…


foto1

La pelota se abrió en el primer palo, varios saltaron pero ninguno llegó a cabecear, el balón pegó en el pie de Villegas y fue hacia Brusco que, en total soledad, tuvo tiempo de girar y meter el balón lejos del alcance del hasta ahí imbatible arquero Loro. Lo que Cusa no había podido lograr por mérito propio -y que tantas veces se termina lamentando- llegaba por una acción fortuita.


foto1
foto1

foto1

Brusco le ganó la disputa a Cabello, pero terminó cayéndose y mandando el balón a la red con la mano. Amiconi anuló la jugada, pero omitió la amarilla para el goleador.


foto1
foto1

Créase o no. Cusa había contado con siete ocasiones claras para marcar y Defensores casi llega al empate en la primera, pero Gedda no alcanzó a empujar la pelota que cruzó por delante del arco.


foto1
foto1

Gedda le ganó la posesión de la pelota a Gianini con un empujón -no sancionado por el árbitro- y Nuñez se arrojó con desmedida violencia sobre el balón, pero poniendo en riesgo la integridad del delantero Loro. Fernández enseguida se fue sobre el defensor a recriminarle la acción y todos corrieron hacia el lugar; algunos reclamando tarjetas y los más, empujando. Cuando todo se calmó, Amiconi, con bastante acierto, expulsó a Nuñez, Aguilar y González.

La superioridad numérica y los mayores espacios hacían suponer un dominio verdiamarillo en la última media hora, pero el Loro continuó confundido, y los cambios de Miserda por Testa y Naya por Fernández -manteniendo cuatro defensores- fueron una invitación a la resignación.


foto1
foto1

Por el contrario, aún con un hombre menos, Cusa estuvo más cerca de estirar la diferencia que Defensores de igualarlo. A los sesenta y siete, Mangieri remató con poco ángulo, Gizzi -en su única falla- dio un rebote corto y Salinas se llevó el balón para terminar mandándolo a la red desde el piso. El árbitro correctamente anuló la acción por una mano del mellizo casi imperceptible.

Diez minutos más tarde, Brusco envió el centro desde la derecha y Mangieri, sin estar bien perfilado, remató a las manos del arquero.


foto1
foto1

El cabezazo pifiado de Agustín Naya se irá lejos del primer palo en la única oportunidad en que Defensores pudo ganar de arriba en el área local.


foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1

Después del horrible espectáculo que habían brindado en el último enfrentamiento -cuando poco había en juego- no se podía esperar demasiado; sin embargo -sobre todo en el primer tiempo-, el clásico mantuvo su atracción hasta el final, por intensidad y la intención de los dos -con mayor y menor éxito- de buscar el arco contrario.


foto1

El Lagarto se había insinuado más profundo hasta ahí pero, cuando el Comadreja llegó estuvo a milímetros de romper el cero: Cheé envió el centro pasado, Peralta acomodó el balón con el pecho y sacó un remate soberbio que dio en la base del travesaño y picó cerca de la línea de gol; cuando el balón cayó de varios metros, Ciraco ensayó una tijera que se fue por arriba del travesaño.


foto1
foto1

El césped del “Esteban Chiari” lució un verde casi impecable, y el regado previo hizo que el balón circulara con mayor rapidez, por eso Simaldone ejecutó inteligentemente el tiro libre de forma tal que la pelota pique antes de llegar al arco y que Acevedo se vea obligado a enviar la pelota al córner…


foto1

Sorprendentemente solo saltó Nicolás Rosello y aplicó un frentazo al que Acevedo no pudo llegar.


foto1
foto1
foto1

Esta vez fue Diego Peralta el encargado de ejecutar el tiro libre con la misma receta e igual destino para el balón.


foto1

Quizá la falta de participación hizo que el moreno arquero Comadreja salga a destiempo y pierda, nada menos que con Colombini, en el juego aéreo, pero entre Basualdo y González resolvieron la única situación de riesgo para el arco local en el primer tiempo.


foto1

En la última acción antes del descanso, Cheé buscó sorprender a Acevedo y arquero respondió exigiéndose.


foto1
foto1

Santana metió la pelota de cabeza en el área y Colombini, como es habitual, se anticipó a todos, pero su cabezazo se fue sorpresivamente desviado.


foto1

La mejor situación para el Verde llegó a través de un pelotazo para Giménez y el pase atrás de este; no llegó Colombini, pero sí “Nico” Páez, aunque con la derecha, y su remate demasiado al medio del arco facilitó la atajada de Cuenú.


foto1
foto1

Tras un cuarto de hora en el que Sports pareció tomarse un respiro, y ayudado por la salida de Nicolás Colombini -contracturado-, el conjunto de Nasta recobró el protagonismo. Primero fue un remate de Araya que se fue cerca del caño izquierdo y al rato, tras un rebote, Basualdo se arroja para alcanzarle el balón a Araya y este, sentado en el césped, toca a espaldas de los defensores, por donde aparece solitariamente Ciraco, que primero manda el balón a la red y después comprueba la validez.


foto1

Mientras que a Compañía no le quedaba otra que esperar el final o una jugada afortunada, Sports parecía no conformarse -aún con el ingreso de Lucas Chavez por Cheé-. Ciraco peinó el balón en un envío frontal y la pelota rebotó en las piernas de Acevedo, evitando lo que hubiese sido, prácticamente, la definición de la llave.

Pocos habrían imaginado este escenario hace unas semanas, cuando Sports acumulaba derrotas en partidos importantes y Compañía peleaba palmo a palmo con Defensores… Pero este torneo, alargado hasta lo inimaginable por la forma de disputa y las múltiples suspensiones de fechas, ha hecho que los nombres y los estados de cada equipo hayan cambiado tanto que se hace imposible recordar formaciones y desarrollos de partidos.

Lo cierto es que los dos están a noventa minutos de jugar una final de fase o de empezar a pensar en el año próximo pero, mientras el Comadreja vivirá los días previos con normalidad, el Lagarto estará prendiéndole velas a los santos por la recuperación de Colombini y Monacci y planificando como revertir esta historia que comenzó a escribirse con tinta rojinegra.


foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1

GOLEADORES

3er Gol: Nicolás ROSELLO (segundo que le marca a Compañía)

34º Gol: Juan Ariel BRUSCO (primero que le anota a su exclub)

133er Gol: Luciano CIRACO


EXPULSADOS

1º Roja: Juan Manuel NUÑEZ (en 125 partidos jugados por torneos locales e Interligas)

2ª Roja: Tobías AGUILAR y Alan GONZÁLEZ (los dos ambas en este campeonato)


CHAU RACHA NEGATIVA

Cusa venció a Defensores tras 13 partidos en los que solo había conseguido dos empates.

Sports cortó una racha de 8 clásicos sin triunfos (4 derrotas ante Defensores, 2 caídas y 2 empates ante Compañía).


foto1

foto1
foto1
foto1

El conjunto de Nasta impuso las condiciones desde el arranque, pero le costó demasiado crear situaciones de gol que no llegaran por pelotas aéreas.

Un cabezazo de Rosello, que encontró bien ubicado a Telechea, a los cinco minutos, y otro de Basualdo, rechazado por Castillo, a los diez, fueron de los más claro en la primera media hora.


foto1
foto1

Primero Basualdo no llegó a empujar a un metro del arco, y al rato Telechea alcanzó a sacarle el balón a Araya casi desde los pies, pero en el otro palo apareció Cheé y entre Santillán y el poste evitaron el gol rojinegro.


foto1
foto1 foto1

El once de Pascual mostraba buenas intenciones, pero Cuenú solo había tenido que esforzarse saliendo del área para rechazar con el pie. Cuando menos se esperaba, un centro de Santillán y una peinada de Delgado dejaron a Segurola en posición de gol, pero el remate del delantero fue justo al lugar del arquero colombiano.


foto1
foto1

Cuando el primer tiempo se esfumaba, en medio de una tensa calma, encaró Simaldone y rechazó Cardoso, quedando en el piso, Cheé tomó el balón y lo envió al área, Ciraco puso la cabeza y Telechea solo pudo mirar. Sports se iba al descanso en ventaja y ante el reclamo de Alumni por la decisión de Viglietti de dejar seguir el juego con el defensor caído.


foto1
foto1

A los ocho minutos del segundo tiempo Simaldone volvió a encarar -esta vez en soledad-, su definición fue adivinada por Telechea, pero el balón le cayó a Araya que, después de sacarse hábilmente dos hombres de encima, acompañó la pelota hasta el fondo del arco.


foto1
foto1

Quince del suplementario: Simaldone llegó al fondo de la cancha y envió el buscapié, Ciraco no llegó a empujar y apareció Kevin Cheé para poner la cara interna del pie y gritar su primer gol entre los grandes.


foto1
foto1

Nicolás Rosello levantó el centro desde la derecha, Peralta, entrando por el segundo palo, cabeceó al gol, Telechea alcanzó a desviar, pero la pelota le cayó a Cheé que metió el frentazo para levantar la red.


foto1
foto1

Si bien el triunfo Comadreja no peligró en ningún momento del segundo tiempo, Cuenú tuvo más trabajo del deseado, y en un toque atrás falló el moreno al intentar rechazar y Herrera terminó empujando el balón al arco desguarnecido.


foto1
foto1

Agustín More mostró pasta de goleador -aunque había desperdiciado una situación en la que el balón lo sorprendió- sacándose de encima a Córdoba y fusilando a Telechea para cerrar la cuenta del partido y abrir la suya personal.

Sports se metió en semifinales -como era de esperar-, donde deberá demostrar -nada menos que ante Compañía- hasta donde dio resultado el curso acelerado de madurez y convencimiento.


foto1
foto1

“Jugar en Primera es todo muy lindo… Es una nueva experiencia para mí y en cada fecha voy aprendiendo a jugar estos partidos que son muy diferentes a todo lo que es inferiores. Es otro estilo de juego…

Voy a ser sincero: En los primeros partidos que me tocó jugar lo hacía con miedo. Miedo a no rendir bien. No tenía la confianza que tengo ahora. Sé que soy joven y puedo hacer miles de macanas, pero sé que con el paso del tiempo las voy a mejorar.

Como ya dije, es muy lindo todo lo que me está pasando este año y me estoy sintiendo muy bien. Sé que tengo que disfrutar lo que me está pasando, porque cuando tenga cincuenta años lo voy a extrañar y me voy a arrepentir; por eso trato de pensar día a día en mejorar y estar metido en esto. Este grupo, a pesar de derrotas duras, siempre estuvo metido en lo que queremos para todos los hincha de Sports, que es poder llegar a la final y ganarla si Dios quiere.

Es un grupo muy unido y muy aconsejador. Los más grandes, por ejemplo Ciraco, Araya, Meli, son los que siempre tratan de hablarme para que mejore y haga lo mejor para el grupo. Realmente no me esperaba que me llegara la oportunidad tan pronto. Si bien luché por esto, yendo a entrenar con Primera, con Quinta cuando tengo que ir a la escuela o en doble turno cuando puedo.

Mi sueño siempre fue llegar adonde estoy hoy. Uno tiene tantos sueños cuando empieza a jugar al fútbol… Y ver que de a poco se van haciendo realidad es una felicidad enorme. Este año fue y será inolvidable para mí.

Creo que en el último partido con Defensores jugué un buen primer tiempo y un segundo medio pobre, ya que había hecho un gran degaste, pero sí, creo que redondeé mi mejor actuación.

Todos los goles son un desahogo para mí. Venía de varios meses sin convertir en ninguna de las tres categorías en las que juego, y haber anotado mi primer gol en Primera, para el club de mis amores, fue una gran alegría y es algo que nunca me voy a olvidar. Espero que sean los primeros de muchos goles más. Hoy en día es muy difícil hacer goles para un joven que recién hace sus primeros pasos en primera.

Por último le quiero agradecer a toda mi familia, que me da todo el apoyo en lo que uno necesita y decide.” (Kevin Cheé)


foto1
foto1
foto1
foto1

A los dos minutos Cusa había insinuado por primera vez -Jofré llegó al fondo y tocó al medio para Brusco que no le pudo acertar al arco-, pero nada hacía suponer un trámite sencillo para el dueño de casa, sin embargo, cuatro minutos más tarde Matías Luján fue a disputar una pelota con Gianini, poniendo claramente en riesgo la pierna del juvenil Universitario, y Nardelli le mostró una tarjeta que bien pudo ser más oscura. Por eso mismo el árbitro no dudó cuando, a los once minutos, Luján lo bajó a Mangieri, que lo había dejado atrás y encaraba para el área.


foto1
foto1

Muchas veces el equipo en ventaja numérica no sabe aprovechar ese hombre de más, pero Cusa sabía que no podía dejar pasar la oportunidad. Mangieri avisó con un remate colocado que se fue muy cerca del ángulo más lejano, pero poco más tarde no perdonaría: Salinas envió el centro desde la derecha, Brusco no llegó a cabecear “ayudado” por Zapata y el balón le cayó al “11” blanquinegro, que sacó un latigazo imposible para Kippes.


foto1
foto1

El Deportivo disimuló el impacto y acercó peligro en algún centro o con un remate cruzado de Carnero que se fue junto a un palo. Y hasta en un mano a mano solitario entre Moreyra y Gianini en el que el árbitro cobra un agarrón del de Cusa -último hombre- y le muestra una sospechosa amarilla.

Hasta que a los treinta y cinco el Azul quedó mal parado, Mangieri inteligentemente esperó a Brusco y pimienta definió entre Kippes y el primer palo.


foto1
foto1

Si el segundo gol fue un mazazo para el ánimo del visitante, ni hablar del tercero sobre el tiempo cumplido: Esta vez fue Jofré quien habilitó a Brusco y “Pimienta” definió con tranquilidad ante el achique del arquero.


foto1
foto1

Apenas comenzado el segundo tiempo Brusco se vistió de asistente y Gregorio Salinas colocó el balón en el ángulo superior del incrédulo Kippes.


foto1
foto1

A los cincuenta y nueve el mellizo contó aún con más comodidades y eligió el rincón más cercano.


foto1

foto1

A los ochenta y uno Gregorio asistió a su primo Nicolás Fernández y este, tras dejar desairado al arquero con un toque, acompañó el balón que se metió luego de tocar la base del caño.


foto1

foto1

Esta vez Brusco tuvo que esforzarse, pero no por eso su remate perdió precisión.


foto1

foto1

Cuando se podía esperar un nuevo gol Universitario que marcara un récord histórico Eber Carnero decidió despedirse de la mejor manera: La ejecución del tiro libre fue tan perfecta -pegó en la base del travesaño antes de ingresar- que ni el vuelo de Charras ni el esfuerzo de sus padres -espectadores privilegiados de la acción- pudieron hacer nada para evitar semejante gol.


foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1

ZONA A


foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1

“El primer tiempo fue parejo, pero en el segundo entramos más decididos y fuimos justos ganadores.

A la definición del torneo vamos a llegar bien si trabajamos duro como lo venimos haciendo.

El equipo mejoró mucho tácticamente, tanto en ataque como en defensa.

La verdad que físicamente me siento bien. Siento que le puedo aportar cosas buenas al equipo, tanto si me toca o jugar o no.

Es cierto que tengo que tenerme más confianza para patear al arco. En el primer tiempo tuve un tiro libre lindo, pero dudé y le pegué a la barrera.” (Nicolás Sanes)


foto1
foto1
foto1 foto1

¿Cuántas lecturas válidas se pueden hacer de un partido de fútbol?

DEFENSORES LOGRÓ EL OBJETIVO: El conjunto de Lencina finalizó la Zona A en primer lugar, haciendo valer la diferencia conseguida en el partido de ida, y no perdió jugadores por expulsiones ni lesiones.

COMPAÑÍA GANÓ MERECIDAMENTE EL CLÁSICO: Quizá como nunca en los últimos años, el equipo de Santana derrotó con claridad a Defensores y estuvo cerca de arrebatarle el primer lugar.

Hoy las dos aseveraciones son irrefutables, y solo el tiempo determinará cuál permanecerá.

Si el Loro gana esta segunda fase, y por consiguiente el campeonato, este resultado solo quedará en las estadísticas y se justificará como el partido en el que se jugó con la mente puesta en lo que vino después.

Ahora, si el Lagarto llegara a ser el que termine riendo, este clásico habrá marcado un antes y un después.

Dejando de lado las suposiciones y haciendo de cuenta que los dos salieron a la cancha con el propósito de ganar el partido, Compañía consiguió mucho más que un triunfo.

Si bien Defensores fue quien tomó la iniciativa y, como era de esperar, tuvo la pelota en su poder en gran parte del primer tiempo, solo inquietó a Acevedo con remates incómodos, como el de Miserda, a los diez minutos, o el de Torres, de derecha, a los treinta y tres, aunque la posibilidad más concreta fue una peinada de Favergiotti que cruzó el arco a los cuatro minutos.


foto1
foto1

Compañía también mantuvo su libreto, tratando de explotar el más mínimo error rival, y tuvo la situación más propicia del primer tiempo cuando Martín Salinas, luego de dejar en el camino a Favergiotti y a Narbiloni, al enfrentar a Gizzi eligió cederle el balón a Colombini y Alan González tapó el remate del máximo goleador Lagarto (30’).


foto1
foto1

El primer tiempo se fue con un dejo de conformismo de los dos, como si la premisa fuera no perder, y un gran sabor a poco.

El arranque del complemento mostró los mismos dientes apretados y algún exceso, y al local intentando desequilibrar la zona derecha de la defensa Lora.

A los cinco minutos Páez cayó en el borde del área al chocar con Lavié, pero Méndez no hizo caso. Enseguida, Peratta forcejeó con Castagno, se resbaló, se levantó y tuvo tiempo de medir el centro al segundo palo. Nicolás Colombini saltó lo de cualquier normal, ante el estatismo de Torres, y metió el frentazo que tomó a Gizzi caminando y sin ningún tipo de defensa. Fue como un replay de lo sucedido cinco meses atrás. Aquella vez el centro había sido de Candia -casi desde el mismo lugar y con la misma comodidad- y el cabezazo de “Nico” había tenido una trayectoria prácticamente idéntica. Hasta el árbitro había sido el mismo. Lo que cambió fue el festejo: Aquella vez fue apuntando al cielo en ofrenda al abuelo José, esta vez fue a través de un alambrado con papá Marcelo.


foto1
foto1
foto1

Envalentonado por el gol, el Lagarto fue por más: Páez volvió a caer ante Lavié y esta vez Méndez vio la falta dentro del área. La infalibilidad de Martín Salinas (7 penales convertidos con la camiseta de Compañía) hacía prever un desenlace apasionante, pero Pablo Gizzi le adivinó la intención, le tapó el rebote en gran forma, y también sacó el remate de Colombini. Y de yapa rechazó con los puños un córner cerrado de Candia.


foto1

Defensores intentó revelarse, pero una y otra vez chocó contra la defensa Verde, en la que sobresalió Gonzalo Conte, anticipando y rechazando todo lo que cayó en su área.

“Ale” Santana -que fue creciendo en rendimiento a medida que pasaron los minutos- estuvo cerca de anotar un golazo, pero su definición con poco ángulo dio en la cara externa del primer palo (69’).


foto1
foto1

Es cierto que a Compañía no le alcanzó para revertir la tabla de posiciones, pero el balance de estos noventa minutos le dio un resultado por demás positivo: El equipo que dispuso Santana esta vez supo cubrir y aprovechar los espacios como nunca antes, lo que derivó en tener mejor presencia en las dos áreas y hasta en disimular por completo una menor aptitud física.

Y, pensando en un posible corto futuro -una final de fase ante el mismo rival- llegará con el antecedente de haberlo vencido en los dos enfrentamientos del año en el “Guillermo Cepeda”, lo que no es poca cosa para estos tiempos de predominio Loro.


foto1
foto1

Iban tres minutos del segundo tiempo cuando Testa fue injustificadamente con vehemencia a patear un balón que ya no estaba en los pies de Giménez. El gesto de asombro del primer asistente indica algo más que la amarilla que le mostró el árbitro.


foto1
foto1

También injustificada y totalmente a destiempo fue la entrada de Páez a Testa que para Méndez no significó ni amonestación.


foto1
foto1

Sergio Méndez -de excelente arbitraje en el otro triunfo del Verde- completó una tarde discreta no mostrándole la segunda amarilla a Peratta que frenó el ataque de Castagno.


foto1
foto1

foto1

ZONA B


foto1 foto1

Nada serio había pasado cuando a los quince minutos Leyva lo buscó a Lazatti y este, con un remate preciso que pegó en el segundo palo y se metió, dejó parado a Kippes.

Al rato, otra vez Lazatti tuvo una buena oportunidad, pero su remate de primera se fue por arriba. En el visitante, Rojas era el más claro y también fue quien estuvo más cerca de conseguir el empate cuando un fuerte remate suyo dio en el cuerpo de Gaspar. Un cabezazo alto de Cervello fue la última situación de riesgo del primer tiempo.


foto1
foto1

Deportivo parecía resignado a su suerte y recién a los nueve minutos inquietó a Rubio, que tuvo que esforzarse para mandar al córner un frentazo de Cervello. Iban 21’ cuando Rivarola contó con un tiro libre ideal para él, pero al remate le faltó fuerza y el arquero carmeño resolvió sin problemas.


foto1

Córner desde la derecha; Sacanelles gana en lo alto, Escobar rechaza a medias y Araujo, de zurda, la mete en el ángulo esquivando cualquier tipo de resistencia.


foto1
foto1

Con el empate los Tanos se quedaban afuera, pero el único que parecía revelarse era el “Capi” Pecotche. Con la tranquilidad del resultado el once de Zapata comenzó a dominar el trámite y no extrañó que llegue el segundo: Rojas abrió para Cava y este, de primera, le puso el balón en la cabeza a Carnero ante un indefenso Rubio.

Villa Italia, que en algún momento ilusionó con su ambición ofensiva, se despidió del torneo con una de sus más flojas actuaciones. Esa caja de sorpresas que es el Deportivo -es imposible adivinar qué alineación presentará en cada partido- sigue en carrera y, seguramente, será un duro rival para el Universitario.


foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1

ASÍ CONTINÚA:

Sports recibirá a Alumni y Cusa a Deportivo Salto por los cuartos de final de la Segunda Fase (Un solo partido).

Mientras que Defensores y Compañía esperaran por los ganadores de estos encuentros (orden invertido) en las semifinales.


foto1 foto1 foto1
foto1

DEBUTANTES

En 1ª: Juan Cruz CHIARI (16), Thomas COLANERI (15) y Agustín FERNÁNDEZ (17), todos en Sports, que completó un equipo con los anteriores debuts de Aizcorbe, Cabrera, Cheé, Ciccarella, More, Rojas, Ruiz y Villalba.


GOLEADORES

5º Gol: Agustín LAZATTI

7º Gol: Gastón ARAUJO

11º Gol: Nicolás SANES

22º Gol: Luciano ARAYA

38º Gol: Eber CARNERO

190º Gol: Nicolás COLOMBINI


EXPULSADOS

3ª Roja: Santiago GIZZI (2ª en el torneo y ambas por reclamar ante un gol rival).


LOS PENALES DE GIZZI

Al arquero del Loro no le anotaron ninguno de los tres penales que le patearon en el torneo (2 atajados y 1 desviado) y solo le marcaron 3 de los últimos 9.


foto1


ZONA A


foto1 foto1

El reloj no había marcado el primer minuto cuando Carranza y Nicolás Colombini fueron a disputar una pelota cerca del banco local. Los dos cayeron y el de Cusa quedó cubriendo la pelota con su cuerpo; Colombini, desde el piso y sin posibilidades de llegar al balón, tiró un tacazo hacia abajo que dio en la cabeza del defensor. La acción pasó inadvertida para la gran mayoría, incluso para el árbitro, pero pudo costarle la expulsión al goleador Lagarto.


foto1
foto1

Renzo Gianini, debutando desde el arranque, dejó corto el rechazo de cabeza, Colombini habilitó rápidamente a Martín Salinas y el mellizo vestido de verde no perdonó.


foto1

Primero fue una llegada al fondo de Brusco que envió el buscapié sin encontrar recepción, después una tijera de Nicolás Fernández que se ensució en el camino. En el medio un remate cruzado de Nicolás Páez que tampoco encontró quien lo corrigiera. Y a los treinta y tres Gregorio Salinas –tras gran habilitación de Fernández- tuvo la gran posibilidad de empatar el partido, pero se encontró con la notable respuesta de Gonzalo Acevedo.


foto1
foto1

Tras el córner originado en la jugada anterior, Gianini y Fernández se molestaron y la pelota terminó yéndose afuera (34’).

“Nico” Fernández -el mejor del primer tiempo- remató cruzado con la cara externa del pie y Acevedo atrapó el balón en el aire (40’). Fue la última del Universitario que no mereció irse al descanso en desventaja.


foto1

En el segundo tiempo se corrió y metió como de costumbre y escasearon las situaciones. El remate con poco ángulo de Colombini fue la más cercana por un largo rato.


foto1
foto1

Tras la salida, por una molestia, de Nicolás Fernández, Tobías Aguilar quedó demasiado solo y, aunque siempre intentó, la mayoría de las veces perdió ante la superioridad numérica del Lagarto en mitad de cancha o, como en la foto, tratando de ganarle a la tozudez de Colombini.


foto1

Los delanteros, puestos a marcar, suelen hacer macanas. Matías Jofré fue un claro ejemplo: A los ocho minutos del segundo tiempo perdió en el forcejeo con Casais y, desde el piso, le aplicó un golpe desde atrás que hubiese merecido la roja directa, aunque Aguirre solo lo amonestó; el árbitro volvió a perdonarlo cuando a los veintiocho no le mostró tarjeta por una infracción que dejó a Giménez fuera de juego y, a ocho de los noventa, finalmente lo expulsó por una infracción a Joaquín Acevedo. Una lástima, ya que el goleador histórico del Universitario viene atravesando una de sus mejores temporadas en cuanto a efectividad y estado físico.


foto1
foto1

Una protestada infracción de Herrera sobre “Ale” Santana derivó en el tiro penal que Casais se encargó de convertir en gol para sentenciar el resultado.


foto1
foto1
foto1 foto1

Desde el comienzo, Sports cedió la tenencia en campo rival, pero se mostró más agresivo cuando recuperó el balón. Antes de los dos minutos Simaldone ganó por la derecha y tocó al medio, pero Cheé no le pudo entrar bien a la pelota. A los tres minutos Cheé provocó la amonestación de Lavié, cuando a este no le quedó otra que frenarlo con un manotazo para impedir que el juvenil Comadreja se meta en el área con serias posibilidades.

A los once una media vuelta de Miserda, que se fue a medio metro del caño izquierdo, fue la primera llegada del Loro.

Un minuto más tarde Araya (Foto) no le pudo dar de lleno al balón y se quedó reclamando una falta imperceptible de Favergiotti.

Enseguida Torres se mandó al área y levantó la pelota para Testa, que no pudo aplicar el frentazo pleno (Foto) permitiendo el rechazo de González. La jugada terminó en un remate de Favergiotti que Cuenú envió al córner por las dudas.


foto1
foto1

Un disparo cruzado de Araya a los 17’ se fue cerca del segundo palo. A los 22’ volvió a encarar Kevin Cheé, dejó atrás a Narbiloni y adelantó el balón lo suficiente como para que la rapidez de Gizzi le imposibilite una definición certera (Foto). Enseguida Simaldone probó de media distancia, pero encontró bien parado al arquero Loro. Hasta ahí el conjunto de Nasta era claramente el dominador estratégico; solo faltaba la última puntada para que el plan resulte perfecto.


foto1

La velocidad de Kevín Cheé se había transformado en una pesadilla para la última línea verdiamarilla, y Cristian Luquez quiso “poner las cosas en orden”. Solo se llegó a ver que el juvenil rojinegro, desde el piso, le cruzaba el pie al defensor Loro (Foto) y un posterior manotazo de Luquez a Cheé sin mayor violencia, pero Amiconi además vio un pisotón y no dudó en mostrarle la roja al, hasta aquí, pilar de la solidez del equipo de Lencina.

Pareció que todo estaba a pedir de Sports, sin embargo, al once de Nasta le calza mucho mejor el mameluco de obrero que el traje de fiesta, y la obligación de ser protagonista le terminó jugando en contra; y más cuando Alan González remplazó a Illoa -hasta ahí improductivo- y el dueño de casa comenzó a manejar el balón con mayor criterio.


foto1
foto1

Así y todo le costó al dueño de casa hilvanar jugadas de riesgo. Hasta poco antes del final del primer tiempo apenas se puede rescatar dos tiros de esquina -otra vez Sports volvió a sufrir en las pelotas paradas- en los que Narbiloni (30’), sorprendido, alcanzó a poner la rodilla y el balón se fue por arriba y Miserda (35’) no pudo conectar desde el piso.


foto1

A los 39’ el Comadreja volvería a mostrar las garras cuando Cheé sacó un zurdazo cruzado -de esos que no son ni centro ni remate al arco-y Araya no llegó para corregir.


foto1
foto1

Parecía que la historia se resolvería en el segundo tiempo, pero Torres seguía creyendo: Tiró una pared que no encontró devolución, luchó y recuperó el balón, se acomodó y, desde el borde del área, sacó un zurdazo inatajable para Cuenú. Tamaña demostración de jerarquía del lateral terminaría influyendo notoriamente en los ánimos de compañeros y rivales.


foto1

En el complemento, entre la prioridad de regular esfuerzos de uno y la falta de inventiva del otro escasearon las situaciones de riesgo. Nahuel Disimone no encontró mejor alternativa y, desde unos veinticinco metros, sacó un remate tremendo que exigió a Gizzi como nunca en noventa minutos (Foto).


foto1
foto1

Con Ceccoli por Cabello, Lencina apostó claramente a un ataque por sorpresa, y el que sorprendió fue Alan González anticipándose a Cuenú -no fue el mismo que estamos acostumbrados a ver-, pero cuando el segundo gol parecía un hecho llegó Rosello, casi debajo del travesaño, para evitarlo. Tras el tiro de esquina Miserda cabeceó defectuosamente y el balón se fue por arriba (Fotos).


foto1

Cheé volvió a aparecer en el partido con un remate cruzado que Lavié llegó a rechazar casi en la línea (72’).


foto1
foto1

Lavié corrió la pelota, Disimone llegó un instante después y lo golpeó con más espectacularidad que violencia. Amiconi le mostró la roja sin contemplaciones.


foto1

El remate del juvenil Agustín More pretendió sorprender a Gizzi, que resolvió sin problemas (78’). El “Pato” Lavié estuvo cerca de sorprender a Cuenú.


foto1
foto1

Feliciano Testa casi no tuvo situaciones para anotar, pero colaboró recuperando o frenando posibles ataques. En la imagen lo sujeta a Cheé y este se lo sacará de encima con un golpe en el pecho que el árbitro prefirió omitir.


foto1

Cheé continuó insistiendo hasta el final en la que fue su mejor actuación en Primera. Recibió la habilitación de Ciraco y, antes de que Torres pueda tapar, envió el centro que Araya no llegó a conectar por milímetros (92’).


foto1
foto1

Recién con el tiempo casi cumplido Defensores lo pudo liquidar, pero Joaquín Fernández no encontró el espacio para definir tras la habilitación de Testa.

Si bien Defensores dio la impresión de tener todo controlado en la mayor parte del encuentro, aún con un hombre de menos, en pocos momentos, menos aún once contra once, pudo marcar superioridad en las áreas, y Sports, con todas sus debilidades, piso el área de enfrente casi más que en todo el torneo.


foto1
foto1

ZONA B


foto1 foto1

Apenas veinte segundos demoró el conjunto de Zapata en poner dos hombres de cara al arquero, pero Moreyra se apresuró y desvió el remate.


foto1

El dominio del Depor en el arranque fue absoluto, pero no pudo marcar diferencia en el resultado, ni siquiera cuando Carnero -Ferreyra lo dejó sin arquero- solo tenía como oposición el cruce desesperado de Cardoso (9’).


foto1
foto1

Después de dos desbordes de Rivarola sin final feliz Alumni pudo pisar campo rival, pero a Ojeda le faltaron oficio y unos centímetros para cabecear correctamente (19’) y para puntear el balón ante la salida de Kippes (20’).


foto1

El conjunto de Guillermo Pascual -de más que meritoria campaña sin importar el desenlace final- dejó pasar dos oportunidades, pero no perdonó en la tercera: Después de una serie de rebotes, Ojeda rescató el balón casi en el fondo de la cancha tocando hacia atrás, Gandino alargó para Braian Delgado y este, desde la media luna, sacó un zurdazo inalcanzable para Kippes.


foto1
foto1

Víctor Moreyra -de los más parejos del torneo- sacó un fuerte remate que por poco no se le escabulló a Telechea (29’) y enseguida definió débil facilitando la tarea del arquero (31’)


foto1

Primero Telechea le ahogó el grito a Carnero –perfectamente habilitado a pesar del reclamo albirrojo-, después el arquero dio rebote ante el remate de Rivarola y, finalmente, Sacanelles le puso la pelota en la cabeza a Cava que logró el merecidísimo empate.


foto1
foto1

Antes del cierre del primer tiempo Nardelli vio falta de Castillo sobre Moreyra -el delantero la provocó cruzando delante de la carrera del defensor- y Carnero clavó el balón en el palo opuesto al elegido por Telechea.


foto1

En el momento dejó dudas, ya que la trabada de Araujo pareció lícita, pero el árbitro vio cómo Ferreyra enganchó la pierna de Ojeda en clara infracción.


foto1

Kippes eligió el lado izquierdo y Braian Delgado la metió casi en el ángulo superior derecho para devolverle la emotividad al partido.


foto1
foto1

Rivarola escapó por la izquierda y envió un centro a media altura; entre el intento de rechazo de Santillán y el anticipo de Carnero el balón tomó efecto y se le escurrió a Telechea.


foto1

Rivarola habilitó a Cervello y este sacó un remate bajo que encontró floja respuesta en Telechea. Alumni ya no tenía fuerzas ni para reclamar una presunta falta de Sacanelles sobre Ojeda.


foto1
foto1
foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1

DEBUTANTES

En Deportivo: Federico Ezequiel BARRAGÁN

En Alumni: Hugo Marcelino MORE


GOLEADORES

1er Gol: Sergio CASAIS y Nahuel CAVA

4º Gol: Rodrigo TORRES

10º Gol: Braian DELGADO (sumaba 5 en 3 temporadas)

11º Gol: Juan Ignacio CERVELLO (sumaba 5 en 4 temporadas)

37º Gol: Eber CARNERO

60º Gol: Martín SALINAS


EXPULSADOS

1ª Roja: Cristian LUQUEZ y Nahuel DISIMONE

4ª Roja: Matías JOFRÉ


foto1


ZONA A


foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1

ZONA B


foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1

DEBUTANTES

En Primera: Matías RAFAELLI, Kevin BALCAZA, Luciano GARCÍA y Brian BENESTANTE.

En Alumni: Diego RODRÍGUEZ

En Villa Italia: Mariano PARRILLO


GOLEADORES

2º Gol: Esteban MANGIERI

4º Gol: Carlos CORIA

5º Gol: Luis Fabián HERRERA

8º Gol: Guillermo NARBILONI

11º Gol: Kevin GEDDA

22º Gol: Damián CASTAGNO

25º Gol: Luis BISGARRA

38º Gol: Franco MISERDA

46º Gol: Leandro MOYANO

49º Gol: Rodrigo NAYA


EXPULSADOS

1ª Roja: Diego RODRÍGUEZ

2ª Roja: Esteban MANGIERI


GOLEADA RECORD

Defensores igualó su mayor goleada ante Cusa. En 1981, en cancha de Sports, también habían terminado 6 a 1, por goles de Barloqui (2), Raúl Walter Castagno (2), Sergio D’Ottavio y Osvaldo Gutiérrez para el Loro, descontando César Ortiz para el Universitario.


foto1


ZONA A


foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1

ZONA B


foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1

DEBUTANTES

En 1ª División: Agustín MORE (17)


GOLEADORES

1er Gol: Joaquín FERNÁNDEZ (Había anotado en el TFRA)

8º Gol: Luciano BASUALDO

21er Gol: Damián CASTAGNO y Luciano ARAYA. Ambos anotaron por primera vez en el torneo.

44º Gol: Matías JOFRÉ. Ya igualó su mejor marca en un torneo.


EXPULSADOS

1ª Roja: Bruno SOTELO


foto1


ZONA A


foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1

“El partido se dio de la forma que esperamos y planificamos. Es una cancha muy difícil por las dimensiones y ellos tienen jugadores importantes. Más allá de eso, la idea, desde el minuto cero, fue hacer ataques directos.

Entramos dormidos y nos pegaron de entrada; por suerte, con el paso de los minutos nos fuimos acomodando.

Con respecto al resultado, creo que fuimos los que más buscamos en los noventa. Hicimos los goles en un partido opaco y nos llevamos los tres puntos que fuimos a buscar en esa cancha que se les complica a todos.

Me parece que, dentro de todo, el arbitraje fue parejo. Hubo jugadas en las áreas que fueron dudodas… “Gonza” Conte me dijo que no lo toca a Jofré en el penal y en la última del primer tiempo, donde se lesiona Charras, para es mi penal porque llega tarde. Cusa reclama una mano en el segundo tiempo de penal que, sinceramente, no la vi.

El equipo se va afianzando y tuvo carácter para dar vuelta el resultado en el complemento.

Me estoy sintiendo mejor físicamente; estoy terminando los noventa minutos sin inconvenientes y a eso hay que sumarle la confianza que dan los goles.” (Carlos Monacci)


foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1

ZONA B


foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1

DEBUTANTES

En 1ª: Lautaro AIZCORBE (16) y Joaquín VILLALBA (16)

En Cusa: Nicolás FERNÁNDEZ.


GOLEADORES

2º Gol: Rodrigo RIVAROLA

19º Gol: Leandro GIMÉNEZ

24º Gol: Luis BISGARRA

37º Gol: Carlos MONACCI

43er Gol: Matías JOFRÉ

319º Gol: Feliciano TESTA


EXPULSADOS

3ª Roja: Federico VERGÉ

8ª Roja: Feliciano TESTA


DE REBOTE TAMBIÉN VALE

Fue el segundo penal que un arquero de Sports le ataja a Feliciano Testa (el otro fue José Luis Menéndez), pero las dos veces anotó de rebote.


MALA RACHA

Fue el sexto clásico del tercer ciclo de Nasta al frente de Sports y solo cosechó un punto ante Compañía.


foto1


ZONA A


foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1

ZONA B


foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1

“No estamos jugando bien… Nos cuesta encontrar el equipo porque no tenemos la posibilidad de tener el equipo completo en la semana por temas laborales pero, por suerte, estamos derechos para definir.”

-¿Cómo fue el gol del triunfo?

-“La verdad que no pude ver bien, pero fue por una mala comunicación entre la defensa y el arquero, dudaron mucho, quedaron a mitad de camino y Ojeda lo supo aprovechar.”

-¿Por qué se alargó tanto el partido?

-“Bueno, en el segundo tiempo salgo a cortar una pelota abajo y el delantero me pega en la cabeza. Seguí jugando mareado y el árbitro tuvo que parar el partido un par de veces, pero para ellos hice tiempo de gusto...”

-¿Venís de jugar en algún lado? Se te nota muy bien físicamente…

-“Estuve jugando en Sportivo América, de San Pedro.

Este es el último torneo que juego, ya que no me siento bien físicamente. Dejo todo en cada partido, que es diferente.” (Eduardo Telechea)


foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1

DEBUTANTES

En Primera: Jerónimo ESCOBAR

En Alumni: Pedro Iván Segurola (40)

En Defensores: Cristian LUQUEZ y Agustín CABELLO.

En Deportivo: Daniel Emanuel ROJAS y Rodrigo RIVAROLA

En Compañía: Sergio CASAIS (Lo había hecho por el Federal C 2018)


GOLEADORES

1er Gol: Cristian LUQUEZ, Rafael SANTILLÁN, Rodrigo RIVAROLA, Juan Manuel OJEDA y Bruno OCHOA (Había marcado 2 goles en el Federal C 2017)

8º Gol: Braian DELGADO

20º Gol: Sergio ALESSANDRO

36º Gol: Carlos MONACCI


EXPULSADOS

1ª Roja: Juan Pedro CASTILLO y Diego PERALTA.

2ª Roja: Enzo ZAPATA

4ª Roja: Mariano DANURA


foto1

foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1
foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1

DEBUTANTES

En 1ª: Renzo GIANINI (16)


GOLEADORES

2º Gol: Enzo CARDOSO

9º Gol: Diego PERALTA

10º Gol: Juan Ignacio CERVELLO

11º Gol: Gastón CECCOLI

12º Gol: Néstor GARCÍA BLANES

36º Gol: Franco MISERDA

45º Gol: Leandro MOYANO

59º Gol: Martín SALINAS

189º Gol: Nicolás COLOMBINI (2º goleador histórico)

318º Gol: Feliciano TESTA (1er goleador histórico)


EXPULSADOS

1ª Roja: Matías LUJÁN

2º Roja: Santiago GIZZI

4º Roja: Marcelo QUIROZ


EN FAMILIA

A los habituales casos de padre DT e hijo jugador del mismo equipo, como Alejandro “Pichi” Santana y Alejandro Yair Santana, en esta fecha coincidieron en el mismo partido: Gabriel y Manuel Capaldi (Padre e hijo en Cusa-Defensores), Carlos y Kevin Cheé (Padre e hijo, asistente y jugador de Sports respectivamente), Martín y Diego Bonomi (Hermanos, árbitro y jugador de Sports respectivamente) y Santiago y Pablo Gizzi (Hermanos, jugadores de Cusa y Defensores respectivamente).


foto1

LOS CAZAFANTASMAS


Era una fecha que la gran mayoría hubiera preferido evitar jugar, ya que deportiva y, sobre todo, económicamente podía dejarles más disgustos que alegrías. Quizá Cusa era el único con justificado interés por ambos motivos: Los gastos que acarrea hoy un partido de fútbol seguramente estarían cubiertos y una victoria ante el ganador de la Fase le daría la posibilidad de trepar al tercer lugar de la tabla y un gran plus anímico. Esto en el mejor de los casos…

Por lo tanto, uno esperaba ver encuentros casi amistosos, en los que todos arriesgaran lo mínimo, pensando en el “nuevo campeonato” que arrancará después del receso de dos semanas.

Pero, esto es fútbol -sobre todo el saltense y el argentino de hoy en día- donde la “dinámica de lo impensado” ha dejado de ser el condimento esencial de este hermoso deporte para transformarse en una serie de hechos previsibles por acción o reacción de los menos pensantes.

Ya he manifestado lo que pienso de los nuevos árbitros saltenses, que están haciendo experiencia y aciertan y se equivocan como la mayoría, que deben luchar contra los prejuicios pero, fundamentalmente, están desamparados, ya que los mismos que se encargaron de formarlos (Liga de Salto) no los protegen.

Después se dos sanciones irrisorias por agresiones se habló de una sanción “ejemplificadora” para el tercer agresor, sin embargo, la pena fue de un año, el mínimo estipulado, obviando que era reincidente y que el partido debió suspenderse, por lo que la sanción, como mínimo, debía ser de dos años.

En una sociedad civilizada, con una Liga coherente y un Tribunal de Penas ecuánime y justo, quizás el hecho de que en un partido de menor trascendencia el árbitro y su primer asistente impongan justicia a su hermano e hijo, respectivamente, hasta podría ser una nota de color. Aquí y ahora, es jugar con fuego.

Por supuesto que no hay un solo responsable por lo sucedido el sábado pasado en el “Esteban Chiari”, donde Sports cedió la localía a Deportivo Salto.

El escándalo se desató en tiempo de descuento cuando, con el partido ya igualado y tras la expulsión de un segundo jugador del Deportivo, su técnico quiso retirar el equipo por considerar que estaba siendo perjudicado.

Siempre he tratado de ser imparcial hasta el hartazgo, dándole el mismo espacio y trascendencia a todos los clubes, poniendo imágenes y opiniones sin importar a quién puedan beneficiar o perjudicar, porque considero que esa es mi obligación para contribuir con un fútbol lo más justo posible, por eso no debería molestarles mi parecer sobre lo ocurrido en esta y en otras fechas.

El arbitraje de Martín Bonomi -supuesto desencadenante de lo acontecido- ni siquiera merecería un comentario, ya que el error que se le atribuye -con razón- fue mínimo.

Si alguien se tenía que sentir perjudicado por sus decisiones hasta el minuto noventa era Sports. De una falta inexistente -o por lo menos ínfima- provino el gol del Deportivo. Al rato Basualdo anotó el empate, pero Bonomi, a instancias de Zárate, lo invalidó, cuando el defensor Comadreja había partido sobradamente habilitado a buscar el posible rebote de un tiro libre. Por consiguiente, el Deportivo, sin haber creado ni una situación de gol, se fue al descanso en ventaja por dos errores de la terna arbitral. A los ocho minutos del segundo tiempo se fue expulsado Marcelo Quiroz por una correcta segunda amarilla. Quizás Bonomi podría haber juzgado que el muy buen mediocampista del Deportivo no tuvo intención de golpear al jugador de Sports, pero estaríamos pidiéndole que ignore el reglamento. Más tarde amonestó correctamente a su hermano Diego por una falta que lo ameritaba y minimizó una agresión de Mas mostrándole la tarjeta amarilla.

El Deportivo hizo un esfuerzo encomiable y hasta conmovedor para mantener la ventaja ante el asedio de Sports; Kippes descolgó los pocos centros que Sacanelles y sus compañeros permitieron enviar y la hazaña de derrotar a un grande, y con un hombre menos, parecía concretarse, pero… Si Bonomi se podía equivocar no era en el área de Vergé, donde la pelota no llegó en todo el segundo tiempo. Cuando Bonomi sancionó el tiro penal se le reclamó que no había sido falta -que sí lo fue- más que dónde había sido. Aunque después se demostraría que por unos pocos centímetros la infracción había sido fuera del área eso no justificó la reacción de Luján tras hacerse expulsar ni la de Zapata en querer retirar el equipo.

Por esto ni Luján ni Zapata son los malos de esta historia -o por lo menos los únicos-. El ayudante de campo de Villa Italia se fue expulsado y algunos jugadores manifestaron su descontento con el arbitraje de Viglietti, y en Cusa Santiago Gizzi se fue expulsado por un reclamo aparentemente injustificado. Esto nada más en una fecha, en la que, supuestamente, no se jugaba nada.

No voy a negar que las camisetas pesan, pero no se puede entrar a una cancha pensando que se va a ser perjudicado. Ninguna protesta cambiará la decisión de un árbitro, y si estas influyeran en el ánimo del mismo, con seguridad que en algún momento se volverán en contra.

Odio autorreferenciarme pero, les puedo contar que, hace unos ya, a Salto venían árbitros reconocidos, pero los jueces de línea solían ser de aquí; cada uno tenía su pasado y su simpatía, y más de una vez se “equivocaban mal”. A ningún jugador, por lo menos que recuerde, se le ocurrió faltarles el respeto y muchísimo menos agredirlos. Claro, quizás el hecho de saber que, muy probablemente, ese momento de calentura podía obligarte a un retiro adelantado te hacía pensarlo más de una vez.

En lo personal sufrí muchas injusticias, pero siempre tuve claro que la mejor forma de revertirlas era estando dentro del campo. Hacerse expulsar por algo que no sea una acción del juego lo considero un acto de egoísmo y una falta de respeto a los compañeros.

Desoigan a los que, cobardemente, desde atrás de un alambrado piden que hagan justicia por mano ajena, y sientan vergüenza si son expulsados aunque algún desubicado los aplauda.


CARLOS ABEL RIGGI


foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1

DEBUTANTES

En 1ª: Santiago CABRERA (16), Uriel RUIZ (16) y Santiago CICCARELLA (16) y Emiliano BELTRÁN (20).

En Alumni: Damian MAFFEZZINI y Rafael SANTILLÁN.

En Defensores: Joaquín FERNÁNDEZ (Ya lo había hecho por el TFRA)

En Valacco: Luciano CASTRO.


GOLEADORES

1er Gol: Jonathan VALANCICI

4º Gol: Agustín LAZATTI

7º Gol: Luciano BASUALDO

9º Gol: Nicolás NAVARRINE

317º Gol: Feliciano TESTA


EXPULSADOS

1ª Roja: Jonathan FERREYRA


foto1

foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1

GOLEADORES

3er Gol: Aziz KAMGA

7º Gol: Braian DELGADO

8º Gol: Agustín SIMALDONE

9º Gol: Juan Ignacio CERVELLO y Lucas SENA

10º Gol: Kevin GEDDA y Patricio HOWLIN

30º Gol: Nicolás PÁEZ

316º Gol: Feliciano TESTA


EXPULSADOS

1ª Roja: Ariel BRITEZ

2ª Roja: Damián CASTAGNO

3ª Roja: Lucas CORRECHER (en 12 partidos jugados)


PENALES

19 se sancionaron en el torneo. 14 se convirtieron, 3 fueron atajados y 2 desviados.


PENALES A FAVOR

0: Deportivo

1: Sports (Convertido)

2: Alumni (Convertidos)

2: Villa Italia (1 convertido y 1 desviado)

2: Valacco (1 desviado y 1 atajado)

3: Cusa (2 convertidos y 1 atajado)

4: Defensores (3 convertidos 1 atajado)

5: Compañía (Convertidos)


PENALES EN CONTRA

0: Compañía

2: Alumni (Convertidos)

2: Sports (Convertidos)

2: Valacco (Convertidos)

2: Defensores (1 desviado y 1 atajado)

3: Deportivo (1 convertido, 1 desviado y 1 atajado)

4: Cusa (Todos convertidos)

4: Villa Italia (3 convertidos y 1 atajado)


foto1

foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1

GOLEADORES

1er Gol: Ricardo Gómez y Leandro PERATTA

8º Gol: Diego PERALTAE

10º Gol: Nicolás SANES

39º Gol: Agustín NAYA

57º Gol: Martín SALINAS

314º Gol: Feliciano TESTA


EXPULSADOS

1ª Roja: Emanuel AGUIRRE

5ª Roja (+ un informado): Gregorio SALINAS


JUGANDO LIMPIO (Expulsados por equipo)

2: Compañía, Defensores y Valacco.

3: Deportivo

4: Cusa y Villa Italia.

6: Alumni y Sports.


foto1

foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1

DEBUTANTES

En 1ª: En 1ª: Fabricio MAS y Valentín FIGUEREDO

En Deportivo Salto: Joaquín FERREYRA y Lucas CORRECHER


GOLEADORES

3er Gol: Carlos CORIA (volvió a anotar después de 6 años), Agustín LAZATTI, Enzo ZAPATA y Damián BENGOCHEA.

8º Gol: Nicolás NAVARRINE

10º Gol: Sebastián ILLOA

14º Gol: Leonardo LEYVA y Lucas SENA

19º Gol: Sergio ALESSANDRO y Sebastián PANIAGUA

29º Gol: Nicolás PÁEZ

35º Gol: Franco MISERDA

38º Gol: Agustín NAYA

42º Gol: Matías JOFRÉ

52º Gol: Luciano AGUIRRE

56º Gol: Martín SALINAS

66º Gol: Gregorio SALINAS

188º Gol: Nicolás COLOMBINI

313er Gol: Feliciano TESTA


EXPULSADOS

2ª Roja: Álvaro ROSSELLO

3ª Roja: Braian DELGADO (2ª en el año)


JUGANDO LIMPIO

1 Expulsión: Cusa

2 Expulsiones: Compañía, Defensores, Valacco y Deportivo Salto.

4 Expulsiones: Villa Italia

5 Expulsiones: Alumni

6 Expulsiones: Sports


foto1

foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1

PENDIENTE DE LA 1ª Fecha – 2ª Rueda

foto1 foto1 foto1
foto1
foto1
foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1

ACLARACIÓN: El partido suspendido Villa Italia 0 – Defensores 1, se dio por finalizado con ese resultado.

foto1 foto1 foto1
foto1

DEBUTANTES

En 1ª: Brandon Andrés GANDINO (AA), Cristian Andrés BARRIOS y Maximiliano Leonel VERA (VFC)

En Deportivo: Nicolás ISARRUALDE

En Alumni: Jonathan JAIME


GOLEADORES

1er Gol: Esteban COLOMBINI y Agustín LAZATTI

3er Gol: Diego GONZÁLEZ

7º Gol: Agustín SIMALDONE

8º Gol: Kevin GEDDA

9º Gol: Patricio HOWLIN

21er Gol: Nicolás MATEOS

22º Gol: Matías GÓMEZ

30º Gol: Juan BRUSCO

54º Gol: Martín SALINAS

312º Gol: Feliciano TESTA


EXPULSADOS

1ª Roja: Tobías AGUILAR, Nahuel CAVA y Luciano BASUALDO.

4ª Roja: Joel GONZÁLEZ. Segunda en el torneo. Suspendido por un año.


ESCASEZ DE GOLES

En cada una de las dos últimas fechas se anotaron solo 8 goles. Contando el partido recuperado entre Sports y Alumni, los visitantes no anotaron en los últimos 5 encuentros.


RACHA VIOLETA

Después de igualar en la primera fecha visitando a Compañía, Valacco FC suma 8 derrotas consecutivas, en las que solo marcó 2 goles. En la última fecha no pudo aprovechar 2 tiros penales.


CASI INVENCIBLES

Gonzalo ACEVEDO recibió 2 goles en 6 partidos y actualmente acumula 449’ sin ser batido.

A Pablo GIZZI le marcaron 3 goles en 6 partidos pero, desde 2017 a la fecha, le patearon 9 penales durante los 90’: Le convirtieron 4, atajó 4 y 1 fue desviado.


MISMO ORIGEN, DISTINTOS ESTILOS

Por segundo año consecutivo los tres grandes tienen directores técnicos pergaminenses: SANTANA (Compañía), NASTA (Sports) -sucedió a DADEA- y LENCINA (Defensores).


foto1

foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1

HOY POR TI, MAÑANA POR MÍ… VAMO’ A MATAR UN REFERÍ


 

SPORTS SALTO VS. ALUMNI

El sábado 11 de mayo debían enfrentarse, en Sub-23 y Primera División (16 y 18 hs. respectivamente), Sports Salto y Alumni en cancha del primero.

Hasta donde se pudo averiguar, Sports presentó el tique correspondiente al pago por los efectivos policiales designados el día viernes por la mañana, cuando el plazo vence el miércoles a las 20,00, y se suele estirar hasta el jueves al mediodía, por lo que el Comisario local le manifestó a la misma persona que acercó el tique que no cubriría el evento, tal cual lo ampara la ley.

A partir de ahí, dirigentes de Sports se comunicaron con su pares de Alumni y de la Liga de Fútbol y entre todos, y en común acuerdo, decidieron reprogramar el partido.

La novedad se conoció a través de una red social relacionada al Club Sports (no oficial), pero en ningún momento se comunicó el hecho desde la Liga de Fútbol Salto, por lo que oficialmente el partido debió jugarse en el día y horario estipulado.

Enterado de la situación, el encargado de designar los árbitros para los partidos de la fecha, omitió el partido en cuestión, por lo que quienes andamos en el fútbol pudimos confirmar que el partido no se jugaría.

El Presidente de la Liga de Fútbol, don Jorge Garavano -representante regional del 38 a 38- se encargó de hacerle saber al Delegado de Alumni que tenía derecho a reclamar los puntos, y lo mismo hizo el día lunes en la reunión de la Liga ante la presencia de representantes de los demás clubes, a excepción del Deportivo Salto, que no asistió.

Garavano, en una jugada macabra -él seguramente conoce el reglamento- intentó deslindar de responsabilidades a la institución que preside y por consiguiente a él mismo, y lo dejó a criterio del Delegado de Alumni. Guillermo Pascual recogió el guante por desconocimiento del reglamento y, por principios (“Jamás reclamaría los puntos a nadie. Los partidos se ganan en la cancha.”), hasta se tomó el trabajo de escribir una carta desestimando el reclamo de puntos.

El resto de los presentes -por lo visto, también desconociendo el reglamento- no opuso reparos a que el partido sea reprogramado, salvo cuando Garavano propuso como fecha posible el 20 de junio -dentro de más de un mes-; ahí sí tuvo oposición y se terminó acordando que se dispute antes de la tercera fecha de las revanchas.

 

Lo que dice el reglamento del Concejo Federal, por el cual se rige la Liga de Salto, con respecto a situaciones como esta:           


ARTÍCULO 106: PÉRDIDA DE PARTIDO

  1. n) Cuando el árbitro debe suspender el partido por falta de policía imputable al club Local. De demostrase la responsabilidad del club al mismo le será de aplicación la pena de Multa prevista en el art. 109. De reprogramarse el partido, aún ante la falta de responsabilidad del club Local, el mismo deberá correr con los gastos de traslados y estadía de la Delegación visitante, a cuyos efectos deberá invariablemente, esta última, efectuar el pertinente reclamo adjuntando los respectivos comprobantes de gastos dentro de las 48 horas siguientes hábiles al de la fecha en que debió disputarse el encuentro suspendido. En los casos en que un partido no pudiera iniciarse o tuviera que ser suspendido por el árbitro por infracciones que reprimen los arts. 80 y 81 de este Reglamento, el Tribunal como pena accesoria podrá declara perdido el partido al equipo del club responsable o a los dos equipos si concurriera culpa de ambos.

Art. 109 - PERDIDA DE PARTIDO, DEDUCCION DE PUNTOS Y MULTA - Pérdida del partido deduciéndosele los puntos correspondientes a dicho partido más otros tres que se le restarán de la tabla de posiciones del respectivo campeonato oficial al finalizar el mismo y multa de conformidad con lo prescripto en este artículo, al club cuyo equipo no se presente a las órdenes del árbitro dentro del plazo perentorio de quince minutos contados desde la hora oficialmente fijada para la iniciación del partido. La multa será graduada según la categoría del club y la división del equipo inasistente, en los siguientes montos: a) v.e. 575 a equipo de división superior de club de categoría superior de la Liga.

 

Para empezar, por lo visto nadie imaginó que estas cosas pudieran suceder. Usando el sentido común se puede concluir que lo que se buscó, avisándole a Alumni de la situación, fue ahorrarle al local el gasto de las ternas arbitrales y evitarle al equipo visitante la molestia de concurrir al estadio.

El punto en cuestión es que en ningún momento el reglamento dice que el club visitante tiene la potestad de reclamar los puntos. Esto es competencia del Tribunal de Penas, y debe hacerlo sin mediar reclamo alguno.

Claro, la jugada de Garavano ni siquiera tuvo en cuenta al Tribunal de Penas, conformado por dirigentes o allegados a los clubes.

 

En lo personal, y está hartamente demostrado, no tengo ningún interés creado ni resentimiento con ninguno de los clubes; simplemente trato de que las cosas se hagan de la forma más transparente y ecuánime posible, y que el reglamento no sea pisoteado hasta hacerse ilegible.

Uno entiende que hay razones tan fuertes como la difícil situación económica que atraviesa el país, y por consiguiente las instituciones deportivas, que llevan a que se sea condescendiente en determinadas situaciones. Un dirigente, por lo bajo, me manifestó: “Nos tenemos que ayudar entre todos, sino es difícil que se pueda terminar el campeonato. La mayoría de los clubes están atrasados en la cuota de afiliación y eso sería motivo para que pierdan los puntos. La policía muchas veces fue más flexible, hasta aceptó cobrar después de jugado el partido. Esta vez se pusieron duros, quizá “cobrándose alguna factura” pendiente. Por eso, en el tema policía, tratamos de ser tolerantes.”

Sinceramente, no conmoverme ante estos argumentos está muy lejos de mi forma de ser… El tema es la forma en que se manejó y el precedente que queda.

Pensando mal, se pueden hacer mil elucubraciones de lo que pueda suceder de aquí en más si se va a actuar de la misma forma.

Y siendo más realista -conociendo algunas internas y la rivalidad eterna entre los tres clubes grandes- me pregunto: ¿Si Sports hoy no estuviera a diez puntos de Compañía y nueve de Defensores, los dirigentes de estos clubes hubiesen sido tan comprensivos? ¿Si Sports en la próxima semana vence a Compañía, Alumni y Defensores, Lagartos y Loros seguirán pensando igual o a las palabras se las llevará el viento?

¿No era más simple aplicar el reglamento obviando la multa?

Lo peor y muy probable es que el club infractor termine beneficiándose deportiva (tuvo más tiempo para recuperar a los varios lesionados que arrastraba) y económicamente (si derrota a Compañía, la cantidad de público contra Alumni va a ser superior a la que hubiese concurrido el sábado pasado). Y si le va mal en el clásico, no habrá perdido nada extra.

  1. D.: A esta altura más de uno estará implorando que la lluvia pronosticada para el sábado se concrete y así postergar la fecha para el próximo fin de semana -después de que se juegue Sports-Alumni- para disimular en parte este nuevo mamarracho.

foto1

LA AGRESIÓN A BONOMI

 

No puede sorprender a nadie que esto haya sucedido; lo raro sería que no pasare.

El único acto valorable que se le puede atribuir al Presidente de la Liga de Fútbol en diez años es haber creado el Colegio de Árbitros, hasta yendo en contra del pensamiento de quienes lo adoctrinaron. Pero, pensar que alcanza con un curso aprobado para que los nuevos árbitros estén listos para dirigir, largándolos a la buena de Dios en un ámbito tan complejo como el fútbol de Salto -donde nos conocemos todos y, por ejemplo, cualquiera se cree con derecho a insultar por el solo hecho de haber pagado una entrada- es un gravísimo error.

La reunión del lunes comenzó con Jorge Garavano manifestando su preocupación por los hechos que han ocurrido en lo que va del año y que involucran a los jueces pertenecientes a la Liga. Todos manifestaron su total apoyo a los árbitros, pero ¿alcanza con eso?

En Salto -donde por suerte no suceden hechos de violencia generalizada desde hace décadas-, desde atrás de un alambrado, se insulta y se agravia al encargado de organizar las inferiores porque creen que trata de sacar beneficio para su club, al periodista que ve -acertado o no- lo que el hincha no quiere ver, al técnico que no forma el equipo que ellos formarían, al jugador que cambió de camiseta o les amargó una tarde y, por supuesto, a los árbitros, “los primeros responsables de que a su equipo no le vaya bien”.

En ese contexto, los árbitros son los que están más expuestos, ya que tienen que tomar decisiones -que casi siempre serán cuestionadas- continua e instantáneamente. Sea el partido que fuere, sin importar los colores ni la división, enseguida se escuchará, desde ¡Burro! a ¡Vendido!, cualquier tipo de insultos, y ni hablar si la apuntada es una jueza.

En un país donde los dos últimos Presidentes -y principales candidatos en las próximas elecciones- están entre las personas más procesadas -sino las más- y siempre quedan impunes, en un fútbol nacional donde no existen las reglas -para cada torneo y categoría hay una distinta, y si no les satisface la cambian sobre la marcha- y los hechos de violencia se multiplican día a día, nosotros pretendemos que un puñado de árbitros sin experiencia, y sobre todo sin ningún respaldo, sean los paladines de la justicia.  

Los árbitros de Salto se equivocan, como cualquiera de nosotros en lo que hacemos -aunque no tengamos ningún tipo de presión-, suelen ser permisivos y mezquinar alguna tarjeta -algunos dirán que son estilos, yo creo que es un déficit-, a los que han dirigido en Primera no se les puede achacar que no están preparados físicamente, algunos jugadores los acusan de provocadores, a veces se exceden en las explicaciones, no han sido precisos en algunos informes… Y quizás alguno de ellos no esté preparado sicológicamente para asumir la responsabilidad de administrar justicia, pero no son los técnicos, ni los jugadores, y mucho menos los padres, los encargados de decidirlo.

Cuando digo que se los largó a la buena de Dios me refiero a que, más allá de las observaciones de rigor que incluye el curso de árbitro, nunca más la Liga se encargó de mandar a alguien para que los avale, los evalúe y los ayude a pulir defectos. Nunca se citó a técnicos y capitanes para que colaboren con los árbitros, ya que el crecimiento de ellos es el bien de todos. Cuando un árbitro elaboró un informe que nada tenía que ver con lo sucedido porque beneficiaba al infractor -seguramente por temor a represalias-, aunque los hechos fueran de conocimiento público el Tribunal de Penas no lo llamó para brindarle el apoyo necesario diciéndole: Escribí todo tal cual fue, que nosotros te respaldamos, y si no lo hacés vas a ser sancionado. Sí se los convoca cuando el informe es severo, y normalmente para que no lo sea tanto.

Alguna vez escribí sobre la tremenda desprolijidad que significa tener un Tribunal de Penas conformado por dirigentes y/o personas relacionadas estrechamente con los clubes. No hace falta gastar una coma más explicando los riesgos que se corren, pero sí remarcar algunos ejemplos:

En apenas tres meses los árbitros han sufrido tres agresiones físicas. La primera, de un jugador de inferiores tirándole tres trompadas al árbitro -no consta en el informe-: la sanción fue de dos fechas (¡sí, 2 fechas!); la segunda, de un técnico a un asistente pegándole un codazo en la cara -parece que en el informe no fue un codazo- y corriéndolo por toda la cancha, solo de noventa días (entre las fechas que se desdoblan por la disputa de los clásicos y la pausa que seguramente habrá entre Fase Regular y Liguilla, esos noventa días equivaldrán a unos siete partidos); la tercera ocurrió el pasado domingo, cuando Joel González después de ser expulsado por Martín Bonomi reaccionó -inexplicablemente para los que estábamos lejos- arrojándole golpes de puño y alguna patada, que solo el informe del árbitro y la denuncia policial -si la hubo- determinarán si llegaron a destino.

Muy probablemente, González no tenga la misma suerte que los anteriores y deba purgar la pena que realmente le corresponde.

De todas formas, una “sanción ejemplificadora” -como todos piden- solo servirá para calmar los ánimos por un tiempo. A mediano plazo de nada habrá servido si el Tribunal de Penas no es absolutamente independiente de la Liga y la Liga no respalda realmente a los árbitros que se jactó formar antes de que suceda una tragedia.

 

CARLOS ABEL RIGGI


foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1

“Me pareció que se jugó un buen partido, sobre todo en el segundo tiempo con los cambios, a pesar de que me faltaron cuatro jugadores titulares.

No sé si lo ganamos bien, pero sí que nos merecíamos el triunfo por todo lo que hicimos contra Defensores y Villa Italia, donde siempre quisimos jugar de igual a igual, pero nos faltó esa cuota de suerte que esta vez estuvo.

Hubo jugadas polémicas para ambos lados donde no se cobró lo que correspondía.

En cuanto al penal a favor, Durán salta a cabecear y el defensor (Brítez) lo desacomoda en el aire.

En el supuesto penal que no le cobran a Valacco, no alcanzo a ver bien, porque fue una jugada rápida. Veo que le tiran la pelota a “Leo” (Cabrera) y que “Nano” (Aguirre) sale a cubrir el arco con piernas abierta y manos arriba, no es que sale con una plancha. El árbitro estaba cerca y fue de él la decisión. Si hubiese sido en el otro arco, quizá yo también hubiese pedido penal.

Después del partido hablé con “Nano” (su hijo), porque seguía dolorido y él me dice que Leo lo golpea con la rodilla en el pectoral derecho y que, con mucho dolor, siguió atajando; lo que después hizo que fuera al hospital para hacerse una plata para descartar cualquier lesión de mayor grado. Por suerte fue el fuerte golpe y no más que eso.

Siento que esta victoria vale mucho, porque es un gran envión anímico para el grupo y así poder encarar la segunda fase de otra forma.

Estamos trabajando mucho en equipo para dar lo mejor, tanto en la cancha como para la gente que nos apoya.” (Héctor Aguirre)


foto1 foto1
foto1

Los dos llegaron con la necesidad de ganar; Defensores para no ceder terreno respecto a su último vencedor, Compañía, que ya había sumado de a tres el día anterior; Cusa para no quedar demasiado lejos de la punta y de semejantes rivales.

El Loro tomó la iniciativa, pero al minuto de juego Pablo Gizzi ya se tuvo que esforzar para desbaratar un ataque de Jofré, tras la habilitación de Brusco a espaldas de los defensores locales.

A los siete minutos Mangieri estuvo a punto de aprovechar un pase atrás, pero otra vez el arquero salió rápido para achicarle el ángulo de remate.

A los treinta y siete Pablo Gizzi evitó el empate, volando para mandar al córner un tiro libre de Navarrine –a él le habían cometido la falta- que llevaba las peores intenciones.


foto1

El Loro se había puesto en ventaja fortuitamente. En un tiro de esquina desde la derecha Santiago Gizzi -¿desestabilizado por Favergiotti?- le puso el brazo al balón y Viglietti, muy cerca, marcó el tiro penal que Feliciano Testa se encargó de transformar en gol.


foto1 foto1

Hacía unos minutos que Nicolás Navarrine había comenzado a hacer de las suyas cuando recibió el balón cercado por tres rivales (40’), giró sacándoselos de encima y encaró dejando atrás a De Martino, Narbiloni y Ceccoli, llegó hasta el fondo y cruzó al medio buscando a Brusco, pero Torres se interpuso y mandó la pelota cerca de su arco en su afán por rechazar.


foto1

Cuarenta y tres minutos: Esteban Mangieri se fabricó el espacio y remató, con Torres encima, muy cerca del caño izquierdo de Gizzi.

Cuarenta y cuatro minutos: Córner desde la derecha. Gizzi rechaza con los puños mientras Torres tironea de la camiseta a Jofré sin que Viglietti lo observe.

Tercer minuto adicionado: Otro tiro de esquina. La pelota queda sin dueño cerca del área menor, Bolognese zafa del agarrón de Narbiloni y alcanza a rematar, pero Favergiotti se interpone y salva la caída de su arco.


foto1 foto1

Segundo tiempo. Cuatro minutos: Jofré busca a Nuñez en el área, y el defensor ex-Loro resuelve como un delantero; se saca de encima de Narbiloni con un giro y coloca el balón en el segundo palo de Gizzi, que solo puede mirar.


foto1

Después de un largo rato sin emociones cae el centro frontal sobre el área local, la pelota pasa entre Favergiotti y Alessandro y, cuando parece que se irá por la línea de fondo, Jofré la envía contra el arco ante la sorpresa de Gizzi, Nuñez toma el balón de espaldas al arco y a centímetros de la línea de gol, gira y saca un remate que Ceccoli alcanza a rechazar con lo justo.


foto1 foto1

Sesenta y ocho minutos: Testa le recuerda a Charras que está en cancha y saca un remate a la posición del arquero, que rechaza con los puños generando un rebote que él mismo solucionará.

Tobías Aguilar había ingresado segundos antes de que su equipo pasara a estar en ventaja; igual mostró su atrevimiento gambeteando hacia adelante y sacando un zurdazo bárbaro que Gizzi -que terminaría siendo otra vez el más destacado de su equipo- mandó por encima del travesaño en notable esfuerzo.


foto1

Setenta y un minutos: Torres y Testa intentaron una pared, pero el goleador falló la devolución confundiendo a la defensa y abriéndose un hueco, sin querer, para sacar un remate letal que hizo estéril el arrojo de Charras.


foto1 foto1

Setenta y ocho minutos: Al tiro de esquina ejecutado por Nicolás Navarrine solo le faltó un poco de altura para transformarse en gol olímpico. Otra vez Ceccoli alcanzó a salvar a su equipo sobre la línea de sentencia, anticipándose al vuelo de Gizzi.


foto1

Enseguida Testa reclamó convencido una mano en el área visitante y Charras envió al córner un cabezazo de Belfiore (79’).

El propio Feliciano corrió y derribó a Mangieri, apenas traspuesta la línea central pero casi como último recurso, abortando la última posibilidad del Universitario y ganándose una amarilla que Viglietti debió mostrarle en el primer tiempo por una acción idéntica con los mismos protagonistas.

En los últimos minutos, con un remate de Favergiotti que Charras envió por encima del travesaño (88’) y una contra mal terminada por Naya (94’), Defensores mejoró en algo la pobre imagen dejada en un partido en el que solo se impuso por la contundencia de su goleador y, sobre todo, por el gran momento de Pablo Gizzi.


foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1

DEBUTANTES

En 1ª: David Valentín BARRIENTOS (20) y Damián Alberto ALTAMIRANDA (24)

En Alumni: Franco BERETERBIDE

En Villa Italia: Juan Ignacio BECERRA


GOLEADORES

3º Gol: Joaquín DURÁN y Alejandro ÁVALOS

6º Gol: Luciano BASUALDO

8º Gol: Patricio HOWLIN

9º Gol: Juan Manuel NUÑEZ

10º Gol: Joel BERNAL y Axel OCHOA

18º Gol: Leandro GIMÉNEZ

25º Gol: Leonel CABRERA

28º Gol: Nicolás PÁEZ

35º Gol: Eber CARNERO

53º Gol: Martín SALINAS

187º Gol: Nicolás COLOMBINI

306º Gol: Feliciano TESTA


EXPULSADOS

5ª Roja: Sixto DORADO


foto1

foto1

Ninguno de los dos podía dejar pasar otra oportunidad si pretendía meterse en la pelea de la Fase Regular. En una cancha en la que los espacios se reducen aún más por las imperfecciones del piso, había que ser efectivos.

El Comadreja tuvo la primera situación a los tres minutos, cuando Lucas Chávez cabeceó el tiro libre frontal de Geoghegan, por detrás de los defensores rivales y anticipando la salida de Charras, y el balón terminó en el techo del arco.

Dos minutos después, en una situación muy parecida, Nicolás Navarrine envió un centro-remate al arco que le picó antes a Montiel, el arquero no pudo retener y, cuando quiso rehacerse del balón, se encontró con que Sergio Alessandro ya lo había punteado al fondo del arco.


foto1
foto1

La pelota comenzó a andar por el aire hasta que Geoghegan intentó ponerla en el piso, la perdió y Santiago Gizzi habilitó a Juan Brusco que, sin demasiado ángulo, sacó un remate bajo que sorprendió al arquero rojinegro y se metió junto al segundo palo.


foto1
foto1

Cusa había encontrado la efectividad que no había tenido en el “Cepeda” y, aunque cedió el manejo del balón, cada tanto amenazaba con aumentar la cuenta, como cuando Mangieri se hizo espacio en el área, pero su remate de derecha no tuvo la suficiente fuerza.

A los veintitrés Jofré se mandó al área con muchas posibilidades y Basualdo lo bajó sin miramientos antes de entrar. Para Mihura no significó ni amarilla y el tiro libre no trajo consecuencias.

Cuando iban apenas veintiocho minutos el técnico de Sports decidió sustituir a Montiel -a su vez reemplazante del lesionado Vergé- por el juvenil Franco Rojas -cuarenta y cinco minutos jugados en la última fecha del Regional ante Juventud, sin recibir goles-.

Todo el estadio hablaba de la decisión de Nasta cuando, un minuto más tarde, Howlin remató al arco y, tras un rebote, Bolognese rechazó el balón y el pie de Inchauspe. Mihura marcó el punto del penal y Howlin señaló el descuento acallando, en parte, las críticas hacia el técnico, a quien la suerte casi le hace un nuevo guiño cuando Alessandro cabeceó hacia atrás, tomó a Charras saliendo, y el balón no terminó en la red por un milagro.

Sin embargo, sí le acompañó la buena fortuna cuando Navarrine quiso sorprender en un tiro libre, pero le faltó fuerza y Rojas, casi a la altura del punto del penal, alcanzó a atrapar el balón.


foto1
foto1

En el segundo tiempo, entre que Cusa parecía conformarse con el resultado y a Sports lo dominaba la impotencia, no pasó casi nada -lo único, una doble salvada de Charras contra Sanes a los 53’- hasta que ya con tiempo cumplido Brusco se perdió el tercero, por un pique en falso del balón y David Fernández tuvo el empate (92’), pero no pudo acertarle al arco -el segundo asistente había levantado el banderín marcando la posición adelantada, pero nadie o casi, se percató-.


foto1
foto1

Aunque pareció que todo lo poco estaba dicho, aún quedaba una última emoción: Paretovich habilitó a Brusco y este definió con certeza ante la salida de Rojas para desatar el nudo en las gargantas de los Universitarios que, después de lo sucedido ante Compañía, esperaban ansiosos el final.

El equipo de Capaldi se sacó un peso grande de encima, demostrándose que el gran trabajo hecho una semana atrás se podía reflejar en una victoria que permita soñar.

El conjunto de Nasta espera ansioso a los ausentes, para poder salir de un presente que pocos imaginaban.


foto1 foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1
foto1
foto1

Iban tan solo dos minutos y medio cuando Braian Delgado intentó parar una pelota en el medio de la cancha y cayó desplomado hacia adelante. Similar fue la caída de Denis Aguilar, aunque se repuso más rápido. Un minuto después Neri de los Santos les mostró la roja por una supuesta agresión mutua. El local perdió a unos de sus principales creadores y el visitante a su recuperador, por lo que hubo algo más de espacios para jugar, aunque pocos lo entendieron.

Alumni fue quien más propuso en el primer tiempo y a los trece minutos Rubio tapó como pudo la elegante definición de Durán, tras la habilitación de Ochoa.

Cuando el partido se había vuelto por demás ordinario, con pelotas divididas y piernas peligrosamente levantadas sucedió una rareza: Emanuel Aguirre salió jugando con Lucas Cuello, mientras que del grupo de simpatizantes locales surgió un “ole” totalmente “desubicado”, pero que causaría efecto en los jugadores, ya que la sucesión de toques continuó hasta Ochoa, este alargó a la derecha para Durán, corrió hacia el área para recibir el pase de “Chuca” y definió por debajo del achique de Rubio, transformando el “ole” en golazo.


foto1 foto1

Los Tanos, que en el entretiempo se ganaron un reto estridente de Cerícola, apenas preocuparon por un remate de René que resolvió bien Aguirre y un centro frontal que dio en la espalda de Cardoso (45’) y se perdió junto al palo con el arquero a mitad de camino.

En el complemento el tricolor cambió la actitud, pero a medida que pasaron los minutos se desordenó tanto en defensa que en cada ataque albirrojo se veía venir el segundo.

A los cincuenta y uno Luciano Aguirre había estado cerca del empate, pero su zambullida terminó entre las piernas de su homónimo Emanuel.

A los sesenta y siete un tiro libre de Joaquín Durán se fue tan cerca del caño derecho que muchos se atragantaron con el grito.


foto1 foto1

En una nueva contra con muchas facilidades, Ocho tuvo tiempo de acomodarse y elegir el destino de la pelota, pero el chanfle fue insuficiente y el balón se perdió junto al segundo palo (78’).

A los ochenta Cardoso cometió una falta cerca del área, se ganó la segunda amarilla y le otorgó a Villa una gran posibilidad. El “Capi” Pecotche acarició la pelota que voló sobre la barrera y se fue alejando del esfuerzo de Aguirre hasta terminar en cara lateral de la red. Golazo. Y a empezar de nuevo, pero esta vez los dos sin guardarse nada.


foto1 foto1

En los poco más de diez minutos que quedaban por jugarse se sucedieron las situaciones en uno y otro arco: A los 82’ Ochoa tuvo una nueva oportunidad y su remate se fue muy alto; dos minutos más tarde Chávez obligó al vuelo de Emanuel Aguirre para mandar al córner, y del córner Pecotche le dio con la de palo y levantó el balón por poco.

Enseguida Ochoa tuvo otra, Rubio dio rebote, Durán falló en la volea y a Ochoa no le terminó de quedar bien el balón.

A los ochenta y ocho “Nano” Aguirre tuvo revolcarse dos veces para controlar un remate esquinado de Pecotche y el rebote antes de que llegue René. Con el tiempo cumplido Durán mandó el centro a media altura y Ochoa, casi llevándose por delante el balón, desperdició una nueva oportunidad y, ya con dos minutos adicionados, Moyano vio cruzar el balón delante de sus narices sin poder empujarlo.


Fotos: Antonella Cristaldo – Carlos Riggi


foto1 foto1 foto1 foto1
foto1
foto1

Único partido del fin de semana, un sol radiante y una temperatura que complace a cualquiera, y un clásico que, aunque recién se esté llegando al primer cuarto del torneo, puede definir en gran parte el futuro de los dos.

Compañía necesita ganar para borrar la pálida imagen dejada en la mayoría de los partidos del año, a pesar de los triunfos, y para confirmar la condición de candidato que el plantel actual amerita.

Defensores, con un triunfo, se convierte definitivamente en el rival a vencer y se asegura gran parte de la Fase Regular.

Así lo entienden las más de mil doscientas personas que se acercan al “Guillermo Cepeda”; muchos que llevan años sin pisar una cancha.

Desde el vamos quedan claras las intenciones de uno y otro. El equipo de Lencina, fiel a su estilo, se apodera del balón e intenta generar espacios con las subidas de los laterales -especialmente Torres- y la habilidad de Sebastián Illoa. El conjunto de Santana tiene un planteo más mezquino, o práctico, según con qué ojos se mire: No complicarse en su campo y apostar a la potencia de sus delanteros.

A los dos minutos Illoa genera el primer riesgo para el arco local con un remate que se va muy cerca del travesaño. A los cuatro, por un descuido de un lateral que habilita, Testa se va solo a enfrentar a Acevedo y su remate de emboquillada sale demasiado fuerte.

Nicolás Colombini aparece a los ocho minutos por la punta derecha y envía un centro llovido que Gizzi alcanza a amortiguar antes de que dé en el travesaño y salga para cualquier lado.

Dieciséis minutos: Castagno anticipa en lo alto peinando el balón, Illoa lo deja pasar y Testa le da de zurda débil, facilitando la tarea de Acevedo.


foto1
foto1

Defensores continúa manejando el balón por una mejor condición técnica, pero choca contra la defensa Verde al momento de aproximarse al área.

Monacci encuentra a Colombini entrando al área, Gizzi no le da espacio para la definición y el balón vuelve a caerle al “11” que, cuando quiere acomodarse, pierde con la rápida intervención del arquero (20’).

Las bengalas que caen al campo de juego e hinchas que se trepan a lo más alto del alambrado hacen que por más de cuatro minutos el juego se detenga.

A los veintinueve, tras un córner desde la izquierda, Colombini mira cómo Miserda se eleva y cabecea hacia abajo, pero el balón se va a medio metro del caño derecho en una de la tercera situación propicia para el visitante.


foto1
foto1

Treinta y un minutos: Acevedo calcula mal un lateral del especialista Favergiotti y sus compañeros enmiendan el error. Dos minutos después Colombini, a pesar del esfuerzo, no llega a conectar y a los cuarenta y cuatro Conte le saca el balón de entre las piernas a Castagno, cuando este intentaba dominarlo para fusilar a Acevedo.

Con tres minutos adicionados, y cuando Defensores se preparaba para ejecutar un tiro de esquina, Méndez señaló el centro del campo ante el tibio reclamo de Testa y el alivio de muchos, ya que en los últimos minutos la pelota poco anduvo por el piso con un destino cierto.

Apenas comenzado el segundo tiempo Feliciano Testa apareció por la izquierda y con la misma pierna sacó un fuerte remate al que Acevedo respondió con buenos reflejos.


foto1 foto1

El trámite no varió demasiado al del comienzo del partido, aunque ahora al verdiamarillo le costaba más acercarse a la zona de peligro, y el Lagarto comenzó a mostrar las garras. Monacci giró y sacó un zurdazo sorpresivo que hizo revolcar a Gizzi (51’).

Castagno se metió por derecha y terminó definiendo sin ángulo y sin convicción.

Méndez comenzó a cobrar faltas dudosas de los atacantes y así costaba más ver situaciones de peligro.

Santana mandó dos cambios en simultáneo, buscando más presencia en el medio de la cancha y reforzar la agresividad en el ataque.

A los diecinueve minutos Rodrigo Torres encaró desde la banda hacia el área, dejó tres rivales parados y, al enfrentar a Mateos, se zambulló en el área sin convencer al árbitro.

A los veintitrés (68’) Narbiloni ganó en la altura, pero su cabezazo se fue a cincuenta centímetros del palo.


foto1 foto1

Apenas las situaciones enunciadas y cada vez más aisladas se habían visto en veintiséis minutos… Candia trepó por la izquierda sin que nadie se lo impida, antes de llegar a la altura del área mayor sacó un centro llovido, entre el área menor y el punto del penal; en otro contexto, el balón hubiera atravesado el área sin que nadie llegue siquiera a rozarlo, pero Nicolás Colombini se suspendió en el aire y metió un frentazo perfecto -como casi ningún profesional puede hacerlo- que se metió junto al palo opuesto, a pesar del vuelo de Gizzi.


foto1 foto1 foto1

Normalmente, cuando un equipo consigue un gol sin haber generado antes ni una posibilidad por juego asociado, a otro que por lo menos lo intentó, se habla de injusticia, pero fue tan soberbia la acción del “Tanque Verde”, hasta humillante, se podría decir, que solo despertó admiración.

A Defensores le costó asimilar el golpe, y recién en los últimos diez minutos Damián Castagno se hizo cargo de la situación. Primero se sacó dos rivales de encima con asombrosa facilidad -pisando el balón, no con su habitual tranco- y, cuando vio el hueco, sacó un remate sin demasiada convicción que controló Acevedo (80’). Un rato más tarde, tras una acción similar, su zurdazo fue aún menos problemático para el arquero.

La respuesta inmediata a la primera fue un remate seco del héroe de la tarde que obligó a otro arrojo de Gizzi.


foto1 foto1

Con las peleas entre Belfiore y Salinas se fueron consumiendo los minutos, y en lo poco que se jugó el Loro solo atinó a tirar centros y Gizzi tuvo que esforzarse para evitar el segundo anticipando al “Mellizo”.


foto1

Cuando Méndez pitó por última vez se desató una euforia pocas veces vista en el último tiempo. Y no era para menos, Compañía se trepó a la punta del campeonato en soledad venciendo a su acérrimo rival cortando una racha negativa de casi tres años y seis partidos -cuatro derrotas-.

El gran responsable fue un tal Colombini; Nicolás, el nieto del “Negro”, que hizo lo suyo como jugador, pero mucho más para que el Lagarto tenga presente, el hijo de Marcelo, que si algo le puede enseñar a su hijo es a marcar goles en clásicos y el encargado de que el Verde tenga futuro, el hermano de “Ñaqui”, el más conocido de la familia, y de “Toto”, que por primera vez vivió el clásico desde el banco.

Por todo eso, más que por una cabeza, el triunfo fue por un Colombini, que es lo mismo que decir Compañía.

Fotos: Antonella Cristaldo - Carlos Riggi


foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1

DEBUTANTES

Ayrton FLEITAS

Franco ROJAS (Ya lo había hecho en el T.F.R.A.)


GOLEADORES

2º Gol: Roberto PECOTCHE

6º Gol: Patricio HOWLIN

8º Gol: Juan Ignacio CERVELLO

9º Gol: Axel OCHOA

18º Gol: Sergio ALESSANDRO

29º Gol: Juan Ariel BRUSCO

186º Gol: Nicolás COLOMBINI (18º a Defensores)


EXPULSADOS

2ª Roja: Matías KLESKOVICH (Ambas en este torneo), Enzo CARDOSO y Braian DELGADO

4º Roja: Denis AGUILAR


LO QUE DEJÓ EL CLÁSICO

Compañía cortó una racha de 6 partidos sin triunfos (4 derrotas)

En el “Guillermo Cepeda” acumulaba 3 empates y 1 caída.


LA HISTORIA CAMBIÓ EN 1994
(El único año en que no se enfrentaron)


Hasta 1993: Compañía ganó 76, Defensores ganó 45, empataron 40 y 1 partido sin datos.


Desde 1995: Defensores ganó 49, Compañía ganó 15 y empataron 18.


Hasta 1994 (incluído): Compañía ganó 30 títulos y Defensores 16.


Desde 1995: Defensores ganó 15 títulos y Compañía 3.



foto1

El equipo de “Pacha” Capaldi arrancó el partido con una decisión poco común, y en solo un minuto se puso en ventaja con un golazo, desde su gestación a su culminación: Mangieri amagó escapar por la raya y le cedió, con el taco, la pelota a Navarrine, este avanzó unos metros y colocó el balón milimétricamente por encima de Conte y Peratta, Brusco dominó la pelota con el pecho y sacó un remate rasante y cruzado que hizo inútil el esfuerzo de Acevedo.


foto1
foto1

Lejos de conformarse con la ventaja, el Universitario continuó desarrollando su mejor actuación en mucho tiempo, conducido por un Nicolás Navarrine inspiradísimo y acompañado por todo el equipo.

A los tres minutos Arrieta le cometió falta a Barkigjije cerca del área y el propio Ivo ejecutó el tiro libre que Acevedo controló en dos tiempos ante la presencia amenazante de Jofré.

Enseguida el panorama se puso más oscuro para el Verde, ya que Peratta se ganó la expulsión por dejar peligrosamente la pierna ante la barrida de Carranza.

Sin embargo, dos minutos más tarde, Conte tuvo la posibilidad de empatarlo, pero su cabezazo -tras un tiro libre de Candia- se fue por detrás del arco.

La respuesta inmediata fue una buena combinación que terminó con Brusco dejándole el balón servido a Barkigjije para el remate de frente al arco, pero el mediocampista central no se tuvo fe y el peligro se diluyó en un pase al costado para un Carranza fuera de juego.


foto1
foto1

A los doce, Brusco volvió a jugar de “asistidor” y Jofré sacó un remate potente que se fue muy cerca del arco cuando muchos ya gritaban el segundo.

Cuando logró hacerse de la pelota -algo que mucho le costó- Compañía empezó a querer, pero sus avances desordenados terminaron simplificando el trabajo de Villalba y de Charras. Y en ese intento de ir por la igualdad con un hombre menos comenzaron a aparecer los espacios que ni Mangieri ni Brusco -cruzados muy a tiempo por Páez y Cuello respectivamente- pudieron aprovechar.

Recién a los cuarenta y tres el dueño de casa volvió a insinuar algo de peligro, pero Salinas -remplazante del lesionado Monacci- no pudo hacerse el lugar necesario para sacar el remate limpio.


foto1
foto1

Al minuto Nicolás Navarrine apareció por la derecha y tocó atrás para la entrada franca de Brusco, pero una vez más llegó el cruce salvador de Cuello para taparle el remate. La jugada continuó y Jofré sacó un zurdazo colocado que se fue cerca del ángulo más lejano en lo último que dejó el primer tiempo.

El segundo tiempo comenzó como si todo hubiese dicho, Compañía sin ideas y con poco ímpetu para disimularlo, Cusa con poco interés por aprovechar la diferencia numérica.

De pronto (52’) Ávalos envió un centro que se cerró, Charras calculó mal la dirección del balón y entre el palo la espalda del arquero evitaron el empate.


foto1
foto1

Fue la chispa que necesitaba el partido para volver a encenderse, así lo entendió Nicolás Páez que, totalmente decidido encaró el área, Nuñez lo cruzó con la rodilla y Amiconi, al lado de la jugada, señaló el punto del penal.

Martín Salinas, con absoluta frialdad, engañó a Charras y decretó una igualdad que, más que nada, fue un castigo a la pasividad de los de rosa.


foto1

El gol sufrido reanimó a Cusa y siete minutos más tarde se produjo la acción más polémica del partido: Acevedo -llamativamente inseguro- no pudo retener un centro, Mangieri cabeceó hacia el arco vacío y, cuando el gol ya era un hecho, Nicolás Colombini apareció para despejar en la línea, según el árbitro -adentro según algunos protagonistas-.


foto1
foto1

Dos minutos después (63’) Paéz lo tomó a Navarrine antes de entrar al área y Acevedo alcanzó a desviar el tiro libre de Barkigjije. Jofré no llegó a ponerle la cabeza al tiro de esquina (64’) y el balón rebotó en el pecho de Colombini.

La posesión del balón era exclusividad de Cusa -sobre todo cuando llegaba a Navarrine, aunque ahora más esporádicamente-, pero siempre le faltaba algo para traducir esa superioridad en el resultado.

A los setenta y cuatro Arrieta lo volteó a Mangieri generando un tiro libre muy peligroso, pero el remate de Navarrine se fue muy lejos -el día que se convenza del extraordinario potencial que tiene en la zurda, también para rematar al arco, será cosa seria-.

A los setenta y ocho Sergio Alessandro –volvió a jugar tras su auspicioso paso por el arbitraje e ingresó por el lesionado Villalba- no llegó a conectar un centro desde la izquierda, y tres minutos más tarde, tras un centro-pase de Salcedo, Jofré desperdició una muy buena situación entrándole mal al balón.


foto1

Dos minutos después, desde la misma posición que la acción anterior, el que le erró al arco fue Barkigjije tras la cesión de Jofré.

El conjunto de Santana parecía resignado a su suerte -que a esta altura no era poca-, pero entre los diez Lagartos había un infiltrado, alguien que, cansado de ver cómo su excompañeros desperdiciaban situaciones quiso demostrarles cómo se hacía. Leandro Giménez peleó la pelota con Bolognese -quien no insistió demasiado porque estaba amonestado- y encaró el área como si fuera la última vez, Charras calculó mal la salida y lo derribó levantando el brazo derecho. Penal, otra vez sin ningún tipo de discusión.

Martín Salinas volvió a acomodar el balón y, con la misma serenidad que en el primero, engañó al arquero para poner al Verde inesperadamente al frente.


foto1

Si bien quedaba tiempo como para que Cusa no se fuera con las manos vacías, ahora la urgencia era mayor y, aunque volvió a pisar el área local un puñado de veces más, estuvo más cerca el dueño de casa de marcar el tercero -Charras se lo tapó a Ávalos- que el Universitario de llegar al empate.


foto1
foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1
foto1

Como era previsible, el equipo de Lencina tomó la iniciativa con movilidad, triangulaciones y toques de primera, y antes de los dos minutos estuvo cerca de abrir el marcador cuando Ceccoli sorprendió buscando el primer palo de un Aguirre que solo atinó a mirar.

A los ocho minutos, tras un centro del propio Ceccoli -muy activo-, Naya cabeceó buscando el segundo palo, pero el balón volvió a perderse junto al caño.

A los quince apareció Ceccoli por sorpresa y alcanzó a tocar entre el cierre de Pucheta y el achique de Emanuel Aguirre, Feliciano Testa se encontró con el balón casi debajo del arco y lo mandó a la red con un tacazo, pero el primer asistente marcó una muy dudosa posición adelantada del goleador y habría que seguir esperando por el primer gol…


foto1
foto1

Pero, esa acción marcó un antes y un después en el desarrollo del primer tiempo. El albirrojo le sumó confianza al orden y al despliegue y fue reviviendo los graves problemas defensivos que ha tenido el Loro, sobre todo en el torneo local y ante equipos supuestamente débiles.

En media hora Alumni le creó a Defensores casi más situaciones que su reciente verdugo -Rivadavia de Lincoln- en ciento ochenta minutos.

A los diecinueve Delgado habilitó a Durán y este se fue solo a enfrentar a Pellen´c, dejó al arquero en el piso y terminó rematando con muy poco ángulo a la cara externa de la red.

A los veintisiete, tras una buena jugad de Ochoa dentro del área, Durán remató cruzado y el balón se perdió -por el efecto contrario- junto al segundo palo.

A los treinta Ochoa tuvo una muy clara situación pero, increíblemente, su remate fue muy defectuoso.

A los treinta y cuatro Lavié tuvo que cruzar toda el área para derribar a Durán que había encarado con las peores intenciones. El posterior tiro libre del “Chuca” se fue muy cerca del travesaño.


foto1
foto1

A los treinta y ocho nuevamente Ocho ganó las espaldas de los centrales y, antes de que llegue Lavié, sacó un tremendo remate que obligó a una gran respuesta de Pellen´c para mandar el balón al córner.


foto1

En el entretiempo, más allá del gran asombro que se podía percibir en los rostros de los pocos presentes en el “Carlos Testa”, la pregunta íntima era cuánto podrían aguantar esos once “desconocidos” la segura presión que impondría el equipo con más laureles en el último tiempo.

Pasó el primer cuarto de hora sin novedad, a pesar del ingreso de Illoa por Lavié. Recién a los sesenta y uno -exactamente una hora después de aquel gol anulado- Testa pudo quedar a cara con Aguirre, pero ganó el arquero achicando y reaccionando a tiempo.

“El Nano” Aguirre siguió agigantándose y, dos minutos después, anticipó la entrada de Villegas, pero nada pudo hacer cuando Miserda -uno de los que más hizo por romper la paridad- lo fusiló con un cabezazo tras un centro medido de Naya.


foto1

Alumni ya no pudo inquietar a Pellen´c, salvo con algún centro bien controlado por el arquero, y Defensores tuvo alguna situación para aumentar la diferencia, pero lo más saliente fue el rato en que el partido se desmadró y varios metieron más de la cuenta ante la pasividad de de los Santos.


foto1
foto1
foto1 foto1
foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1

DEBUTANTES

En Primera: Kevín CHEÉ (Lo había hecho en el TFRA) y Sebastián PERNA.

En Valacco: Valentín DOMÍNGUEZ

En Deportivo: Federico ÁLVAREZ y Eber CARNERO.

En Defensores: Gastón GRASSI


GOLEADORES

1er Gol: Aziz KAMGA. Primer gol de un africano y quizás el gol que llegó desde más lejos.

1er: Santiago INCHAUSPE

5º Gol: Patricio HOWLIN

6º Gol: Juan Ignacio CERVELLO. Primero en el Deportivo.

27º Gol: Juan Ariel BRUSCO. Décimo para Cusa.

34º Gol: Franco MISERDA. Noveno en Defensores.

44º Gol: Leandro MOYANO. Cuarto en Villa Italia.

51º Gol: Martín SALINAS. Vigésimo séptimo en Compañía.


EXPULSADOS

3ª Roja: Leandro PERATTA. En 70 partidos jugados.


REGRESO

Sergio ALESSANDRO volvió a la práctica del fútbol después de casi 3 años dedicado al arbitraje.


foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1

Finalmente, el partido que hace quince días se suspendió por una lluvia pasajera, se jugó bajo una inesperada y persistente llovizna.

En aquel momento a Defensores no le vino mal la postergación teniendo por jugar un partido decisivo por el Federal; esta vez estuvo a punto de lamentar no haberse sacado de encima antes a este equipo del Deportivo que crece fecha tras fecha.

En gran parte del encuentro se hizo difícil distinguir cuál era el conjunto que entrena todos los días con el mismo técnico desde hace un año y medio y cuál el que es una especie de rejuntado, con un par de meses de existencia y jugadores que apenas si se reconocerían entre sí caminando por la calle.

Lo del equipo conducido por la dupla Zapata-Navarrine es más que elogiable, porque no solo deja todo en la cancha sino que, por momentos, juega como si se conocieran de toda la vida.

Lo que viene mostrando el elenco de Lencina en el torneo local -cada vez con más “titulares”- es realmente preocupante, ya que, sobre todo esta vez, fueron once jugadores puestos en la cancha sin una idea de juego, sin solidez en ninguna de las líneas, y al que lo terminó salvando -recién en el último cuarto de partido- la lógica mejor preparación física.

Simplemente con comentar las situaciones de verdadero riesgo cualquiera se dará cuenta de lo trabajoso y valioso que fueron estos tres puntos para Defensores, que hoy mantiene una eficacia perfecta en la tabla, pero que aún no ha jugado con sus dos inmediatos perseguidores.

Apenas comenzado el encuentro, tras un centro desde la izquierda, Gizzi rechazó con los puños casi al punto del penal, sirviéndole el balón a Enzo Zapata, que remató justo al lugar donde estaba ubicado el arquero.

A los seis minutos Cava escapó por derecha, envió un centro muy pasado que Zapata, después de robarle el balón a Ceccoli, devolvió al área, allí Cervello, anticipando a Narbiloni, habilitó a Kamga dejándolo en posición de gol, pero el moreno se demoró y terminó tocando atrás para la llegada de Araujo, que sacó un remate bárbaro obligando a una gran atajada de Gizzi, que con la punta de los dedos alcanzó a enviar el balón al córner.


foto1

A los siete minutos Aguirre se entretuvo más de la cuenta con el balón y lo terminó perdiendo con Testa, que punteó para Gedda y fue a buscar la devolución para terminar sacando un zurdazo impresionante al ángulo más lejano de Kippes.


foto1

Treinta y siete minutos: Cervello se llevó el balón entre Torres, De Martino y Narbiloni y sacó un remate que Gizzi no pudo retener, Kamga tocó por un costado del arquero y definió con el arco vacío.


foto1

Cuarenta y un minutos: En una de las mejores jugadas del Loro Torres envió el centro pasado, Miserda cabeceó para atrás y Naya elevó el remate por centímetros.

En el arranque del segundo tiempo, Testa remató desde afuera y Kippes no pudo retener después del pique, al cumpleañero Kevin Gedda le quedó un poco alto y su cabezazo terminó en el techo del arco.


foto1

Cuarenta y siete minutos: “Juani” Cervello partió casi sobre la línea de banda y, sin mayor oposición, se metió en el área para sacar un remate contra el palo que Gizzi controló en dos tiempos.

Cincuenta y cuatro minutos: Cervello llegó casi hasta Gizzi por la izquierda, tocó atrás para Cava que, luego de acomodarse, sacó un zurdazo que dio en el caño derecho; Zapata recogió el balón sobre la línea de fondo y, con Gizzi encima, tocó para Cervello que remató al arco encontrando, Ceccoli salvó sobre la línea de gol con lo justo.


foto1

Setenta y un minutos: Ceccoli remató de sobre pique desde unos treinta metros, Kippes dio rebote, pero alcanzó a desviar el toque de Testa que fue devuelto por el travesaño, entonces apareció De Martino para mandar el balón a la red con un cabezazo.


foto1

Setenta y seis minutos: Illoa buscó el arco desde el vértice del área mayor y el balón dio en el brazo de Quiroz. Amiconi marcó el punto del penal y Kippes adivinó la intención de Testa sin dar rebote.


foto1

Noventa y un minutos: El incansable Ceccoli arrancó en mitad de cancha, abrió para Miserda que, inteligentemente, esperó la llegada del lateral para servirle el gol.


foto1
foto1
foto1
foto1 foto1
foto1 foto1 foto1
foto1

DEBUTANTES

En Primera: Ignacio VOLODER (17)

En Sports: Nicolás SANES (Ya lo había hecho en el TFRA). Quinto club (Compañía, El Fortín, Cusa y Alumni)


GOLEADORES

1er Gol: Alejandro ÁVALOS y Alejo DE MARTINO (Había anotado en el Federal).

2º Gol: Aziz KAMGA

4º Gol: Alejandro Yair SANTANA

5º Gol: Tobías AGUILAR (4 se los anotó a Valacco)

6º Gol: Braian DELGADO, David FERNÁNDEZ y Gastón CECCOLI.

9º Gol: Nicolás SANES

35º Gol: Carlos MONACCI (Primera vez que anota 3 en un partido)

41º Gol: Matías JOFRÉ (Anotó en las cuatro fechas)

304º Gol: Feliciano TESTA. Entre torneos Salto, Interligas, del Interior, Federales y Zona Norte llegó a los 350.


EXPULSADOS

1ª Roja: Matías KLESKOVICH

2ª Roja: Julián DELFRADE

3º Roja: Joel GONZÁLEZ


foto1
foto1

El duelo de Tricolores fue exactamente eso, un duelo. Se jugó con una gran intensidad y sin medir las consecuencias a la hora de disputar la pelota, aunque pocas veces con mala intención y muchas arriesgando el propio físico.

El Violeta volvió a extrañar a Leonel Cabrera y en ningún momento inquietó a Rubio, salvo con centros aéreos donde el carmeño respondió acertadamente.

Los Tanos fueron levemente superiores, pero recién lo trasladaron al resultado cuando apareció Joel González. El rosarino casi no había participado, pero había sido suficiente para que le hagan sentir el rigor. A los veintiún minutos del segundo tiempo fue a buscar un pelotazo como puntero derecho y le ganó la posición a García Blanes -es cierto que usó los brazos para sacárselo de encima, pero también que el de Valacco llegó desarmado a la disputa-, encaró el área y tocó para Moyano que le devolvió la pared milimétricamente, gambeteó la salida de Lobo, pero el balón se le fue un poco largo y llegó el debutante Matías Galván para mandarlo a la red. Después del gol Villa justificaría aún más la vuelta al triunfo tras doce partidos, incluido el torneo de la Federación Norte.


foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1

Compañía arrancó decidido a definir el partido desde el vamos y a los dos minutos estuvo otras tantas veces de abrir el marcador con pelotas que atravesaron el área menor sin que Monacci llegue a empujarlas, pero fue un espejismo. Enseguida el “Depo” se plantó en el campo y comenzó a jugarle de igual a igual, a partir de la zurda de Pedreira, el despliegue de Zapata y las mañas de Obregón.

A los veintitrés minutos Sacanelles habilitó a Moreyra, que llegó al fondo y envió un centro medido para la llegada solitaria de Enzo Zapata, y el hijo del técnico en cancha del “Depo” metió un cabezazo fulminante que enmudeció al “Cepeda”.


foto1
foto1

Mihura comenzó a inclinar la cancha hacia el arco de Kippes cobrando faltas inexistentes y sacando amarillas por cuestiones menores, pero no vio dos entradas a Marcos Cuello que lo sacaron del juego.

Un cabezazo de Nicolás Colombini que se fue al lado del palo pudo ser el empate pero, como no llegó, el árbitro siguió haciendo de las suyas y, tras una falta inexistente, mostró tres amarillas y una roja -a Góngora, arquero suplente- simultáneamente.

Apenas comenzado el segundo tiempo Monacci esquivó la barrida de Gandino, llegó hasta el fondo y le sirvió el balón a Nicolás Páez que, entrando como un rayo al área, dejó sin chances a Kippes para igualar el resultado y devolver algo de tranquilidad a los simpatizantes del Verde.


foto1

De todas formas, más allá de un cabezazo de Mateos que dio en el travesaño (60’) y que “Nico” Colombini no pudo conectar, la pelota siguió yendo de un área a la otra sin diferencias de trato.

Tras un choque entre Giménez y el ingresado Mora -en el que este llevó la peor parte- Mihura le mostró la amarilla a Cava -ya en el banco- por reclamar.

A los setenta y tres minutos Candia -casi un wing izquierdo a esta altura- envió el centro, Kippes calculó mal y Nico Colombini -sorprendido- cabeceó débil y sin la dirección adecuada hacia el arco vacío; Carlos Monacci -claramente adelantado- llegó antes que Aguirre para corregir la trayectoria y poner a su equipo adelante en el marcador ante el tibio reclamo de algunos jugadores visitantes.


foto1
foto1

Ahora sí el Lagarto parecía tener todo controlado, sin embargo, a pesar de la debacle física del visitante, en un pelotazo aislado al área, Arroyo no pudo acertarle al balón a metros de Ripoll (80’).

Fue el último susto para Compañía -que después tendría alguna que otra posibilidad de aumentar la diferencia-, pero no la última mala noticia, ya que, a poco del final, el impredecible Mihura le mostró la roja a Mateos por un supuesto manotazo a Obregón, después de haber dejado pasar varios codazos, pisotones y patadas de los dos lados.

El Verde terminó sumando tres puntos imprescindibles para estar en la pelea, pero además tendrá que “jugar” si no quiere ir dejando jirones en cada batalla.

El Deportivo demostró que tiene jugadores de experiencia y con condiciones -como Braian Pedreira, que clarifica todo lo que toca-como para amargarle la tarde a cualquiera.


foto1 foto1 foto1
foto1
foto1

El partido arrancó como para ser inolvidable, ya que en el primer ataque a fondo la pelota terminó en la red.


foto1

El Comadreja no sintió el impacto y enseguida comenzó a manejar el balón y a mirar el arco de Gizzi. Uno presagiaba un partido abierto, con innumerables situaciones de gol, ya que Sports no podía permitirse otra derrota y Defensores no resignaría fácilmente la posibilidad de sumar tres puntos tan preciados.

Un remate bajo de Diego González que Gizzi controló junto al caño izquierdo fue la primera aproximación del rojinegro que, presionando en campo rival, fue cargando de amarillas a la defensa verdiamarilla.

Defensores casi no podía cruzar el medio del campo, pero Sports terminaba en centros a dividir, hasta que a los treinta y dos minutos el empate estuvo al caer: Gizzi rechazó mal con los puños, la pelota pegó en Inchauspe y Gamboa terminó salvando debajo del arco.

Curiosamente, a partir de ahí comenzarían a llegar las malas noticias para el rojinegro ya que, después de que Vergé anticipara con lo justo a Gedda, Luciano Ciraco no aguantaría más el dolor de tobillo que lo aqueja hace un tiempo y tendría que dejar el campo.

En el curioso ingreso de Bernal, Nasta le ordenó a sus dirigidos provocar el uno contra uno, buscando una segunda amarilla para alguno de los cuatro defensores Loros amonestados, pero no contó con que fuera su equipo el que se quedara con uno menos porque Diego González levantara la pierna –viejo error de los que, por temor a lesionarse, van imprudentemente contra el rival- al chocar con Gedda y, una vez incorporado y aún dolorido, Viglietti le mostrara la roja.

Pocos minutos después, y ya sobre el final de la etapa, Maza le metió un planchazo a Gedda que la única discusión que admite es que no debió ser segunda amarilla, sino roja directa.


foto1

Para el segundo tiempo la mayoría esperaba un partido totalmente abierto, con Sports yendo desesperadamente por el empate y Defensores aprovechando los espacios lógicos, pero el técnico Comadreja contradijo a esa mayoría parando siete jugadores en su campo y al solitario Howlin esperando por un mano a mano con el último defensor Loro. De esta forma evitó lo más probable, que Naya y Gedda tuvieran campo para explotar su velocidad generando posibilidades de gol o provocando alguna expulsión más por último recurso. Entonces sí, con una goleada a cuestas y/o con el plantel aún más diezmado, numérica y anímicamente, para lo que resta, las posibilidades del Comadreja se esfumarían casi por completo.

El “mezquino” planteo de Nasta exasperó a Defensores, ya que, con el balón en su poder, durante todo el segundo tiempo no supo cómo entrarle a la defensa rojinegra, salvo por una situación aislada de Scarpito -tras pase de Miserda- y remates de media distancia de Ortiz.

Los minutos pasaban y, como el segundo gol Loro no llegaba, los simpatizantes locales terminaron sufriendo por un empate que no llegó, ni siquiera en los últimos minutos, cuando Nasta intentó sacar un as de la manga, pero solo tenía dos negras para el envido.


foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1

DEBUTANTES

Villa Italia: Matías GALVÁN

Valacco: Enzo CAMPI

Alumni: Juan Pedro CASTILLO y Franco ROMERO

Cusa: Gregorio SALINAS

Deportivo: Agustín MORALES, Braian PEDREIRA y Gonzalo MORA.

Defensores: Emiliano BELFIORE (Ya lo había hecho en el T.F.R.A.)


GOLEADORES

1º Gol: Matías GALVÁN, Esteban MANGIERI y Axel LUNA.

2º Gol: Enzo ZAPATA y Gastón GAMBOA.

8º Gol: Axel OCHOA. Marcó en las 3 fechas. Había anotado 5 goles en 29 partidos.

8º Gol: Juan Manuel NUÑEZ

27º Gol: Nicolás PÁEZ. Cada vez que marcó (1 o 2 goles) Compañía sumó: Ganó 17 y empató 6.

32º Gol: Carlos MONACCI. 24º gol para Compañía con la misma particularidad de Páez: 16 triunfos y 4 empates.

40º Gol: Matías JOFRÉ. Junto a Ochoa los únicos que anotaron en las 3 fechas.


EXPULSADOS

1ª Roja: Diego GONZÁLEZ (Había sido expulsado en la 1ª fecha del TFRA ante el mismo rival y en la misma cancha) y Luciano MAZA (Tiene 2 expulsiones en Federal C) y Kevin GEDDA.

2ª Roja: Joel GÓNGORA (Ambas desde el banco de suplentes)

9ª Roja: Nicolás MATEOS


ARQUEROS

Por primera vez en el torneo hubo vallas sin vencer: Gonzalo RUBIO acumula 107’ sin recibir goles y Pablo GIZZI (no había jugado hasta aquí) 90’.


REGRESO

Después de 7 años Pablo MELI se volvió a poner la rojinegra.


foto1
foto1
foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1< foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1
foto1

La gran mayoría opina que el que decide es el jugador; sin embargo, en este fútbol de jugadores “obedientes”, si el técnico dispone mal la estrategia o elige a los intérpretes equivocados pasa a ser el máximo responsable cuando las cosas no salen bien. Esto le sucedió a Alejandro Santana en la primera fecha cuando se confió ante el modesto Valacco y resignó dos puntos importantes.

A la inversa sucedió esta vez, ya que el técnico fue el artífice de la victoria. “Pichi” sorprendió a todos, desde la formación inicial a la estrategia. Empezó cambiando al arquero, paró una línea de cuatro defensores con el debutante Juan Palifermo en un lateral y Leandro Candia -después de muchos años- en el otro, Leandro Peratta fue mediocampista por izquierda para contrarrestar las subidas de Álvaro Rossello, por derecha Leandro Giménez apareció más adelantado para explotar una zona en la que el Comadreja suele tener flaquezas, Nicolás Páez colaborando con Arrieta y picando a los espacios vacíos y Alejandro Ávalos moviéndose por todo el frente de ataque para ser el nexo con Colombini -único referente como delantero-. Conte y Mateos en los puestos que mejor conocen.

Desde el comienzo se vio un Compañía con una agresividad, una movilidad y, sobre todo, un convencimiento como pocas veces se le ha visto en el último tiempo. Y no extrañó que a los nueve minutos se pusiera en ventaja por una lúcida acción de Giménez que, después de llegar al fondo, le sirvió el balón al máximo goleador del Verde.


foto1
foto1

Recién después de media hora el local pudo salir del asedio e hilvanar una jugada muy parecida a la que pusiera en ventaja al visitante: Howlin llegó al fondo por la derecha hasta enfrentar a Acevedo, levantó la cabeza y dejó a Inchauspe de cara al arco vacío… El remate del “10” pegó en el cuerpo de Palifermo, en la rodilla de Inchauspe y se fue pegado al caño derecho.


foto1

Compañía había sido claramente superior en el trámite, pero en situaciones claras estaban iguales, hasta que, antes de irse al descanso, Páez habilitó a Ávalos y cuando el otro número 10 fusilaba a Vergé apareció el cierre salvador de Rosello.


foto1
foto1

La gran duda para la segunda mitad era si Compañía podría mantener la gran intensidad impuesta durante los primeros cuarenta y cinco.

Si bien el primer remate al arco tuvo a Giménez y a Vergé como protagonistas, el control del balón había cambiado de dueño. Vergé volvió a participar saliendo del área para rechazar un pelotazo, que más que una habilitación fue un desahogo, antes de que llegue el empate.

Cayó el centro frontal sobre el área visitante, Howlin anticipó a Acevedo, que calculó mal la salida, y Cuello, que había remplazado a Palifermo lesionado, despejó mandando el balón al córner. Después de un rebote la pelota le cayó a Nicolás Rosello en una posición nada favorable, sin embargo, el pergaminense ensayó una media vuelta haciendo que el balón supere la estirada de Acevedo y caiga en el palo más lejano.


foto1

Sports había llegado al empate y Compañía parecía agotado, sin poder de reacción. Para colmo, Paéz también tenía que abandonar el campo por una lesión. Pero, tras un pelotazo sin destino, Bonomi arriesgó más de la cuenta, Amiconi no vio un agarrón al zaguero Comadreja -no puedo asegurar que haya existido-, Ávalos sacó un remate difícil para Vergé que dio rebote para el medio y Colombini llegó para empujar el balón.


foto1
foto1

El Lagarto se volvía a poner en ventaja y el supuesto cansancio dasaparecía como por arte de magia. Enseguida Peratta provocaba una buena atajada de Vergé y Compañía volvía a imponerse en el duelo anímico.

A los setenta y cuatro minutos, en un ataque furioso del Verde, Bonomi se fue expulsado -segunda amarilla- por una discutida obstrucción, y del centro pasado de Ávalos llegó el tercero por un cabezazo notablemente colocado por Mateos.


foto1

Basualdo tendría la única situación del Comadreja en lo que quedaba de partido, pero su cabezazo -o “carazo”- se fue lejos del arco.

De contra, Ávalos habilitó a Ale Santana con el revés del pie, pero la definición del hijo del DT cayó en el techo del arco.


foto1
foto1

Tras una nueva falta en el borde del área - de Peralta sobre Ávalos que pudo merecer algo más que la amarilla-, Gonzalo Polanco metió un chanfle perfecto para cerrar el partido.


foto1

Contrariamente a lo que suele suceder en los clásicos, el partido en todo momento tuvo un dominador –Compañía durante setenta y cinco minutos y Sports en los otros quince-, aunque esto recién se haya reflejado en el resultado en el último tramo, polémica mediante.

Lo cierto es que el conjunto de Santana esta vez demostró que tiene razones de peso para ilusionarse con cortar la peor racha de su historia en lo que a Campeonatos Salto se refiere.


foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1

DEBUTANTES

En Cusa: Santiago GIZZI.

En Deportivo: Marcelo QUIROZ, Walter OBREGÓN, Gastón ARAUJO y Geremías ARROYO.

En Alumni: Lucas CUELLO, Julián DELFRADE, Gabriel CUELLO y Gonzalo FERREYRA.

En Compañía: Gonzalo ACEVEDO y Juan PALIFERMO.

En Defensores: Franco GUTIÉRREZ y Nahuel BRAVO (Ya lo habían hecho en el F.R.A.)


GOLEADORES

1º Gol: Francisco MALICH, Damián BENGOCHEA y Gastón GAMBOA.

2º Gol: Nicolás ROSELLO (consecutivo)

7º Gol: Juan Manuel NUÑEZ y Axel OCHOA

9º Gol: Gonzalo POLANCO (llevaba 4 años sin marcar)

12º Gol: Nicolás SCARPITTO

21º Gol: Joel GONZÁLEZ

33º Gol: Franco MISERDA

37º Gol: Agustín NAYA

39º Gol: Matías JOFRÉ

185º Gol: Nicolás COLOMBINI (Máximo goleador histórico de Compañía y segundo del fútbol saltense)


EXPULSADOS

1ª Roja: Lucas RENÉ

15ª Roja: Diego BONOMI (jugador más expulsado de la historia)


GOLES PARA TODOS

Todos los equipos marcaron por lo menos un gol en las dos fechas que se disputaron hasta aquí.


NÚMEROS REDONDOS

En la primera fecha se anotaron 24 goles (a razón de 6 por partido) y en la segunda 16 (exactamente 4 por encuentro), lo que hace un total de 40 en el torneo (5 goles por partido).


EL ÚNICO LOCAL

En 8 partidos jugados el único equipo que se quedó con el triunfo actuando como local -exceptuando a los que cedieron la localía- fue Defensores ante Villa Italia.


foto1

La vuelta del fútbol local no podía ser más atractiva y sorpresiva. “Pichi” Santana paró un equipo pensando en el arco rival -con dos defensores, Arrieta alternando entre la posición de mediocampista central y líbero y laterales con vocación ofensiva-, pero el binomio Etcheto-Concilio fue más “bicho” y, en poco más de media hora, le hizo pasar uno de los peores momentos de su exitosa carrera al DT de Compañía.

Cuando nada había sucedido, Leonel Cabrera -con casi tres años de inactividad “en serio”, pero sin perder sus notables condiciones de definidor- le ganó las espaldas a los defensores Verdes y sacó un remate sorpresivo para Ripoll.


foto1
foto1

El dueño de casa reaccionó, explotando la banda derecha con Nicolás Colombini y las subidas de Leandro Giménez, y tuvo dos chances exigidas; primero Monacci no pudo acertarle al arco ante un fuerte centro de Giménez y después Mateos, zambulléndose tras un córner que pasó por delante del arco, alcanzó a rozar el balón que fue devuelto por el caño.


foto1
foto1

Parecía que la llegada del empate no demoraría pero, Cabrera capturó una pelota perdida casi en el medio de la cancha, avanzó un par de metros y metió un pase largo a la punta derecha, Bartolino alcanzó el balón casi en el banderín de esquina y tiró un centro admirable, Leonel Cabrera se elevó y metió un cabezazo que entró en el ángulo opuesto de Ripoll, que con su vuelo hizo todo más espectacular. Un GOLAZO digno del mejor nivel futbolístico, desde la elaboración a la ejecución.


foto1
foto1

No un baldazo de agua, sino dos, y no fueron tres porque el primer asistente -el debutante Carlos Cheé- vio una dudosa posición adelantada de Brítez, que entró por el medio del área, tan solo como si fuera de madrugada, para mandar a la red un centro con pelota parada (foto 36’).

Parecía que se venía la noche en el “Guillermo Cepeda” -hasta el cielo encapotado se confabulaba- pero, un minuto más tarde de lo que pudo ser el tercero de Valacco llegó el descuento de Compañía: Monacci fusiló con un cabezazo a Lobo, que sacó la pelota justo antes de que se metiera bajo el travesaño, el balón se elevó y al caer, Alejandro Santana (h) se arqueó para meter un nuevo cabezazo, esta vez colocado, lejos del alcance del arquero que aún no se había recuperado.


foto1
foto1

Lo impredecible es lo que hace al fútbol tan apasionante, y en tres minutos a Santana se le aclararon todas las dudas: Carlos Monacci -en su vuelta después de un año de inactividad- empujó el balón al arco vacío, después de otra llegada al fondo de Giménez, para igualar el resultado e inmediatamente Baqué sintió un tirón y Conte -que ya calentaba sin que el técnico se decidiera a cambiar el arriesgado esquema defensivo- ingresó para terminar de poner las cosas en su lugar.


foto1

A partir de ahí, y hasta el final del partido, fue casi un monólogo del Verde. Antes de que termine el primer tiempo Giménez fusilo a Lobo, que se hizo cuan grande pudo, la pelota le dio en el antebrazo y picó cruzando frente al arco sin que nadie llegue a empujarla (foto 41’).

Apenas comenzado el segundo tiempo, Ávalos sacó un remate con destino de gol, pero la comba hacia afuera hizo que el balón pasara a milímetros del ángulo derecho (48’).

A los 53’ Nicolás Páez encaro de la izquierda al centro y sacó un remate de derecha casi perfecto, de no ser porque el travesaño devolvió el balón.

A los 61’, tras un centro rasante de Monacci, Brítez casi termina dentro de su arco con pelota y todo.


foto1
foto1

A los 64’ Nicolás Colombini cabeceó casi desde el piso y la pelota se fue al lado del palo más lejano sin que lleguen Lobo ni Monacci.

A los 71’ se produjo el tan esperado debut de Esteban Colombini. El “Toto”, el tercero de los hijos del actual presidente de Compañía, y sexto de la dinastía que comenzó su abuelo José, que se calza la Verde oficialmente, entró tratando de mostrar su atrevimiento pero, los nervios lógicos del debut, la ansiedad por querer cambiar el resultado y una exagerada expectativa de los hinchas -y no es porque le falten condiciones- solo le permitieron tener una actuación aceptable.

A los 81’, en una de las muy pocas veces que Valacco pisó el área de enfrente, Mateos tomó de la camiseta a Brian Simaldone -su ingreso oxigenó al equipo y hasta provocó alguna intervención de Ripoll- sin que Viglietti lo advirtiera, ¿o fue porque no merecía el visitante, con algunos jugadores extenuados, que le otorgaran un tiro penal?

A los 84’ Nicolás Colombini la bajó para Mateos que no llegó a cabecear por muy poco y a los 88’ “Nico”, por primera vez en el partido, dispuso de una situación de cara al arquero pero, cuando ya había elegido el destino del balón, Brítez llegó a trabarlo; la pelota cambió de dirección, pero pareció que no de destino hasta que se fue increíblemente afuera.


foto1

No fueron las únicas situaciones que tuvo Compañía, aunque sí las más propicias. En otro partido hubiesen alcanzado para ganar, y hasta holgadamente pero, visto como comenzó la historia, el final pudo haber sido peor.


foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1

“El partido se complicó mucho. Si bien cuando encontramos el gol de Ivo parecía que, con un jugador más, se iba a simplificar todo y encontrar espacios, las expulsiones de “Lalo” (Sequeira) y de “Titu” (Luna) nos afectaron todo el esquema y arrancamos el segundo tiempo prácticamente defendiendo el cero en nuestro arco.

Ellos se venían y encontramos espacios en algunas oportunidades… Por suerte llegó el gol de Tobías que tranquilizó un poco, pero faltaba un gol más para cerrar el partido y por suerte apareció en el final. Son tres puntos importantes para arrancar el campeonato.

En lo personal me sentí bien. Sé que tengo que mejorar muchas cosas, pero recién empieza y espero que sea un año de evolución de todos. Creo que tenemos un muy buen equipo, con jugadores importantes para pelear arriba.” (Esteban Mangieri)


foto1 foto1
foto1 foto1
foto1
foto1

“Fue un partido parejo, dónde nos tocó arrancar perdiendo. Con el correr de los minutos nos acomodamos y supimos encontrar los caminos para terminar llevándonos los tres puntos.

En cuanto a lo personal es la primera vez que marco 4 goles. En su mayoría fueron jugadas colectivas que me tocaron terminar. Sirve para tener confianza y seguir mejorando de cara a lo que viene.

Primero tenemos que conseguir buenos resultados en las fechas que quedan del Federal y después enfocarnos en el torneo local. Sabemos que da una plaza para el Federal del año que viene y que estamos en un club grande, donde siempre hay que pelear arriba.” (Patricio Howlin)


foto1
foto1
foto1 foto1 foto1 foto1
foto1
foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1 foto1 foto1
foto1 foto1 foto1

DEBUTANTES

El DEPORTIVO SALTO debutó oficialmente en la categoría mayor. El último nuevo había sido El Fortín de Salto en 2003.

En Primera: Esteban COLOMBINI (17), Axel LUNA (16), Agustín LAZATTI (Ya lo había hecho en el Torneo de la Federación Norte)

EN COMPAÑÍA: Leonardo ARRIETA (llegó a los 300 partidos por torneos locales) y Alejandro Ávalos.

EN VALACCO: Sebastián LOBO, Ariel BRÍTEZ, Juan Andrés BARTOLINO, Fausto SOLDEVILA, Lucas VERAGUA, Damián BENGOCHEA, Matías KLESKOVICH, Brian SIMALDONE (5º club) y la dupla ETCHETO-CONCILIO.

EN CUSA: Claudio ALESSANDRO, Nicolás NAVARRINE y Juan Manuel NUÑEZ.

EN ALUMNI: Emanuel AGUIRRE, Emanuel PUCHETA, Federico SOSA, Jonathan SOTELO, Braian DELGADO, Axel OCHOA, Jonathan FERREYRA, Joaquín DURÁN y Héctor AGUIRRE (DT)

EN SPORTS: Marcelo MONTIEL, Agustín AQUILOZI, Patricio HOWLIN, Diego PERALTA y Santiago INCHAUSPE (ya lo habían hecho en el T.F.R.A.)

EN DEFENSORES: Alejo DE MARTINO, Gastón GAMBOA (ya lo habían hecho en el T.F.R.A.) y Manuel CAPALDI.

EN VILLA ITALIA: Gonzalo RUBIO, Denis AGUILAR y Joel GONZÁLEZ.


GOLEADORES

1er Gol: Enzo ZAPATA, Manuel VILLEGAS, Nicolás ROSELLO, Joaquín DURÁN (x 2) y Patricio HOWLIN (x 4)

2º Gol: Tobías AGUILAR

4º Gol: Alejandro Yair SANTANA e Ivo BARKIGJIJE

6º Gol: Agustín SIMALDONE y Axel OCHOA

7º Gol: Kevin GEDDA (en 17 partidos, 9 como titular)

19º Gol: Joel GONZÁLEZ. Hacía 14 años que un jugador visitante no marcaba 3 goles en el “Carlos Testa” (2005: Claudio Altamirano, jugando para Argentino de Rojas)

27º Gol: Leonel CABRERA (en 67 partidos. 6º en Valacco)

31º Gol: Carlos MONACCI

32º Gol: Franco MISERDA

38º Gol: Matías JOFRÉ. Máximo goleador histórico de Cusa.


EXPULSADOS

1ª Roja: Aziz KAMGA y Axel LUNA

8ª Roja: Claudio SEQUEIRA (en su partido 150º)


DUPLAS

Desde 1984 (y por primera vez en la historia) que en un torneo no había dos duplas técnicas. Aquella vez fuero: Norberto Mancinello y Néstor Mangini (Sports); Orlando Marchese y Juan Carlos Vincello (Defensores)


PRIMERA FECHA

Defensores acumula 15 inicios de campeonato sin derrotas (13 victorias) y Cusa cortó una racha de 4 derrotas (justamente ante Defensores)



publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral de-luca-publi publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-hortal publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral cafecito publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral publi-lateral